Liceo Javier

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Liceo Javier
JHS
Ihs-logo.svg
Emblema de la Compañía de Jesús
Alias Javier
Información
Tipo Privado Católico
Afiliación religiosa Compañía de Jesús
Patrón (es) Francisco Javier
Ignacio de Loyola
Fundación 1952
Fundador (es) Jorge Toruño Lizarralde, S.J.
Estatus abierto
Género Mixto
Escuelas hermanas Instituto San Ignacio
Afiliaciones jesuita
Localización
Ubicación Villa Nueva, Flag of Guatemala.svg Guatemala
Dirección Km 8.5 Calzada Aguilar Batres, Villa Nueva
Academia
Estudiantes Aprox. 2.000
Otras sedes Villa Nueva
Jornada Matutina y vespertina
Colores Blanco y rojo
Mascota Cardenal
http://www.liceojavier.edu.gt
[editar datos en Wikidata]

El Liceo Javier es una institución educativa privada católica, ubicada en la Ciudad de Guatemala y fundada por la orden religiosa de la Compañía de Jesús. Es parte de la Asociación de Colegios Jesuitas de Centroamérica (ACOSICAM) y de la Federación Latinoamericana de Colegios Jesuitas, FLACSI.

Historia[editar]

El Liceo Javier se inició en 1952, con alumnos de kindergarden a tercer grado de primaria, en dos pequeñas aulas prestadas por la familia Peyré, como la sección de varones del prestigioso colegio privado «Liceo Francés» para señoritas.[1]​ El fundador, Jorge Toruño Lizarralde, S.J., ingresó a Guatemala subrepticiamente, ya que desde los gobiernos liberales de Justo Rufino Barrios y luego el de José María Reyna Barrios, los jesuitas habían sido expulsados de Guatemala.[Nota 1][2]​ Los gobiernos revolucionarios de Juan José Arévalo y Jacobo Arbenz continuaron con esta política de los liberales con respecto a la iglesia y los jesuitas,[3]​ por lo que Toruño Lizarralde tuvo que inscribir al colegio inicialmente como «Liceo Francés, sección de varones.[1]

Tras el derrocamiento del coronel Jacobo Arbenz Guzmán en 1954 por el Movimiento de Liberación Nacional,[Nota 2]​ la Iglesia Católica recuperó parte del poder que había tenido durante el gobierno conservador del Rafael Carrera en el siglo xix[3]​ así pues, la educación religiosa privada tuvo un auge a partir de 1955, con la fundación de varios colegios elitistas para varones[Nota 3]​ los cuales absorvieron a los estudiantes de élite que anteriormente hubieran atendido clases en el Instituto Nacional Central para Varones o en la Escuela Normal para Varones. Toruño Lizarralde aprovechó este hecho para oficialmente cambiarle el nombre al colegio, que pasó a llamarse «Liceo Javier» con motivo de celebrarse el cuarto centenario de la muerte de San Francisco Javier en 1552, quien fue nombrado patrono del colegio.[1]

Poco después del cambio de nombre, el colegio se trasladó de la 4a. avenida de la zona 1 de la Ciudad de Guatemala, a la Avenida «Simeón Cañas», próximo al Hipódromo del Norte, y luego con la ayuda de donaciones y préstamos, Toruño Lizarralde compró el terreno de 17 manzanas a orilla de la Calzada Aguilar Bátres, donde se encuentra el colegio desde 1957. En 1956 se inició la construcción del edificio de Primaria, el cual estuvo listo en 1957; en ese año se trasladó el colegio definitivamente a sus nuevas instalaciones.[Nota 4][1]​ El problema de la distancia se hizo evidente: en esos años la Ciudad de Guatemala era pequeña y el colegio estaba en el kilómetro 8.5 carretera hacia Amatitlán, que en ese entonces era de un carril por lado, y no estaba asfaltada; para sobrellevar esta situación la familia Cofiño donó un bus al colegio.[1]​ En 1956 también se construyó el gimnasio techado para baloncesto, al que se llamó «Pabellón Kostka».

Ya cuando Orlando Sacasa, S.J. era rector, una nieta del general Justo Rufino Barrios donó US$350,000 para construir el edificio de 3 niveles para la Secundaria; ella hizo esta donación en reparación de las expropiaciones que se hicieron durante el gobierno de Barrios (1873-1885),[1]​ aunque las propiedades de los jesuitas fueron expropiadas cuando éstos habían sido expulsados de Guatemala cuando ésta todavía era colonia española en 1767.[4]

Ámbito Social y Religioso[editar]

En los años '70 y principios de los '80, el Liceo Javier ayudó a muchos niños de escasos recursos, conjuntamente con los colegios Salesiano Don Bosco y Liceo Guatemala. Los estudiantes de los colegios iban a las regiones afectadas por el Conflicto Armado Interno a prestar esta ayuda; a raíz de esto, todos estos colegios enfrentaron problemas con los gobiernos de los generales Carlos Arana Osorio, Kjell Eugenio Laugerud García y Fernando Romeo Lucas García, ya que al ser instituciones católicas fueron acusados de impartir teorías marxistas en sus aulas.[Nota 5]​ El hecho de que la mayoría de los alumnos egresados se matricularan en la Universidad de San Carlos de Guatemala agravaba el problema, ya que muchos de ellos entraban de lleno en actividades de izquierda.

Alumnos famosos[editar]

Rectores[editar]

  1. Jorge Toruño Lizarralde (1952-1959)
  2. Orlando Sacasa (1959-
  3. Laurentino Peña (1984-1990)
  4. Francisco Estrada

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Los jesuitas eran la congregación religiosa más poderosa durante el gobierno conservador del teniente general Rafael Carrera a mediado del siglo xix, y como tal, eran de los principales terratenientes de Guatemala; a fin de mermar el poder del partido conservador, la revolución liberal que derrocó a Vicente Cerna (quien sucediera a Carrera tras la muerte de este en 1865) en 1871, atacó los intereses económicos de su principal miembro: el Clero Mayor de la Iglesia Católica
  2. al cual apoyó Rossell Arellano por considerar a los gobiernos de Arévalo y Arbenz como comunistas y ateos
  3. Liceo Guatemala, Colegio Salesiano Don Bosco, aparte del Liceo Javier
  4. En ese entonces, el colegio contaba con aproximadamente 515 estudiantes, desde kindergarden hasta primero básico, todos varones
  5. Durante esos años hubo secuestros, asesinatos y persecuciones tanto de alumnos como de religiosos en general

Referencias[editar]

  1. a b c d e f «Breve historial del Liceo Javier». Liceo Javier, sitio oficial. Consultado el 3 de octubre de 2014. 
  2. Martínez Peláez, S. (1990). La Patria del Criollo, ensayo de interpretación de la realidad colonial guatemalteca. México: Ediciones En Marcha. 
  3. a b Sabino, Carlos (2007). Guatemala, la historia silenciada (1944-1989), Tomo I, Revolución y Liberación. Guatemala: Fondo de Cultura Económica. 
  4. Melchor Toledo, 2011, p. 110-111.

Bibliografía[editar]