La suerte en tus manos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La suerte en tus manos es una película coproducida por Argentina, Brasil y España dirigida por Daniel Burman sobre su propio guion escrito en colaboración con Sergio Dubcovsky que se estrenó el 29 de marzo de 2012 y que tuvo como protagonistas a Jorge Drexler, Valeria Bertuccelli, Norma Aleandro y Gabriel Schultz.

Sinopsis[editar]

Uriel, que llega a los 40 separado y con hijos, y desea hacerse una vasectomía como para arrancar una vida distinta, se cruza con Gloria, que viene de enterrar a su padre en Francia. Hace mucho tiempo fueron novios hasta que ella lo dejó, cansada de sus encuentros furtivos y de que no hiciera pública su relación. Uriel es un mentiroso casi compulsivo, y con tal de agradar a Gloria no le dice que trabaja en la financiera que heredó de su papá, y le miente que está preparando un show de regreso de la Trova rosarina.

Reparto[editar]

Comentarios[editar]

Para el crítico de Clarín, pareciera que el director

“volviera a su primera época, a insistir con el judaísmo, paródico o no, pero no pudiera hacer que la trama -ingeniosa en el caso, prometedora en su primera hora- despegue, levante vuelo. Como si correteara todo el tiempo por una pista bien mantenida, cuidada, lustrosa. Agradable….Entre un irresponsable, que le compra una pecera, pero no los pececitos a sus hijos, y que se esconde para jugar al póker en un casino, y una mujer que siente que su pareja no lo acompaña ni la atiende como debería, los protagonistas de La suerte en tus manos aspiran a más. La sensibilidad y la ternura con que Burman trata a sus criaturas sigue siendo su marca de fábrica.”[1]


En la crónica de Ámbito Financiero se lee:

"En sintesis … es la curiosa aventura de un tipo del Once que encuentra en Rosario un viejo amor de adolescencia, un contacto indirecto con el mundo musical que soñó de chico, y un contacto directo con una mesa de póker, porque hasta ese momento sólo es un hábil jugador online. A su vez, el viejo amor encuentra, por ejemplo, el legado de su padre, la ocasión de ponerle límites a la madre y patear al novio pelmazo, el regreso al hogar, y el reintento con aquel noviecito de adolescencia al que le siguen gustando los albergues transitorios, las verdades transitorias, y escabullir el bulto. Agil el comienzo, con el cliente que hace un singular elogio de los albergues. Entretenido el resto, con simpático elenco. A toda máquina el final, con la Trova Rosarina que también se reencuentra y de paso participa de la enésima mentira de nuestro héroe, pero al fin y al cabo una mentirita blanca, de esas que ayudan al amor. Se pasa el rato, se disfruta, hasta hay un par de diálogos reveladores como el del rabino con el financiero."[2]

La crítica de A sala llena señala:

"Durante la trama, hay varias situaciones que se tornan un poco repetitivas y previsibles. Aun así el ritmo de la acción no cae en ningún momento, generándose un producto entretenido y efectivo. A diferencia de Dos hermanos, su trabajo más oscuro y denso desde Esperando al Mesías, La suerte en tus manos, recobra el espíritu más lúdico y la energía más optimista y positiva de Derecho de Familia. Sin apostar por golpes bajos o sentimentalista, se convierte en un obra querible, amable, romántica, donde se realzan los valores familiares.[3]

Notas[editar]

  1. Volverte a ver es todo lo que quiero hacer Por Pablo O. Scholz public. en Clarín del 28-3-2012
  2. Romance con el buen toque Burman por Paraná Sendrós de Ámbito Financiero. cceso 16-4-2012
  3. [1] por Rodolfo Weisskirch, Luciano Mariconda y Tomás Maito. Acceso 16-4-2012

Enlaces externos[editar]