Mangirón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Manjirón (también Mangirón) es una localidad de la provincia española de Madrid, en el municipio de Puentes Viejas, del que es capital. Se encuentra a 6 km de Buitrago del Lozoya, 5 km de Lozoyuela, a 19 de Torrelaguna y a 70 km de Madrid. Entre sus atractivos turísticos, destaca la Torre de Mirabel, una atalaya de vigilancia construida en el siglo XVI, junto al arroyo Jóbalo. Hasta 1975 formaba parte del municipio de Manjirón (que ya había absorbido al de Cincovillas en 1850), hasta la integración de este en el de Puentes Viejas.

Casa típica en la entrada al pueblo
Ayuntamiento
Cruz de piedra

El pueblo debe su origen al palabra árabe "Majairón" que significa cabezota, haciendo referencia al monte de 1012 metros sobre el que está situado. También hay escritos que indican que el nombre del pueblo procede de una palabra árabe cuyo significado es "buen agua", debido a la calidad del agua de la fuente vieja cerca del arroyo que pasa por dicho municipio y de los diversos embalses que hay por la zona.

Naturaleza[editar]

Manjirón está rodeado de un paisaje privilegiado, al norte se observan bosques de encinas y de fondo el embalse del Villar, y al sur nos encontramos con el embalse de Puentes Viejas. No se puede obviar el cerro de Picazuelo con un gran pinar al noroeste de la población que limita las vistas al paisaje.

En las proximidades también encontramos:

  • Embalse de Puentes Viejas: embalse de 292 hectáreas y capacidad para 53 hm3. Debe su nombre a la existencia, antiguamente, de dos pontones para cruzarlo de orilla a orilla.
  • Molino del Barranco: molino tradicional ubicado junto al arroyo de la Nava, a unos 700 metros al oeste de la M-127.
  • Torre de Mirabel: en las proximidades de Mangirón, en dirección a El Berrueco, se encuentra esta interesante atalaya defensiva de plata cilíndrica y dos cuerpos que, sin embargo, no presenta un buen estado de conservación.
  • Casamatas: a la salida de Paredes de Buitrago, yendo por la M-127, pueden verse, a ambos lados de la carretera, antiguos búnkers de la Guerra Civil. Los hay de dos tipos: de fabricación alemana (construidos a nivel del suelo y con un único ventanuco para disparar) y de fabricación rusa (con dos ventanucos para disparar y construidos bajo tierra).

Evolución histórica[editar]

Durante la Edad Media el pueblo estuvo vinculado a la Comunidad de Villa y Tierra de Buitrago. Manjirón pasó a formar parte del Señorío de Buitrago cuando aparecieron los primeros censos de población en el siglo XVI, y perteneció a él hasta el siglo XIX con la desaparición del Régimen Señorial. Durante los siglos XVI y XVII Manjirón contaba con una población que oscilaba entre los 15 y 20 vecinos. A mediados del siglo XVIII la población aumentó hasta llegar a los 25-30 vecinos.

En la época de Carlos IV, Manjirón pertenecía a Cuarto de Garganta, una localidad de Guadalajara. Estuvo vinculado a dicha provincia hasta mediados del siglo XIX, cuando pasa a formar parte de Madrid, y recibe como asociado al pueblo de Cincovillas, situado a 2 kilómetros de Manjirón. La demografía sufrió un incremento entre mediados del siglo XIX y principios del siglo XX debido al aumento del número de presas en la zona. El pueblo contaba con edificios oficiales como el Ayuntamiento, una pequeña Escuela y una Iglesia Parroquial.

Como patrimono histórico y artístico se pueden destacar: la iglesia parroquial de Santiago Apóstol, la Torre de Mirabel, la Presa de Puentes Viejas, el Caserío de Santillana, la Fragua, el Potro y el Lavadero.

Entre las fiestas populares llaman la atención la del 25 de julio, día de la festividad de Santiago Apóstol, el día de San Miguel (29 de septiembre)y la fiesta de la Calavera (1 de noviembre).

La historia del municipio estuvo muy vinculada, durante toda la Edad Media, a la zona de Buitrago. Fue una de las poblaciones que constituyeron la comunidad de pastos denominada Comunidad de Tierra y Villa de Buitrago. En el siglo XIV la primitiva comunidad fue donada a la Casa de los Mendoza. Esta situación se mantuvo hasta la abolición del régimen señorial en el siglo XIX.

