Manos Limpias (Italia)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Se conoce como Manos Limpias (en italiano Mani pulite) a un proceso judicial italiano llevado a cabo por el fiscal Antonio Di Pietro en 1992. El proceso descubrió una extensa red de corrupción que implicaba a todos los principales grupos políticos del momento y a diversos grupos empresariales e industriales. El proceso causó gran conmoción en la opinión pública, conociéndose como la tangentopoli (tangente es soborno en italiano).

Este proceso se desarrolló en un contexto muy delicado de la política italiana, con una figura destacada que fue Bettino Craxi. Todo esto desembocó el 30 de abril de 1993 con gente que tiraba monedas y billetes.

La vida de Bettino Craxi[editar]

Bettino Craxi

Bettino Craxi fue un político italiano que nació el 24 de febrero de 1934 en Milán. Cuando tenía 17 años, ingresó en los jóvenes socialistas de su país y entró en el comité oficial en 1957. En 1968 se convirtió en diputado y vicepresidente del Partido Socialista Italiano en 1970. En 1976, gracias a un golpe con muchas fuerzas, se proclamó líder del partido.

El problema fue que el partido no estaba bien frente a la Democracia Cristiana (DC) y el Partido Comunista Italiano (PCI). Entonces, intentó abrir un espacio criticando a sus adversarios. También buscó a establecer un contacto muy importante con el pueblo y comunicar mucho para imponerse su política y la visión de su partido político en Italia.

En 1983 se convirtió en el Presidente del Consejo de Ministros en coalición y dirigió el gobierno más largo de la República Italiana, con 1.058 días.

Craxi fue un hombre que dividió. Algunas personas lo sostuvieron en su política y otras lo desaprobaron porque tuvo mucha autoridad, arrogancia y se ponía en contra del Partido Comunista. Por otra parte, para apoyar su partido, Craxi practicaba la corrupción y empeoraba el déficit económico y la deuda del país. Su gloria no iba a durar mucho tiempo.

Craxi no entendía las nuevas reivindicaciones del pueblo, que creía satisfechas. Además de eso, los jueces incrementaron todos las problemas de corrupción y los problemas que podía tener Craxi. La justicia le condenó a 27 años de prisión. Para evitarlo, Craxi abandonó su puesto de secretario nacional del PSI el 11 de febrero del año 1993 y se fue a Túnez en 1994, hasta su muerte en 2000.

El contexto político[editar]

La investigación "manos limpias" (conocida también con el término "tangentopoli"), dirigida inicialmente por la Procura de la República de Milán y posteriormente extendida en toda la península, se desarrollaba en un contexto político de corrupción, extorsión y financiación ilegal de los partidos políticos.

Estaban involucrados ministros, diputados, senadores, empresarios e incluso los ex presidentes del Consejo.

Las elecciones de 1992[editar]

Oscar Luigi Scalfaro

Las elecciones de abril 1992 se caracterizaron por el aumento de la abstención y la indiferencia de la población en frente a una política cerrada y que no había sabido renovarse a pesar de los cambios históricos trascendentales en esos años. La disminución del consenso invistió a casi todos los mayores partidos: en especial la Democracia Cristiana (DC) y los herederos del Partido Comunista disuelto: Partido Democrático de Izquierda (PDS) y el Partido de la Refundación Comunista (PCR) perdieron mucho éxito.

Giuliano Amato

Los verdaderos ganadores de la elección fueron dos partidos de reciente fundación: Liga Norte y La Red, el primero desarrollado en el norte de Italia y el segundo en el Sur.

El parlamento que se formó fue dirigido por el formato cuatripartito por la Democracia Cristiana (DC), el Partido Socialista Italiano (PSI), el Partido Socialista Democrático Italiano (PSDI) y el Partido Liberal Italiano (PLI). No obstante el gobierno conservaría la mayoría absoluta, la ola de arrestos y citaciones judiciales contra los diputados lo debilitó mucho.

En mayo del mismo año, en un ambiente de caos (en aquellos días fue asesinado el juez Giovanni Falcone) fue elegido Presidente de la República el democristiano Oscar Luigi Scalfaro. Giuliano Amato se convirtió en el nuevo presidente del Consejo.

