Metrorragia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Menorragia»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Menorragia
FemOS.png
Esquema del aparato reproductor femenino.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 N92.1, N92.4
CIE-9 626.6
DiseasesDB 6847
MedlinePlus 007496
PubMed Buscar en Medline mediante PubMed (en inglés)
MeSH D008796
Sinónimos
Menstruación irregular. Menorragia. Polimenorrea. Períodos menstruales profusos, prolongados e irregulares.
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

El término metrorragia (del gr. μήτρα metra, ‘matriz’) designa cualquier hemorragia vaginal, procedente del útero, no asociada al ciclo menstrual por su ritmo o por la cantidad de flujo. Las causas de esta anomalía son, por lo general, locales, es decir, del útero o de la pelvis. Sus causas lejanas pueden relacionarse con las glándulas de secreción interna o con el estado general de salud.

El tipo más común de sangrado anormal uterino es la menorragia. Ésta se produce cuando la menstruación se extiende más allá del límite de los siete días o bien implica una pérdida de sangre mayor a 80 ml. En la práctica, esta pérdida no suele cuantificarse, por lo que sólo se tiene en cuenta en aquellas mujeres en que llega a interferir con su vida normal. Además de estos, otros síntomas son la fatiga o falta de aire, que implicaría anemia y la pérdida de sangre que contenga coágulos grandes.

Las alteraciones en los ciclos menstruales son frecuentes en los dos años que siguen a la primera menstruación y en los tres años anteriores a la menopausia. Aun así siempre hay que consultar al ginecólogo en caso de que estas irregularidades respondan a los síntomas mencionados.

Causas más frecuentes[editar]

La menorragia es causada por alteraciones orgánicas y por trastornos endocrinológicos y afecta aproximadamente al 15-20 % de las mujeres en algún momento de su vida.

Entre las causas locales, es común la presencia de tumor fibroide (fibroma). Le siguen en frecuencia el cáncer y la erosión o ulceración en algún punto del sistema reproductivo.

Si las causas son extrauterinas, suelen localizarse en las trompas de Falopio, presentándose en forma de inflamación aguda o crónica. También puede consistir en la infección de un quiste ovárico. Una fiebre alta debida a alguna enfermedad (como por ejemplo, la gripe), puede dar lugar a hemorragias repentinas fuera de fecha.

Algunas condiciones relacionadas[editar]

Lo fundamental es una investigación exhaustiva a fin de encontrar la causa, ya que la metrorragia debe considerarse síntoma grave mientras no se demuestre lo contrario. Puede ser síntoma de una serie de problemas médicos y ginecológicos.

  1. Trastornos orgánico-hormonales diversos (anovulación; problemas funcionales de la hipófisis y de la glándula tiroides; cambios hormonales asociados a la menopausia; etcétera).
  2. Enfermedades médicas crónicas; medicamentos anticoagulantes o antiinflamatorios.
  3. Enfermedades renales o de hígado; Alteraciones sanguíneas.
  4. Enfermedad pélvica inflamatoria.
  5. Quistes de ovario orgánicos o funcionales.
  6. Mioma uterino.
  7. Lesiones del cérvix; cáncer de cuello uterino.
  8. Lesiones en el endometrio; endometriosis.
  9. Embarazo extrauterino; aborto espontáneo.
  10. Lesión vaginal debido a un trauma o abuso sexual.
  11. Complicaciones asociadas con el uso del DIU.

Exámenes diagnósticos[editar]

Algunas pruebas comúnmente indicadas para dilucidar las causas de la metrorragia son las siguientes.

  1. Prueba de Papanicolaou
  2. Colposcopia
  3. Biopsia endometrial
  4. Ecografía

Véase también[editar]

Referencias[editar]