Los primeros datos de población proceden de los censos de los siglos XVI y XVII. En los años 1554, 1656 y 1670, la población de estas localidades fue descendiendo, en un claro proceso de decadencia demográfica. La agricultura era muy pobre con una producción muy modesta de trigo y centeno de secano completada por hortalizas y frutales. La ganadería tenía mayor importancia sobre todo la lanar. Mangirón y Paredes tenían además dos Dehesas Boyales y Serrada una, donde pastaba el ganado de labor del Concejo y de las que se obtenía eventualmente carbón.

En el siglo XVIII se produjo una cierta recuperación económica y demográfica. En 1751, Paredes contaba con 23 vecinos y 2 viudas. Existía ya la Parroquia de la Inmaculada, asistida por un cura y un sacristán. Paredes, siempre del Señorío de Buitrago que pertenecía a la Casa de los Duques del Infantado, estaba incluida a efectos judiciales en el Cuarto de la Jara. Serrada, que seguía siendo un anejo de Berzosa, contaba en 1751 con 16 vecinos y pertenecía a efectos judiciales al Cuarto de la Jara.

En el siglo XIX se produjeron importantes acontecimientos sociopolíticos que convulsionaron la vida de la zona y del pueblo. La abolición del Régimen Señorial y al nueva división territorial supuso la adscripción de Cincovillas -como anejo de Mangirón- a la provincia de Madrid, rompiendo sus lazos históricos con Guadalajara. En el plano económico se produjo una disminución de la cabaña de ovino y un incremento de la producción de cereales.

Ya en el siglo XX, el municipio se vio afectado por todos los procesos comunes a la zona: migraciones hacia Madrid y abandono de la agricultura. En la actualidad sigue manteniendo cierta importancia una ganadería reconvertida al vacuno de leche, que junto con la construcción y los empleos proporcionados por el Canal de Isabel II, constituyen las principales fuentes de renta. También es notable la oferta de casas rurales y restaurantes del municipio, especialmente en Mangirón y Serrada de la Fuente.

Posee de equipación de deportiva con un campo de fútbol sala y baloncesto. También posee un pequeño consultorio médico, el cual abre tres veces a la semana: dos días para médico y uno para la enfermera.


Manjirón' fue un antiguo municipio de la provincia de Madrid (España) que desapareció en 1975 al ser fusionado con los municipios de Paredes de Buitrago y Serrada de la Fuente para crear el actual municipio de Puentes Viejas.

La localidad de Mangirón retuvo la sede municipal del nuevo municipio. Manjirón ya había absorbido al municipio de Cincovillas en 1850. Manjirón contaba con 269 habitantes según el censo de 1970. Está situado en la comarca madrileña de la sierra norte, en plena sierra de Guadarrama. Rodeado por el río Lozoya y sus embalses como el de Puentes Viejas y el Villar. A 2 km del municipio se encuentra el monte Picazuelo, el cual tiene un gran pinar y desde allí se ven unas vistas impresionantes de la zona.

En cuanto a la población, según el censo de 2005, cuenta con unos 392 habitantes en época estival y unos 100 en invierno.El 63% de la población tiene más de 65 años y un 11% tiene o supera los 100 años, como Doña Cipriana de 101 años o Rogelio de 105 años. Pero en tasa de natalidad y de jóvenes posee una pequeña fracción en cuanto al resto, de la poca tasa de juventud que hay, la mayoría son de muy corta edad ,entre o y 8 años, y solo un 4% de la población son niños de más de 15 años. y solo un 22% son jóvenes de entre 20 y 32 años. La población se triplica con la llegada del verano, además de contar con la llegada de centenares de habitantes que llegan por medio del campamento Sierra Norte. El pueblo se convierte en un lugar con mucho ambiente, el cual pasar un verano inolvidable.

Mangirón, ya que al ser un pueblo y además de cultura serrana, no posee índices de violencia, salvo los robos en más de 20 casas durante el año 2014 o el atropello intencionado de dos personas durante las fiestas patronales del 2014.

En cuanto a lugares, posee un bar/restaurante/posada, "El Aprisco" La posada está ubicada en un antiguo edificio restaurado respetando su antigua estructura y diseño, conservando incluso paredes de adobe y vigas de madera. Decorada con todo gusto y todas las comodidades de un establecimiento actual. La posada dispone de 5 habitaciones todas ellas con baño independiente, calefacción central y televisión. En la planta baja se encuentra el restaurante, perfectamente decorado dando una grata y acogedora sensación. Su cocina está basada en platos típicos serranos, elaborados con productos de la zona, destacando nuestras carnes con denominación sierra de Guadarrama.



Enlaces externos[editar]