Las elecciones de 1993[editar]

En las elecciones locales de diciembre de 1993 se confirmó la crisis de los partidos tradicionales: DC y PSI perdieron cada uno cerca de la mitad de los votos. Aprovechando el impulso de las crecientes protestas populares, el gobierno Amato se comprometió a instar a la dimisión de todos los miembros del parlamento implicados en una investigación policial. Inevitablemente la investigación alcanzó a muchos ministros, por lo que el Ejecutivo llegó a un porcentaje de renuncia sin precedentes.

En las nuevas elecciones de junio de 1993, el cuatripartito experimentó una caída pesada: la Democracia Cristiana perdió otra vez la mitad de los votos y el Partido Socialista prácticamente desapareció. Liga Norte se convirtió en la mayor fuerza política en el norte de Italia. La oposición de izquierda se acercó a la mayoría, pero aún carece de unidad y control.

El 5 de marzo, el gobierno aprobó una ley que se llama "el decreto Conso" por Giovanni Conso, el Ministro de Justicia quien propuse que se despenalizó la financiación ilegal de los partidos políticos. El decreto contenía una ley retroactiva y por lo tanto incluiría a los acusados de "manos limpias".

Tras la gran movilización de los medios de comunicación, Amato, el Presidente de la República, se negó por primera vez en la historia a firmar un decreto-ley.

El referéndum del 18 de abril los electores votaron a favor de la introducción del sistema electoral mayoritario. El gobierno de Amato renunció a gobernar el 21 de abril.

El Parlamento no logró formar un nuevo gobierno político: Scalfaro eligió encomendar la Presidencia del Consejo al gobernador del Banco de Italia, Carlo Azeglio Ciampi quien formó un gobierno provisional, el primero en la historia de Italia.

Las elecciones de 1994[editar]

En 1994, Silvio Berlusconi entró en política y al finales de marzo ganó las elecciones. Con el inicio de la nueva legislatura se acabó la inmunidad parlamentaria de Craxi, para quien se emitió una orden de arresto. Pero ya era demasiado tarde porque Craxi ya se encontraba en Hammamet (Túnez). El 21 de julio de 1995 Craxi se declaró oficialmente fugitivo.

1995 y 1996[editar]

El año 1995 es el año en que las acusaciones contra el juez Antonio Di Pietro tocan el pico. Entre finales de 1995 y principios de 1996, Di Pietro y los magistrados de la Fiscalía de Milán son absueltos de todos los cargos.

En 1996 fueron las nuevas elecciones parlamentarias: el ganador es la coalición de centro-izquierda L'Oliva. Romano Prodi es el nuevo presidente del Consejo y Di Pietro entra en su gobierno como ministro de Obras Públicas. Se retirará al cabo de unos meses, ya alcanzado por las nuevas acusaciones. Finalmente absuelto en 1997 se postuló para el Senado por el partido de centro-izquierda y fue elegido.

El proceso de las Manos Limpias[editar]

Antonio Di Pietro, en el centro, en una sesión parlamentaria.

El punto de partida de la lucha contra la corrupción política italiana tuvo lugar el 17 de febrero de 1992. Ese día el procurador de Milán Antonio Di Pietro obtuvo un orden de arresto para la detención de Mario Chiesa, miembro del PSI. Chiesa fue detenido en su despacho en el momento en que recibía un soborno de 7 millones de liras. El dinero provenía de las manos del empresario Luca Magni[1] quien, en complicidad con Di Pietro, había acudido a entregar la mitad del dinero que pretendía el dirigente del PSI por haber obtenido una concesión valuada en 140 millones de liras. [2]

Fue una noticia que tuvo mucho eco en los medios, por eso se puede considerar como el inicio de toda una serie de arrestos de hombres políticos corruptos. Frente a esta noticia, el líder del PSI, Bettino Craxi hizo declaraciones en las cuales negó toda existencia de una red de corrupción al nivel nacional como lo sospecha la justicia y lo denuncian los periódicos.

Pero durante el interrogatorio de Chiesa, éste confesó que la corrupción esta muy generalizada y desarrollada en el ámbito político. Además, estas investigaciones aparecieron en un momento muy importante porque en abril 1992, se desarrollaban las elecciones legislativas. Esta causa judicial se llamó "Tangentopoli" y en ella debieron declarar aproximadamente 4.000 empresarios y políticos de diversos partidos. [2]

El magistrado Di Pietro guardaba todas las investigaciones pendientes. Las elecciones fueron un caos para los grandes partidos. Un mes después tuvo lugar la elección presidencial donde fue elegido Oscar Luigi Scalfaro. Cuando tomó sus funciones indicó que rechazaba toda concesión respecto a los políticos sospechosos, dejando la justicia ejercer.

