Leopoldo Lugones

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Leopoldo Antonio Lugones
Fotografía de Leopoldo Lugones.jpg
Información personal
Nacimiento 13 de junio de 1874
Bandera de Argentina Villa de María del Río Seco, Córdoba, Argentina
Fallecimiento 18 de febrero de 1938
(63 años)
San Fernando, Argentina
Causa de la muerte Intoxicación cianhídrica Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Cementerio de la Recoleta Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Argentina
Familia
Cónyuge Juana González
Hijos Polo Lugones
Información profesional
Ocupación Escritor
Movimiento Modernismo
Géneros Cuento, poesía, ensayo, novela
Obras notables
Miembro de Academia Nacional de la Historia de la República Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
  • Premio Nacional de Literatura (1924) Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Firma leopoldo lugones.jpg

Leopoldo Antonio Lugones (Villa de María del Río Seco, Córdoba; 13 de junio de 1874-San Fernando, Buenos Aires; 18 de febrero de 1938) fue un escritor, periodista, historiador, pedagogo, docente, traductor, biógrafo, filólogo, teósofo, diplomático y político argentino. Escribió cuentos, novelas, poemas, obras teatrales y ensayos. Junto con Rubén Darío fue el principal exponente del modernismo hispanoamericano y su obra poética es considerada como la inauguración en lengua castellana de toda la poesía moderna,[1]​ además del inicio de todas las experiencias y experimentos de la poética moderna en el idioma español.[2][3]​ Fue el primer escritor en hacer uso del verso libre en la literatura hispánica. [4][5]​ Además, con sus cuentos se transformó en el precursor y en uno de los pioneros de la literatura fantástica y de la ciencia ficción en Argentina.[6]​ También fue de los primeros escritores de habla hispana en producir microrrelatos. [7]​ En Argentina, la fecha de su nacimiento es considerada el día del escritor.

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

Leopoldo Antonio Lugones nació el 13 de junio de 1874 en la localidad de Villa de María del Río Seco, al norte de la provincia de Córdoba. Era el primogénito de Santiago M. Lugones y Custodia Argüello. Su padre, hijo de Pedro Nolasco Lugones, regresaba de la Ciudad de Buenos Aires a Santiago del Estero cuando conoció a Custodia Argüello al detenerse en Villa de María, localidad que entonces era disputada entre las provincias de Santiago del Estero y Córdoba. Lugones aprendió las primeras letras y tuvo una formación católica muy estricta gracias a su madre, que luego rechazó vehementemente.

Cuando tenía seis años y luego del nacimiento de su hermano, Santiago Martín Lugones, él y su familia se trasladaron a la ciudad de Santiago del Estero y, más tarde, a Ojo de Agua, una pequeña villa en el sur de la provincia de Santiago del Estero cerca del límite con la provincia de Córdoba, donde nacieron sus dos hermanos menores: Ramón Miguel Lugones, y el menor de los cuatro hermanos, Carlos Florencio Lugones.

Lugones fue enviado por sus padres a cursar el bachillerato en el Colegio Nacional de Monserrat, en Córdoba, donde vivió con su abuela materna Rosario Bulacio. En 1892 su familia se trasladó a tal ciudad y en esa época fue también cuando comenzó a realizar sus primeras experiencias en el campo del periodismo y la literatura.

Lugones contrajo matrimonio en la Ciudad de Córdoba con Juana Agudelo y en 1896 se trasladó junto a ella a Buenos Aires. En 1897 nació su primer y único hijo, Leopoldo «Polo» Lugones.

En 1898, Mariano de Vedia le presentó a Lugones al entonces presidente Julio Argentino Roca, quien iniciaba su segundo mandato como presidente. En 1906 y 1911 realizó viajes a Europa.

Carrera[editar]

Lugones (tercero desde la izq., de pie) junto a otros intelectuales al fundarse en 1928 la Sociedad Argentina de Escritores.

Lugones comenzó su actividad literaria y política en la ciudad de Córdoba, con su incursión como periodista en la publicación considerada atea y anarquista El Pensamiento Libre. Además, participó en la fundación del primer centro socialista de la ciudad de Córdoba. En esa época publicó poesía bajo el seudónimo de «Gil Paz».

Poco después y ya en Buenos Aires, se unió al grupo socialista que integraron, entre otros escritores, José Ingenieros, Alberto Gerchunoff, Manuel Baldomero Ugarte y Roberto Payró y escribió de manera esporádica para varios medios, entre los que estuvieron el periódico socialista La Vanguardia y el periódico roquista Tribuna. En Buenos Aires, en aquel entonces, Lugones generó constante polémica no tanto por su obra literaria sino por su protagonismo político, que sufrió fuertes virajes ideológicos a lo largo de su vida: pasó por el socialismo, el liberalismo, el conservadurismo y el fascismo. En esa época, conoció a Rubén Darío, quien tuvo una importante influencia en su obra y cuyo prestigio le facilitó el ingreso al diario La Nación.

