Memoria de solo lectura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Memoria ROM»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Celda de ROM.

La memoria de sólo lectura, conocida también como ROM (acrónimo en inglés de read-only memory), es un medio de almacenamiento utilizado en ordenadores y dispositivos electrónicos, que permite solo la lectura de la información y no su escritura, independientemente de la presencia o no de una fuente de energía.

Los datos almacenados en la ROM no se pueden modificar, o al menos no de manera rápida o fácil. Se utiliza principalmente en su sentido más estricto, se refiere solo a máscara ROM -en inglés, MROM- (el más antiguo tipo de estado sólido ROM), que se fabrica con los datos almacenados de forma permanente y, por lo tanto, su contenido no puede ser modificado de ninguna forma. Sin embargo, las ROM más modernas, como EPROM y Flash EEPROM, efectivamente se pueden borrar y volver a programar varias veces, aun siendo descritos como "memoria de sólo lectura" (ROM). La razón de que se las continúe llamando así es que el proceso de reprogramación en general es poco frecuente, relativamente lento y, a menudo, no se permite la escritura en lugares aleatorios de la memoria. A pesar de la simplicidad de la ROM, los dispositivos reprogramables son más flexibles y económicos, por lo cual las antiguas máscaras ROM no se suelen encontrar en hardware producido a partir de 2007.

Historia[editar]

La primera EPROM, Intel 1702.
PROM D23128C en la plaqueta de una Sinclair ZX Spectrum.

La memoria flash, inventada por Toshiba a mediados de los 80, y comercializada a principio de los 90s, es un tipo de EEPROM que hace un uso muy eficiente del chip y puede ser borrada y reprogramada muchas veces sin daño. Los diseñadores rompieron explícitamente con las prácticas del pasado, afirmando que enfocaba "ser un reemplazo de los discos duros", más que tener el tradicional uso de la ROM como una forma de almacenamiento primario no volátil. En 2007, NAND ha avanzado bastante en su meta, ofreciendo un rendimiento comparable al de los discos duros, una mejor tolerancia a los golpes, una miniaturización extrema (como por ejemplo memorias USB y tarjetas de memoria MicroSD), y un consumo de potencia mucho más bajo.

Uso para almacenamiento de software[editar]

Los ordenadores domésticos a comienzos de los años 1980 venían con todo su sistema operativo en ROM y solían arrancar en el prompt de un intérprete BASIC. No había otra alternativa razonable ya que las unidades de disco eran por entonces demasiado costosas. Incluso el IBM PC traía un BASIC en ROM que se cargaba cuando no se introducía un disquete de arranque. En caso de hacerlo el IBM PC DOS tenía una versión ampliada de ese BASIC (llamado BASICA) ya con soporte de unidades de disco. Por ello los equipos solían montar el chip ROM sobre un zócalo para no tener que recurrir a desoldarlo. Los que consideraban la posibilidad de actualización (no necesariamente por el público) equipaban una EPROM para agilizar el proceso. Precisamente para evitar estas actualizaciones las videoconsolas tenían todos sus chips ROM directamente soldados en placa.

De hecho, una razón de que se utilice la memoria ROM para almacenar programas y datos es la velocidad, ya que los discos siguen siendo más lentos incluso hoy. Y lo que es aún más importante, no se puede leer un programa que es necesario para operar con un disco desde el propio disco. Por eso se ha utilizado para almacenar pequeños programas de arranque desde disquete, una BIOS, o incluso la totalidad del sistema operativo como en los Atari ST, cargando extensiones desde disquete.

La evolución causada por el compatible IBM PC hizo que precisamente el primer componente en que se sustituye la ROM/EPROM por una memoria flash sea el chip de BIOS para permitir las actualizaciones de su Firmware. Y lo segundo fuer la pequeña memoria estática o baterizada donde se almacenaban los parámetros de arranque (como las preferencias establecidas en la BIOS).

Actualmente los sistemas operativos en general ya no van en ROM. Las actuales PDAs, tabletas y smartphones se refieren a lo que es su sistema operativo como ROM, pero en realidad (exepto en los primeros equipos) es parte de la memoria flash que se deja reservada por dicho sistema para que el usuario no pueda acceder a ella excepto en procesos especiales de actualización (que si fallan pueden acabar con un pisapapeles caro).

La otra gran aplicación de la ROM/EPROM para almacenar videojuegos tuvo su último episodio con dos videoconsolas de Nintendo: la Nintendo 64 y la Game Boy Advance fueron las últimas en montar el videojuego en todo o parte en un chip ROM dentro de un cartucho. Los usuario de la Nintendo DS siguen refiriéndose a sus juegos como cartuchos ROM pero son en realidad un tipo especial de tarjetas de memoria flash. Todas las consolas de sobremesa usan soportes ópticos o incluso descargas de Internet a sus discos duros.

Uso para almacenamiento de datos[editar]

Como la ROM no puede ser modificada (al menos en la antigua versión de máscara), solo resulta apropiada para almacenar datos que no necesiten ser modificados durante la vida de este dispositivo. Con este fin, la ROM se ha utilizado en muchos ordenadores para guardar tablas de consulta, utilizadas para la evaluación de funciones matemáticas y lógicas. Esto era especialmente eficiente cuando la CPU era lenta y la ROM era barata en comparación con la RAM.

Contenido en un PC[editar]

Dentro de la memoria ROM se encuentran tres pequeños programas: el BIOS, el SETUP y el POST. El BIOS (Basic Input Output System o Sistema Básico de Entradas y Salidas) es un programa de sólo lectura cuya función principal es actuar como intermediario entre los recursos del Hardware y Software. La función del POST es realizar una prueba inicial del Hardware crítico del sistema. Cuando se presiona el botón de encendido de un PC, el primer proceso que se lleva a cabo es el POST. Si todo funciona correctamente, el sistema sigue su proceso habitual que culmina con la carga del sistema operativo. Si por el contrario, algunos de los dispositivos críticos no pasa la prueba POST, el sistema se detiene en esa instancia e informa a través de un unos mensajes sonoros cuál es el error, el BIOS tiene un sistemas de pitidos (beeps) para avisar al usuario que tipo de problema hay. El SETUP es una porción de software que a diferencia de sus compañeros, podemos entrar en su configuración y realizar cambios en sus parámetros con la intención de optimizar el funcionamiento del hardware. El menú principal del SETUP está dividido en secciones, en las que se agrupan las opciones de acuerdo con los componentes que se pueden modificar.

Velocidad[editar]

Velocidad de lectura[editar]

Aunque la relación relativa entre las velocidades de las memorias RAM y ROM ha ido variando con el tiempo, desde el año 2007 la RAM es más rápida para la lectura que la mayoría de las ROM, razón por la cual el contenido ROM se suele traspasar normalmente a la memoria RAM, desde donde es leída cuando se utiliza.

Velocidad de escritura[editar]

Para los tipos de ROM que puedan ser modificados eléctricamente, la velocidad de escritura siempre es mucho más lenta que la velocidad de lectura, pudiendo requerir voltaje excepcionalmente alto, movimiento de jumpers para habilitar el modo de escritura, y comandos especiales de desbloqueo. Las memorias Flash NAND logran la más alta velocidad de escritura entre todos los tipos de memoria ROM reprogramable, escribiendo grandes bloques de celdas de memoria simultáneamente, y llegando a 15 MB/s. La RAM tiene una capacidad máxima de 128 MB UCV.

Véase también[editar]