Matías Palau Ferré

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Matías Palau Ferré
Palauferre.jpg
Información personal
Nacimiento 24 de agosto de 1921 Ver y modificar los datos en Wikidata
Montblanc (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1 de enero de 2000 Ver y modificar los datos en Wikidata (78 años)
Montblanc (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española
Información profesional
Ocupación Pintor, escultor y ceramista Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimiento Cubismo Ver y modificar los datos en Wikidata

Matías Palau Ferré (1921–2000) fue un pintor, escultor y ceramista nacido en Montblanch, provincia de Tarragona, Comunidad Autónoma de Cataluña, España. Es conocido como el pintor que quemaba sus cuadros.[1]

Biografía[editar]

Cursó estudios en la Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jorge, Barcelona y se trasladó a París en 1957 donde fue uno de los discípulos de Pablo Picasso.

Museo de Arte Palau Ferré de Montblanc

Empezó con algunas obras de inspiración cubista en lienzos al óleo. Con el paso de los años también hizo cerámica y esculturas.

Después de llegar a la fama en España realizó exposiciones en varios países extranjeros, incluyendo Francia, el Reino Unido y los EE. UU.. Sus obras más importantes son Mujer y luna, Montblanch y Guer-Blanc.

Palau Ferré alcanzó notoriedad debido a sus cambios repentinos de humor que le llevaron a quemar sus lienzos al óleo en 1974 después de una querella que tuvo con un galerista. Como protesta contra lo que el definía como "prostitución del arte", siguió quemando de manera sistemática todas las obras al óleo suyas que se pusieron a su alcance durante un periodo de unos veinte años. Normalmente esparcía las cenizas de sus cuadros ceremonialmente en el río Francolí de su tierra natal, pero algunas de las cenizas de sus lienzos fueron guardadas y pasaron a formar parte de una exposición artística en Pensilvania, EE. UU.[1]​ Su prolongada protesta le llevó a dejar de pintar lienzos al óleo y a prohibir que los pocos que sobrevivieron fueran expuestos hasta 1989. En su última fase artística pintó solamente en tinta china sobre papel grueso siguiendo una técnica de su propia invención. Siempre firmaba sus obras con sus dos apellidos "Palau Ferré".

Palau Ferré falleció el 1 de enero de 2000 en Montblanch y el ayuntamiento de esa villa puso su nombre a una calle ese mismo año. Meses después se inauguró el Museo de Arte Palau Ferré en el que se exponen algunas de sus obras, incluyendo algunos raros lienzos que se salvaron de la quema.[2]

Referencias[editar]

  1. a b Fallece a los 78 años Maties Palau Ferré, el pintor que quemaba sus cuadros
  2. AADD. Museus i Centres de Patrimoni Cultural a Catalunya. Barcelona: Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, 2010, p. 83. ISBN 84-393-5437-1

Enlaces externos[editar]