En 1897 Lugones publicó su primer libro, Las montañas del oro, de estilo inspirado en el simbolismo francés. Algunos capítulos de este libro habían sido publicados anteriormente en una revista dirigida por Paul Groussac llamada La Biblioteca. En 1898 se adhirió a la Sociedad Teosófica, en la llamada «Rama Luz», sección de la que dos años más tarde fue elegido Secretario General. Su interés por el ocultismo y la teosofía había comenzado años atrás, cuando vivía en Córdoba.[8]​ Entre ese misño año y 1902 escribió cuatro ensayos (Acción de la teosofía, Nuestras ideas estéticas, Nuestro método científico y El objeto de nuestra filosofía) para las revistas Philadelphia (Buenos Aires) y Sophia (Madrid) en donde expuso las principales ideas teosóficas sobre la ciencia, el arte y la filosofía.[9]

El 13 de noviembre de 1899 Lugones se adhirió a la masonería al iniciarse en la Logia Libertad Rivadavia N° 51.[10]​ En 1903 fue expulsado del socialismo por haber apoyado la candidatura conservadora de Manuel Quintana para la presidencia de la Nación.

En 1905 publicó Los crepúsculos del jardín, obra cercana al modernismo y que recogía las tendencias de la literatura francesa, en particular el simbolismo. Experimentó con cuentos de misterio en 1906 con su obra Las fuerzas extrañas, la cual también muestra la afición de Lugones al ocultismo y a las ideas teosóficas.

Lugones (último desde la izq.) junto al entonces presidente de facto José Félix Uriburu (segundo desde la izqu.).

En 1911 Lugones publicó su ensayo Historia de Sarmiento. En 1913, pronunció en el Teatro Odeón una serie de conferencias tituladas El Payador, ante la presencia, entre otros personajes ilustres, del entonces presidente Roque Sáenz Peña; el tema principal de las conferencias (recopiladas y publicadas en 1916 con el título homónimo de las mismas) era el poema gauchesco Martín Fierro y la exaltación de la figura del gaucho como paradigma de nacionalidad. En la obra de Domingo Faustino Sarmiento y de José Hernández, Lugones encontró lo que él llamó «la formación del espíritu nacional»: «Facundo y Recuerdos de provincia son nuestra Ilíada y nuestra Odisea. Martín Fierro nuestro Romancero».

En 1915 asumió como director de la Biblioteca Nacional de Maestros, cargo en el que se desempeñó hasta su muerte.[11]​ En 1920, comenzó a advertirse en él un giro hacia las ideas nacionalistas de ese entonces con la publicación de un libro de doctrina política: Mi beligerancia. Al año siguiente, publicó una obra que puede considerarse de divulgación científica, El tamaño del espacio y, en 1922, en un retorno al simbolismo, publicó Las horas doradas. En 1923 pronunció una conferencia en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, titulada Ante la doble amenaza, que le generó un repudio por parte del espectro político democrático de ese entonces. En esa ocasión el dirigente socialista Alfredo Palacios lo calificó de chauvinista.

En 1924 recibió el Premio Nacional de Literatura y, en 1928, presidió la Sociedad Argentina de Escritores.[12]​ En esa época, Lugones era un impulsor de las tendencias fascistas que empezaban a obtener adhesiones en la sociedad argentina. Si bien no participó en su preparación, Lugones fue un importante propagandista del golpe militar protagonizado por José Félix Uriburu el 6 de septiembre de 1930, que derrocó de la presidencia a Hipólito Yrigoyen. Su entusiasmo con el régimen instaurado ese año le valió el rechazo de los círculos intelectuales porteños.

A pesar de su adhesión al nacionalismo autoritario desde la década de 1920, Lugones se opuso al antisemitismo. En 1935 escribió el prólogo de la edición argentina del libro La mentira más grande de la historia: los protocolos de los sabios de Sion, de Benjamin W. Segel; obra la cual denuncia como fraude el célebre panfleto antisemita conocido como Protocolos de los Sabios de Sion.[13]​. Por esa época también abandonó su postura intolerante con el cristianismo, al que siempre había despreciado, y poco antes de morir se declaró reconciliado con la religión católica.

Suicidio[editar]

El 18 de febrero de 1938 Lugones se quitó la vida en un recreo del Delta de San Fernando llamado «El Tropezón», al ingerir cianuro de potasio mezclado con whisky. Una de las hipótesis acerca de la causa de su suicido es que Lugones estaba enamorado de una muchacha, María Alicia Domínguez, que conoció en una de sus conferencias en la Facultad de Filosofía y Letras y con quien había mantenido una relación sentimental y apasionada.[14]​ Descubierto y presionado por su hijo, este le incitó a abandonarla, por lo que Lugones se precipitó a un declive depresivo.[15]

Día del Escritor[editar]

En Argentina, el 13 de junio es considerado el día del escritor. Tal fecha fue instituida por la Sociedad Argentina de Escritores como homenaje al natalicio de Lugones.[16]

Obra[editar]

Novelas[editar]

  • 1926: El ángel de la sombra

Cuentos[editar]

Poesía[editar]

