Legión Anticomunista del Caribe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Legión Anticomunista del Caribe
Activa Junio–agosto de 1959
País Bandera de República Dominicana República Dominicana
Tamaño ~300 efectivos
Acuartelamiento Base Naval de Las Calderas
[editar datos en Wikidata]

La Legión Anticomunista del Caribe, también conocida como la Legión Extranjera Dominicana, fue una organización armada paramilitar creada en 1959 en República Dominicana por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, con el fin de invadir Cuba y derrocar el gobierno de Fidel Castro.

Origen[editar]

En 1959, inmediatamente después de que fuera derrocado Fulgencio Batista por la Revolución cubana, se organizó el movimiento para organizar una contraofensiva. El primero en facilitar fondos, infraestructura y hombres fue el dictador de República Dominicana, Rafael Trujillo, al crear la Legión Anticomunista del Caribe.

Acciones militares[editar]

En junio de 1959, unos trescientos hombres (150 españoles, 100 cubanos, y el resto croatas, alemanes y griegos) se entrenaban en una base aérea de República Dominicana. Ese mismo mes Cuba envió una expedición de 200 guerrilleros cubanos y dominicanos al mando de Delio Gómez Ochoa que invadió República Dominicana, pero fueron aniquilados por las tropas dominicanas.[1]

Como respuesta Rafael Trujillo aceleró los planes de invadir Cuba. Uno de los jóvenes soldados de la Legión, Félix Ismael Rodríguez, que luego sería famoso por ser el agente de la CIA que participó en la captura y asesinato del Che Guevara en Bolivia, relata del siguiente modo sus recuerdos sobre aquel momento:

El 4 de julio del 59 todavía no me había graduado de High School en este país y pues me movilicé a República Dominicana y nuestro primer entrenamiento fue en una Base Naval que se llamaba la Base Naval de Calderas. De ahí fue donde salió la primera invasión de cubanos a Cuba.[2]

En agosto de 1959, Trujillo ordenó la invasión de Cuba con la Legión Anticomunista del Caribe. La operación terminó en un desastre. Fidel Castro se había anticipado a la invasión y envió a los exjefes militares del Segundo Frente Nacional del Escambray, Eloy Gutiérrez Menoyo y al estadounidense William Alexander Morgan, a que hicieran creer a Trujillo que estaban dispuestos a apoyar la invasión dominicana conduciendo una insurrección anticastrista en la zona del Escambray. Por esa razón Trujillo eligió para el aterrizaje que dio inicio a la invasión la zona de Trinidad, al pie de los montes Escambray. El ejército cubano estaba esperando a la Legión Anticomunista, capturando a la totalidad de sus integrantes. Rodríguez evitó ser detenido porque había permanecido en República Dominicana.

Repercusiones[editar]

El gobierno del dictador español Francisco Franco, a resultas de las acusaciones de la agencia Prensa Latina y el exilio republicano de haber favorecido la iniciativa dominicana, se apresuró a desvincularse del reclutamiento de ciudadanos peninsulares por Trujillo, lo cual fue corroborado por los mismos españoles hechos prisioneros por los cubanos.[3]

Referencias[editar]

  1. Anderson, Jon Lee (1997). Che Guevara, una vida revolucionaria. Barcelona: Ediciones Salamandra. pp. 414-415. ISBN 84-7888-296-0. 
  2. Márquez, Claudia. «El guerrero de las sombras» (htm). El Veraz. Consultado el 3 de julio de 2017. 
  3. Paz Sánchez, Manuel de (2006). «España y el golpe trujillista contra Cuba». Franco y Cuba: estudios sobre España y la Revolución. Santa Cruz de Tenerife: Ediciones Idea. pp. 96-98, 107-111. ISBN 84-9674-090-0. 

Véase también[editar]