Maud Wagner

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Maud Wagner
Maud Stevens Wagner.jpeg
Información personal
Nacimiento Febrero de 1877 Ver y modificar los datos en Wikidata
Condado de Lyon (Estados Unidos) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 30 de enero de 1961 Ver y modificar los datos en Wikidata
Lawton (Estados Unidos) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense
Familia
Padre David Van Buran Stevens Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Tatuadora, volatinero y contorsionista Ver y modificar los datos en Wikidata

Maud Stevens Wagner (1877-1961) fue artista de circo y la primera mujer tatuadora profesional estadounidense.

Biografía[editar]

Nació en 1877 en el Condado de Lyon, Kansas, hija de David Van Buran Stevens y Sarah Jane McGee. Fue trapecista y contorsionista, y trabajó en muchos circos itinerantes. De viaje con uno de ellos, en la Exposición Universal de San Luis de 1904 conoció a Gus Wagner, un comerciante marino que había viajado por el mundo y había vuelto a los Estados Unidos cubierto con más de 300 tatuajes.[1]​ Para ese momento, él también trabajaba en circos itinerantes, en donde sorprendía a la gente con su elaborado arte a tinta que, decía, había aprendido de tribus de Java y Borneo. Él la invitó a una cita y ella aceptó con una condición: que la iniciara en el arte del tatuaje.[1]​ Se casaron algunos años después y tuvieron una hija llamada Lotteva, quien con el tiempo también se convertiría en tatuadora. Había comenzado a practicar bajo supervisión de sus padres a los nueve años.[2]

Obra y legado[editar]

Maud aprendió de Gus la técnica de tatuaje tradicional conocida como hand poked o stick and poke,[3]​ y se convirtió en una talentosa artista y la primera mujer tatuadora profesional conocida. Ambos eran de los pocos tatuadores que trabajaban a mano, es decir, sin ayuda de la máquina para tatuar moderna, que ya existía para ese momento. Con esa técnica se lograban diseños muy detallados, pero exigía bastante trabajo dado que los tatuajes se realizaban de manera manual con un palillo o aguja que se mojaba en tinta.[2]

La pareja se tatuaba mutuamente; él le dibujó animales míticos y salvajes, plantas exóticas, mujeres indígenas e incluso el nombre de ella.[3]​ Lamentablemente no existen registros de los diseños de Maud, pero sí sobrevivieron dibujos de su esposo. En una época en donde los tatuajes no eran bien vistos porque se los consideraba arte salvaje o propio de clases bajas, Maud rompió los prejuicios de un ámbito dominado por hombres y adoptó esa forma de arte,[2][3]​ y junto a su esposo lo difundió por todo el país. 

Después de abandonar el circo, Maud y Gus siguieron viajando en forma independiente por Estados Unidos. Se presentaban en ferias, salas de juego o teatros de vodevil como tatuadores profesionales y atracciones en sí mismos.[1][4]​ Maud murió el 30 de enero de 1961 en Lawton, Oklahoma.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c «La primera tatuadora de la historia». Revista online Algarabía. 17 de marzo de 2017. Consultado el 30 de marzo de 2017. 
  2. a b c «Maud Wagner, la primera dama del tatuaje». Madrid es noticia. 30 de abril de 2015. Consultado el 30 de marzo de 2017. 
  3. a b c «La inspiradora historia de Maud Wagner, la primera mujer tatuadora de EEUU». Revista online Playground. 10 de junio de 2016. Consultado el 30 de marzo de 2017. 
  4. «Maud Wagner: la primera mujer tatuadora». Dolor dulce dolor. 2 de noviembre de 2016. Consultado el 30 de marzo de 2017.