Madrid Moderno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Madrid Moderno, números 9 y 11

Coordenadas: 40°25′52.74″N 3°40′7.19″O / 40.4313167, -3.6686639 Madrid Moderno (denominado también Colonia Madrid Moderno) fue una colonia madrileña de chalés adosados de estilo modernista construida durante el periodo de 1890-1906.[1]​ Se consideran antecedente urbanístico a menor escala, de la Ciudad Lineal. Ocupó el sector espacial urbano que luego delimitarían las calles Cardenal Belluga, Roma, Cartagena, Francisco Navacerrada, Campanario, Ruiz Perello y la avenida de los Toreros (junto a la plaza de toros de Las Ventas), entre el barrio madrileño de La Guindalera y las llamadas Ventas del Espíritu Santo. A pesar de algunas campañas para su conservación, la colonia, a comienzos del siglo xxi, prácticamente había desaparecido.

Historia[editar]

En el año 1890 el abogado Mariano Santos Pinela propietario de unos terrenos cercanos al enclave de Las Ventas, al este de Madrid, se asoció con el empresario y arquitecto Julián Marín (autor de la Casa de las Bolas) para construir una colonia de pequeños chalés adosados en dicha zona. La idea fue inspirada por el arquitecto Mariano Belmás Estrada, estrecho colaborador de Arturo Soria, con quien compartía la filosofía de la síntesis de clases sociales en barrios caracterizados por la vivienda unifamiliar e higiénica.[2]​ En 1881 el Ayuntamiento de Madrid paralizó las obras del conjunto llamado Madrid Moderno por no haberse solicitado licencias, y se inició un periodo de litigios y juicios que se alargaría dos años. En el proceso, Santos Pinela aducía que las obras se realizaban dentro de una de sus propiedades, pero el tamaño del proyecto era de tal magnitud que no contó con el consentimiento tácito del Ayuntamiento.

En 1893 Francisco Navacerrada Sánchez abonó las multas, compró lo levantado durante la primera fase y asumió la regularización de los permisos de construcción de los que carecía Santos Pinela, continuando la obra hasta llegar a completar casi un centenar de hotelitos adosados. Las edificaciones y diseños fueron firmados por el maestro de obras Mauricio Martínez Calonge, aunque parece evidente la mano e influencia de Belmás Estrada.[1]​ Navacerrada añadió una zona de ocio a la colonia denominada Parque Rusia, que completó esta segunda fase finalizada en 1895. No obstante se continuó construyendo chalés en la zona hasta 1930, diseñados por Valentín Roca Carbonell.

Características[editar]

Los hotelitos respondían a un modelo que repetía el esquema característico de chalé de dos plantas construido en ladrillo, con un mirador que sobresale de la fachada principal. El estilo modernista lo proporcionaban las columnas de hierro y los forjados a la vista de las fachadas, además de una linea decorativa con detalles neomudéjares.[a]​ La colonia dispuso de una línea de tranvías que recorría la colonia en su trayecto, la Goya-Madrid Moderno-Ventas.[3]

Notas[editar]

  1. Carlos de Luque López dejó estudiado uno de los prototipos, el hotel llamado Villa Diego (1904), en el Archivo de la Villa.

Referencias[editar]

  1. a b Ricardo Muñoz Fajardo, (2008), Madrid modernista: guía de arquitectura, Madrid, ISBN 84-7360-222-6, págs. 325-326
  2. María Dolores Antigüedad del Castillo-Olivares, (1997), Los ingenieros urbanistas en la España decimonónica, Espacio, tiempo y forma, Serie VII, Historia del arte, ISSN 1130-4715, Nº 10, págs. 217-236
  3. Miguel Ángel Maure Rubio, (1991), La Ciudad Lineal de Arturo Soria, Comisión de Cultura, Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, pág. 148-149

Enlaces externos[editar]