Lengua koiné

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina lengua koiné a una lengua que es el resultado de un proceso lingüístico donde hablantes de dos o más lenguas mutuamente inteligibles (muchas veces variedades del mismo idioma) convergen para formar un nuevo dialecto autónomo. La lengua toma su nombre del griego helenístico (llamado en griego koinḗ diálektos, «lengua común») y se distingue de las lenguas pidgin y lenguas criollas porque los idiomas involucrados en la formación de pidgin o una lengua criolla no son mutuamente inteligibles y con frecuencia estos idiomas no están genéticamente relacionados. Además, en la formación de las lenguas koinés el prestigio de los dialectos de partida no juega ningún papel, mientras que en los pidgins tiene un papel importante en su creación.

El proceso de koineización[editar]

Las koinés son productos de un proceso denominado nivelación. La nivelación suele ocurrir en los niveles lingüísticos más básicos, como el fonema y el morfema, pero incluso al nivel de un dialecto o de toda una lengua. En este proceso se eliminan las formas “marcadas” perceptibles por formas que están presentes en cualquiera de los dialectos involucrados. Las formas marcadas son toda clase de características de un dialecto que sean considerablemente diferentes de las formas existentes en los otros dialectos. Estas diferencias entre las variedades se suprimen, y hay una tendencia a extraer o adaptar de las características del dialecto más extensamente hablado. Como en la reconstrucción comparativa, los rasgos más frecuentes más probablemente representan las protoformas subyacentes.[1] Sin embargo, un detalle importante que se debe observar es que todo el proceso de nivelación del dialecto (o cualquier clase de nivelación) nunca es decidido conscientemente por un solo grupo particular de hablantes.

Según Mesthrie (1993) los dos procesos principales en la formación de una lengua koiné son acomodación y ajuste:[2]

Acomodación[editar]

La acomodación refiere al hecho que para crear un igual o un dialecto neutralizado, los hablantes de la lengua necesitan “acomodar” las diferencias, principalmente con una cierta nivelación. Además, Trudgill continúa analizando las etapas de la acomodación en tres pasos subyacentes: mezcla, nivelación, y simplificación.[3]

Mezcla[editar]

Los dialectos diversos primero entrarán en contacto y “mezcla” el uno con el otro, sobre todo a través de los adultos de la lengua. Tome, por ejemplo, el inglés australiano, una koiné que resultó de la mezcla de varios dialectos británicos que eran hablados en el país. Los primeros hablantes del inglés australiano, por necesidad, se engancharían en un discurso y las variantes comenzarían a entrelazar en la conversación diaria como resultado del contacto.

Nivelación[editar]

Después, la nivelación ocurre para equilibrar los dialectos, generalmente superponiendo las primeras y segundas generaciones, pero a veces extendiendo también al tercero o aún generaciones posteriores dependiendo de la situación. Durante esta etapa, las formas marcadas se están borrando a favor de un habla más eficaz.

Simplificación[editar]

Los niños generalmente son los que comienzan a desarrollar consistencias dentro de los dialectos y ayudan guiarlos hacia una koiné unificada, usando las características simplificadas comunes de los dialectos. Sin embargo, hay mucha variabilidad e imprevisibilidad dentro del discurso de esta generación y la lengua emergente, aunque nada interferiría realmente con la comprensión del significado.

Ajuste[editar]

En última instancia, la tercera, cuarta, o incluso generaciones posteriores de hablantes nativos establecen el dialecto «ajustando» las variaciones de formas marcadas en una koiné integrada y finalizada que ha llegado a ser independiente de los otros dialectos.

Los tipos de koiné[editar]

También designado como una variedad del compromiso, como una podría decir que los procesos ya mencionados dan lugar a una clase de “compromiso” de cierto léxico, fonética, y absolutamente otras posibles características lingüísticas. El sustantivo ‘koiné’, de origen griego, refiere un caso muy famoso de un proceso de nivelación aparecido en dicha lengua. Se debe distinguir diversos tipos de koinés. Kerswill define la koiné en dos grupos: regional e inmigrante:[1]

Regional[editar]

Las koinés regionales son las que se forman cuando un dialecto regional dominante por algunos medios entra en el contacto con los dialectos de otros hablantes del mismo idioma. El ejemplo griego es un caso de una koiné regional.

Inmigrante[editar]

Las koinés inmigrantes, por una parte, es el resultado de los inmigrantes que hablan dos o más dialectos de la misma lengua y forman una koiné al encontrarse en una nueva comunidad. El hindi de Fiji provee un ejemplo de koiné inmigrante.

Ejemplos de koiné[editar]

Hay numerosos ejemplos de lenguas koiné, entre otros:

  1. El griego helenístico (koiné)
  2. El hindi de Fiyi
  3. El inglés de Australia
  4. El friulano

Referencias[editar]

  1. a b Kerswill, P.E. Koineization as a Language Change. Oxford: Blackwell, 2000.
  2. Mesthrie, R. Koineization in the Bhojpuri-Hindi Diaspora - with special reference to South Africa. International Journal of the Sociology of Language, 1993.
  3. Trudgill, P.J. Language Contact and Dialect Contact in Linguistic Change.

Bibliografía[editar]

  • Britain, D; Trudgill, Peter (1999), «Migration, new-dialect formation and sociolinguistic refunctionalisation: Reallocation as an outcome of dialect contact.», Transactions of the Philological Society 97 (2): 245-256 
  • Kerswill, P., «Koineization and Accommodation», en Trudgill, Peter; Schilling-Estes, N, The handbook of language variation and change, Oxford: Blackwell Publishing, pp. 669-702 
  • Mesthrie, R. (2001), «Koinés», en Mesthrie, R., Concise encyclopedia of sociolinguistics, Amsterdam: Elsevier, pp. 485-489 
  • Siegel, Jeff (1985), «Koines and koineization.», Language in Society 14 (3): 357-378 
  • Trudgill, Peter (1986), Dialects in contact, Oxford: Blackwell Publishing