El juez Giovanni Falcone (especialista antimafia) fue asesinado el 23 de mayo de 1992 (realizado por la mafia para enfrenterse a la persecución). El 19 de julio ocurrió otro asesino de un magistrado antimafia, Paolo Borsellino.

En agosto de 1992, Craxi atacó a Di Pietro por vía del periódico de su partido político. El 12 de septiembre de 1992, un miembro del PSI (Sergio Moroni) se suicidó y dejó un escrito reconociéndose culpable de corrupción.

Hasta el final del año 1992 y principio del 1993, se desarrollaron otras tentativas para desestabilizar a los procuradores investigando pero con el apoyo de una gran parte de los ciudadanos italianos y de los medios de comunicación. Así, se llevaron a cabo otras detenciones y se puso a la luz una red muy extendida de corrupción.

El 30 de abril de 1993[editar]

Salida del Craxi del hotel San Raphaël

Bettino Craxi había sido perseguido por varias convocatorias de investigación por corrupción y financiación ilegal de su partido. El 29 de abril la Cámara de Diputados había negado la posibilidad de proceder en cuatro de las seis causas en las que Craxi estaba imputado. Esto llevó a que la cúpula del PSI se reuniera en el hotel San Raphaël, donde el líder del partido vivía desde los años setenta. Al festejo asistieron otros amigos como en entonces empresario Silvio Berlusconi.[3]

El día de 30 de abril se organizaron grandes manifestaciones, convocadas principalmente por los partidos de la oposición. Bettino Craxi salió del hotel San Raphaël[4] situado en Roma; y la gente le recriminaba con palabras en contra de sus acciones, hacían ruido y tiraban objetos hacia él y el coche que iba a llevarle desde allí. La gente tiraba monedas y billetes de lira, gritando frases como “Vuoi pure queste?” (que en italiano significa: Quieres también estos?), un gesto usando el dinero como símbolo del dinero robado. Fue una protesta en contra de la corrupción, que dominaba esta época en Italia y este día se convirtió en un momento histórico. A Craxi se le sugirió salir por la parte trasera del hotel, pero el se negó y quiso enfrentar al grupo que allí estaba esperándolo. Berlusconi, en cambio, si prefirió retirarse pasando por inadvertido[3] y declaró:

¿Qué respeto podemos tener por nosotros mismos si siendo amigos de alguien durante años debiéramos darle la espalda en los momentos de mala suerte y dificultad? Soy amigo de Bettino Craxi desde hace veinte años, y como amigo, personalmente, estoy contento por él.

Silvio Berlusconi[3]

La manifestación no sólo representó la opinión de la gente sino también el cansancio de la polémica y la injusticia. Se ha usado la palabra “tangentopoli” para describir la corrupción italiana en este período. El 30 de abril de 1993 fue un día simbólico de la crisis de la corrupción, el final de la Primera República de Italia y la política de Bettino Craxi.

Referencias[editar]

  1. Corriere della Sera (10 de febrero de 1995). «Fallito Luca Magni, svelo' Tangentopoli» (en italiano). Consultado el 14 de enero de 2014.
  2. a b Daniel del Pino para Público.es. «Tangentopoli, una transición incompleta». Consultado el 14 de enero de 2014.
  3. a b c Alessandro Marzo Magno para Linkiesta. «1993: quel giorno al Raphael Craxi non uscì dal retro» (en italiano). Consultado el 14 de enero de 2014.
  4. «Tangentopoli: Craxi contestato con lancio di monetine (video)» (en italiano). Consultado el 14 de enero de 2014.

Bibliografía[editar]

  • Mammarella, Giuseppe. Historia de Europa Contemporánea desde 1945 hasta hoy. Ariel, Barcelona, 1996. ISBN 84-344-6582-5
  • B. Craxi, Il Rinnovamento socialista, Marsilio, Venise, 1981
  • M. Lazar dir., La Gauche en Europe depuis 1945, P.U.F., Paris, 1996
  • M. L. Salvadori, La Sinistra nella storia italiana, Laterza, Rome, 1999.