María Josefa Ezcurra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
María Josefa
Maria josefa excurra.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento María Josefa Ezcurra
Nacimiento 26 de noviembre de 1785
Bandera de Argentina Buenos Aires
Fallecimiento 6 de septiembre de 1856, 70 años
Bandera de Argentina Buenos Aires
Nacionalidad argentina
Familia
Padres Teodora de Arguibel
Juan Ignacio Ezcurra
Cónyuge Juan Esteban Ezcurra
Hijos Pedro Pablo

María Josefa Ezcurra, nacida en la ciudad de Buenos Aires el 26 de noviembre de 1785 y fallecida en la misma ciudad el 6 de septiembre de 1856, es conocida por haber sido una amante secreta de Manuel Belgrano con quien tuvo un hijo que no reconocieron y fue criado por Juan Manuel de Rosas.

Trayectoria[editar]

Altos de Ezcurra, residencia de María Josefa Ezcurra, construida hacia 1830.

Sus padres fueron Teodora de Arguibel y Juan Ignacio Ezcurra. Fue hermana de Encarnación Ezcurra (esposa de Juan Manuel y además participaba en el federalismo) y se casó con Juan Esteban Ezcurra, un primo llegado de España, quien la abandonó después de la Revolución de Mayo porque regresó a su país natal donde falleció años más tarde, quedando Josefa como única heredera.

María Josefa acompañaba a su padre, al consulado dirigido por Belgrano y allí se enamoraron, cuando Manuel tenia 32 años y Josefa, 17.

En 1802 inició una relación amorosa con Manuel Belgrano cuando este llegó de España y lo acompañó en varias de sus campañas sin hacer caso a los mandatos sociales de la época.

Al año siguiente la muchacha contrajo matrimonio, según la voluntad de sus padres, que no era la suya, con un primo venido de Pamplona llamado Juan E. Ezcurra, que tras el triunfo de la de Mayo volvió a la Península.

María se sentía libre y Belgrano se hizo cargo del Ejército del Norte, decidió acompañarlo. En marzo de 1812 tomo la "mensajería de Tucumán", una diligencia que tardaba 30 días en llegar a la ciudad norteña. Cuando llegó a San Miguel de Tucumán, el general estaba en Jujuy y hacia allí fue la joven porteña. A fines de abril llego a San Salvador, donde pudo reencontrarse con su amado Manuel y acompañarlo en el frente de batalla.

Tuvieron en 1813 un hijo llamado Pedro al cual ninguno de los dos padres reconoció. Fue adoptado por Juan Manuel de Rosas y su esposa Encarnación Ezcurra y criado en una de las estancias del matrimonio. Recibió el nombre de Pedro Pablo Rosas y Belgrano.

En 1837, don Juan Manuel cumplió con su promesa de contarle a aquel hombre de 24 años, que ya era un nombrado juez de paz de Azul, su verdadero origen familiar.

María Josefa acompañó a Manuelita Rosas (hija de Juan Manuel) en actos y fiestas, y atendió a la gente del pueblo que tenía afinidad con el gobierno.

Vivió muchos años en una casa de la calle Alsina 455, que actualmente pertenece al museo de la Ciudad de Buenos Aires.

Homenajes[editar]

La novela María Josefa Ezcurra, el amor prohibido de Belgrano de la escritora Carmen Verlichak se inspira en la vida de esta mujer.

Referencia[editar]