Librería de Ávila

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Librería de Ávila
Librería de Ávila.jpg
Nombres anteriores Librería del Colegio
Ubicación
País Bandera de Argentina Argentina
Localización Monserrat, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Dirección Alsina 500, esq. Bolívar
Coordenadas 34°36′37″S 58°22′24″O / -34.610372, -58.373306Coordenadas: 34°36′37″S 58°22′24″O / -34.610372, -58.373306
Catalogación Sitios o lugares históricos y Lugar o Sitio Histórico Nacional
Declaración 30 de marzo de 2011
Fecha de construcción 1830

Librería de Ávila es el actual nombre de la librería más antigua de la ciudad de Buenos Aires, cuyos orígenes se remontan a fines del siglo XVIII. Tradicionalmente fue conocida como Librería del Colegio, por encontrarse a metros del Colegio Nacional de Buenos Aires.

Libreria del colegio

En 1785, el farmacéutico Francisco Salvio Marull abrió en la esquina de las calles Potosí y Santísima Trinidad (hoy Adolfo Alsina y Bolívar) la tienda La Botica, primer local donde se vendieron libros en Buenos Aires, según muchos historiadores. Ubicada a cien metros de la Plaza Mayor y frente al Café de Marco donde se reunieron los revolucionarios de 1810, la botica estaba también frente al Colegio Real de San Carlos, a cargo de los jesuitas primero, y luego transformado en Colegio Nacional. En la botica también se vendió, en 1801, el primer periódico de Buenos Aires, el El Telégrafo Mercantil, Rural, Político, Económico e Historiográfico del Río de la Plata.

En esta localización privilegiada, se instaló la Librería del Colegio hacia 1830, siendo clientes a lo largo del siguiente siglo personajes ilustres como los presidentes Bartolomé Mitre, Domingo Sarmiento y Nicolás Avellaneda y los escritores Leopoldo Lugones, Roberto Arlt, Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares y Victoria Ocampo. Algunos de sus propietarios en el siglo XIX fueron el catalán Rafael Casagemas y el parisiense Paul Morta.

En 1926, el viejo local de la librería fue demolido, y en su lugar se construyó uno nuevo, instalado en la planta baja y subsuelo de un edificio residencial de estilo ecléctico, proyectado por el arquitecto Ángel Pascual y el ingeniero Luis Migone, en donde permanece en la actualidad.

Miguel Ávila, antes propietario de la librería Fray Mocho adquirió la Librería del Colegio en 1994, y le impuso su nombre, manteniendo el tradicional estilo del local y transformándolo en especializado en libros y revistas antiguos, ediciones de colección y rarezas históricas. Además, en el subsuelo funciona un llamado café literario.

Fuentes[editar]

Enlaces externos[editar]