Medicina prepaga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La medicina prepaga forma parte del Sistema Sanitario y de Salud Pública en numerosos países.

Se basa en contribuciones voluntarias que están determinadas por quienes tienen los recursos para pagar un Plan Privado de Salud, de acuerdo a sus propias expectativas. Debido a que cada familia determina cuánto quiere gastar y que nivel de cobertura requiere, este sistema es llamado Medicina Prepagada o por Prepago.

Características de la Medicina Prepagada[editar]

[1]

  • La Medicina Prepaga no está basada en los principios de solidaridad. Por el contrario, el fundamento es que cada uno recibe en proporción a los aportes realizados. El que paga mensualmente US$480 y el que cotiza sólo US$18 tienen derecho a sistemas radicalmente opuestos en términos de cubrimiento y calidad.
  • La Medicina Prepaga no funciona desde el punto de vista legal como un sistema de seguridad social, sino como un contrato de aseguramiento. En este sentido, los usuarios determinan los grados de cobertura y los tipos de beneficios para el afiliado individual o para el afiliado y su grupo familiar.
  • Según Titelman, los beneficios ofrecidos varían según la cotización y el riesgo médico del asegurado. En este aspecto se presenta la mayor cantidad de polémicas, sostiene Santiago Murgueitio de Ciudadela Salud en Colombia, un proyecto avalado por el Banco Mundial que los convertirá en la única entidad Nivel 4 de América Latina. Según el experto, el sistema es complejo, en la medida en que para realizar el contrato se hace una evaluación de la historia médica del paciente, con el fin de establecer si padece de alguna(s) enfermedad(es) que haga(n) inviable o más costosa la afiliación.
  • Las Empresas de Medicina Prepagada funcionan de dos maneras diferentes. O bien, tienen contratos con la mayor cantidad -o totalidad- de Clínicas y Centros Hospitalarios (Estilo las Health Maintenance Organizations HMO en Estados Unidos) o funcionan con una red propia de entidades prestadoras de servios.
  • Los honorarios y costos del servicio sanitario corren por cuenta del contratista, siendo de esta forma, un servicio generalmente restringido a las clases económicamente solventes.

La Medicina Prepaga en América Latina[editar]

[2]

La Medicina Prepagada como política gubernamental está relacionada en América Latina con el surgimiento de la reforma liberal y de mercado de finales de los años ochenta. A pesar de ello, algunos países como Chile, iniciaron el proceso al empezar la década de los años ochenta (1981), pues su sistema político estaba asociado tempranamente a las ideas neoliberales que posteriormente se convirtieron en el eje ideológico de la región.

En términos generales, el análisis de la política de salud había determinado que existían bajos niveles de eficiencia y eficacia en la asignación de recursos. En otras palabras, que incrementar el gasto público en salud -recomendación histórica de los expertos en el tema- no se traducía en un aumento de la calidad de los servicios prestados, pues el sistema no estaba atado a la realidad, de manera que se privilegiaban los "free riders", es decir, polizones que no aportaban al sistema, pero buscaban recibir todos los beneficios.

El sistema de mercado, por el contrario, fue concebido como un esquema en el que el libre juego de la oferta y la demanda debería presionar a los oferentes de servicios de salud a incrementar la calidad y la eficiencia, al tiempo que le permiten a los ciudadanos elegir qué tipo de cobertura quieren.

Financiamiento[editar]

Hay cinco modos de financiar la medicina en general:[3] [4]

  1. directo o pago contado
  2. impuestos
  3. seguro de salud
  4. seguro voluntario o privado de salud
  5. donación o seguro colectivo de salud

Modelos de sistemas de salud[editar]

Estrictamente, la gestión por empresa privada es una situación minoritaria en muchos países. Donde existe, es usualmente para poblaciones con baja tasa de pobreza. EE.UU. tiene una medicina prepaga con servicio público residual.

Los otros modelos de la medicina social son:

  • Hospital público y periféricos: donde los ciudadanos son protegidos por el Estado.
  • Obra social, donde los trabajadores y sus familias cuentan con protección médica, con aportes del salario y patronales.

Fuentes[editar]

  • Hanratty, M y Gruber, N. 1995. Journal de negocios y estadísticas económicas, 13 (2): 163-173 y American Economic Review, 1996, 86 (1): 276-284.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]