Tinta china

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Dibujo hecho con tinta china.

La tinta china es una tinta usada principalmente en caligrafía china, japonesa y caligrafía coreana , en la que se usa más frecuentemente el sumi-e (墨絵 sumi e?). Posteriormente llegó a Japón durante el siglo XIV en la era Muromachi y se empleó para realizar pinturas monocromáticas en tinta, las cuales poseían una profunda influencia de la cultura china y que fue propagada por los monjes zen, precursores de la técnica del sumi-e.

Preparación[editar]

La tinta china es el polvo u hollín que se recoge de los humos producidos por la combustión de materias resinosas, denominado negro de humo, disuelto en agua. No necesita aglutinante, ya que las moléculas de carbono se encuentran en suspensión coloidal y, al secarse, forman una capa resistente al agua. Se le puede añadir un aglutinante como la gelatina o, más frecuentemente, la goma laca con el fin de aumentar su durabilidad tras el secado. Al añadirse un aglutinante, la tinta resultante puede ser resistente al agua o no.

Una barra de sumi, el suzuri y el fude

La tinta líquida antiguamente solía ser usada a partir de barras sólidas. Las barras, pastillas rectangulares, circulares o con forma de canoa, eran frotadas por una piedra rugosa especialmente diseñada para tal efecto llamada en japonés suzuri ( suzuri?). Estas piedras, de diversas formas y aspectos, tienen todas en común que están compuestas de un material rugoso y constan de una cavidad para la tinta. Generalmente, las piedras de origen chino tienen forma cóncava con la parte central más baja, y las japonesas suelen ser mayormente planas con uno de los extremos hacia abajo.

Sobre estas piedras se vierte un poco de agua y sobre éstas se muele la pastilla, deshaciendo poco a poco la tinta, que va mezclándose con el agua que se acumula en la cavidad de la piedra. Este proceso puede continuarse hasta que la tinta adquiera la densidad requerida para su uso, por lo que generalmente suele durar unos minutos.

La tinta líquida ya preparada se seca con facilidad, y es conveniente no dejar que se seque sobre dicha piedra o sobre el pincel.

Actualmente es habitual el uso de frascos de tinta china ya preparada, muy densa, que puede usarse directamente o disolver con un poco de agua.Como buenos aficionados a las artes gráficas, no podía faltar la técnica de dibujar con tinta. El uso de la tinta ya empezó con Egipto y China hace más de 4000 años, y aun hoy en día lo utilizamos para hacer sketches urbanos. ¿Su secreto? La simplicidad y profundidad de su resultado. Hoy abordamos los tipos de tinta y principales instrumentos para dibujar con tinta. Y qué mejor para inspirarnos, que ver ejemplos ilustrados.

dibujo con tinta paris

Tipos de tinta La tinta más conocida es la tinta china – también llamada tinta indeleble. Esta se caracteriza por un color negro intenso sobre el papel, dejando un acabado brillante. También se puede mezclar con agua para conseguir diferentes tonos y grises, sin emborronar el dibujo. Tiene una gran resistencia, por lo que es una tinta permanente ideal para exponer nuestras obras, con un secado rápido. No se recomienda utilizarla con plumas estilográficas, porque el sistema de carga del plumín podría obstruirse.

También tenemos las tintas solubles en agua. Por un lado, existen las tintas colorantes, que como muy bien indica el nombre, hay una amplia gama de colores. Por el contrario, no son resistentes a la luz y demasiada exposición podría estropear la tinta. Las tintas pigmentadas sí que son resistentes a la luz y son más indicadas cuando se va a exponer una obra. La ventaja de las tintas solubles en agua es que una vez seca, se puede reactivar con humedad. El complemento perfecto es la pluma estilográfica, la plumilla y el pincel.

dibujar con tinta ilustración

Sugar Mountain. Loui Jover – Técnica: pincel y tinta

Instrumentos para dibujar con tinta Como vimos en los mejores pinceles para acuarela, también hay varias opciones para dibujar con tinta: rotuladores, plumas, bolígrafos e incluso ramas (sí, de árbol). La principal diferencia entre ellos es la tinta. En el caso de los rotuladores y estilográficos, vienen cargados de tinta y en algunos casos son recargables. En estos, hay de punta fina que van desde 0,1 mm hasta 14 mm. Los más recomendables son los rotuladores con tinta permanente, llamado tinta Archival (tinta a base de pigmento). Así asegurarás que la tinta perdure en tus obras. También hay algunos que llevan tinta indeleble, como hemos comentado anteriormente.

ilustración tinta Rue de Montfort, Rennes. Caroline Didou – Técnica: rotuladores permanente azul, negro y gris

En el caso de las plumillas o plumas estilográficas, te duraran siempre, al no son desechables. Existen de varios gruesos, y como ventaja, las estilográficas con plumines de ángulo recto, producen varios tipos de línea en un mismo trazo. Además, depende de la presión con la mano, conseguimos diferente grosor. Dicen los más puristas, no hay nada como la pluma estilográfica para dibujar con tinta.

Por último, también se pueden utilizar plumas de bambú y ramas. En el caso de las dos últimas, necesitamos un bote de tinte para empezar a dibujar. Se pueden conseguir trazos muy artísticos y expresivos, muy recomendable para simular esa estética japonesa tan maravillosa.

No nos podemos olvidar las posibilidades de los pinceles para dibujar con tinta. Simplemente mojando el pincel en tinta y jugando con agua, podemos conseguir atmósferas, colores diluidos y aguadas, que pueden complementar nuestros dibujos.

tinta china acuarelasMercado Matutino de Chowrasta, Ch’ng Kiah Kiean – Técnica: ramas secas, tinta china y acuarela

Nuestra recomendación es probar cuantos más instrumentos mejor para ver sus aplicaciones. Y como siempre, depende del trabajo que queramos realizar, nos podemos decantar más por uno o por otro.

Esperamos que os haya entrado el gusanito de dibujar con tinta después de ver estas fantásticas ilustraciones. Os animamos a que nos expliquéis vuestra experiencia. ¡Gracias por vuestros comentarios!


By Labois|septiembre 21st, 2017|Pintura|0 Comments Share This Story, Choose Your Platform! Related Posts


La naturaleza compositiva de la tinta china es bastante estable químicamente, aunque es frecuente que las obras realizadas con dicha técnica sean susceptibles al desprendimiento de partículas de carbón con el roce. Se debe mencionar que la tinta china no empalidece o desaparece con la exposición prolongada a la luz como hacen las tintas occidentales.