Marquesado de Algecilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El marquesado de Algecilla es un título de la Corona de Castilla, concedido por primera vez en 1445 a Diego Hurtado de Mendoza y de la Cerda, que ostentaba también los títulos de conde de Melito y principe de Melito, duque de Francavilla, conde de Aliano, Grande de Castilla, Gran Justicia del Reino de Nápoles, virrey de Aragón, gobernador de Cataluña, virrey de Valencia, consejero de Estado y Guerra y presidente del Consejo de Italia.

En 1887[1]​ fue rehabilitado en favor de Fernando de Arteaga y Silva, marqués de Guadalest.

Actualmente y desde 1954[2]​ lo ostenta Roberto Sánchez de Ocaña y Arteaga, Marqués de la Habana y Marqués de Guadalest.

Solicitado por su hijo Roberto Luís Sánchez de Ocaña Chamorro.

Otros títulos dentro de la familia Sánchez-Ocaña Conde de Sánchez-Ocaña.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Real Orden del Ministerio de Gracia y Justicia. Gaceta de Madrid nº5, de 5 de enero de 1887
  2. Orden de 10 de abril de 1954 del Ministerio de Justicia. Boletín Oficial del Estado, nº 109 de 19 de abril de 1954.