  • 1893: Los mundos
  • 1897: Las montañas del oro
  • 1905: Los crepúsculos del jardín
  • 1909: Lunario sentimental
  • 1910: Odas seculares
  • 1912: El libro fiel
  • 1917: El libro de los paisajes
  • 1922: Las horas doradas
  • 1924: Romancero
  • 1924: Filosofícula
  • 1927: Poemas solariegos
  • 1938: Romances del Río Seco

Ensayos[editar]

  • 1903: La reforma educacional: Un ministro y doce académicos
  • 1904: El imperio jesuítico
  • 1910: Didáctica
  • 1910: Las limaduras de Hephaestos. Piedras liminares
  • 1915: El ejército de la Ilíada
  • 1916: El problema feminista
  • 1917: Mi beligerancia
  • 1919: Las industrias de Atenas
  • 1919: La torre de Casandra
  • 1923: Acción: Las cuatro conferencias patrióticas del Coliseo
  • 1924: Estudios helénicos
  • 1925: La organización de la paz
  • 1928: Nuevos estudios helénicos
  • 1930: La grande Argentina
  • 1930: La patria fuerte
  • 1931: Política revolucionaria
  • 1932: El estado equitativo: Ensayo sobre la realidad argentina

Biografías[editar]

  • 1911: Historia de Sarmiento
  • 1915: Elogio de Ameghino
  • 1938: Roca

Otros escritos[editar]

  • 1916: El payador
  • 1921: El tamaño del espacio
  • 1944: Diccionario etimológico del castellano usual

Referencias[editar]

  1. Sola Gonzáles, Alfonso (1999). «Introducción». Itinerario expresivo de Leopoldo Lugones. Del subjetivismo alucinatorio al objetivismo poético. Mendoza, Argentina: Ex-Libris Editorial. pp. 4 y 6. ISBN 950-774-049-X. 
  2. Paz, Octavio (1969). Cuadrivio. México: Joaquín Mortiz. p. 36. ISBN 8432230790. 
  3. Kirkpatrick, Gwen (1989). «1 - The tradition of modernismo». The Dissonant Legacy of Modernismo (en inglés). California: UNIVERSITY OF CALIFORNIA PRESS. p. 12. 
  4. Bassagoda, R.D. (1947). Del alejandrino al verso libre. Buenos Aires: Boletín de la Academia Argentina de Letras. p. 65-113. 
  5. Paraíso, Isabel (1985). El verso libre hispánico: orígenes y corrientes. Barcelona: Gredos. p. 149. 
  6. Borges, Jorge Luis (1955). Leopoldo Lugones. Buenos Aires: Editorial Troquel. p. 71. «ya en 1896, Lugones cultivaba el cuento fantástico. Quedan, en revistas de la época, muchos testimonios de esa predilección, no recogidos posteriormente, pero que llevan su firma.» 
  7. Lagmanovich, David (2006). El microrrelato. Teoría e historia. Palencia: Menoscuarto. p. 163-164, 299. 
  8. Salazar Anglada, Aníbal (2000). «Modernismo y Teosofía: La visión poética de Lugones a la luz de “Nuestras ideas estéticas”». Universidad de Sevilla. 
  9. Quereilhac, Soledad (2008). «El intelectual teósofo: La actuación de Leopoldo Lugones en la revista Philadelphia (1898-1902) y las matrices ocultistas de sus ensayos del Centenario». Prismas vol.12 no.1 Bernal jun. 2008 editor=Universidad de Buenos Aires / CONICET. 
  10. Libertad Rivadavia N° 51 (Revista SÍMBOLO net, publicación de la Secretaría de Prensa de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, Nº 63 junio de 2007
  11. Maestros, Biblioteca Nacional de. «Biblioteca Nacional de Maestros». www.bnm.me.gov.ar. Consultado el 20 de septiembre de 2020. 
  12. López, María Pía (2004). Lugones: entre la aventura y la Cruzada (1.ª edición). Ediciones Colihue SRL. p. 164. ISBN 9789505812363. Consultado el 25 de enero de 2018. 
  13. La Nación, Suplemento Cultura, 1998, Lugones, defensor de los judíos consultado el 7 de julio de 2014
  14. Daniel Balmaceda: "A ochenta años de la trágica muerte de Leopoldo Lugones", La Nación de Buenos Aires, 20 de febrero de 2018 [1]
  15. "Cuando Lugones conoció el amor" de María Inés Cárdenas de Monner Sans, Seix Barral, Buenos Aires, 1999).
  16. «13 de junio: "Día del Escritor", en homenaje al nacimiento de Leopoldo Lugones». www.cultura.gob.ar. Consultado el 20 de septiembre de 2020. 

Bibliografía[editar]

  • Historia Social de la Literatura Argentina, Tomo VII, Yrigoyen, entre Borges y Arlt (1916-1930), David Viñas (Director), Graciela Montaldo y colaboradores, Buenos Aires, Editorial Contrapunto, 1989.
  • Leopoldo Lugones y los judíos: las contradicciones del nacionalismo argentino, Allan Metz, ISBN 950-9829-35-8.
  • Lugones, defensor de los judíos, de Edgardo Cozarinsky (París 1998, para La Nación).

Enlaces externos[editar]