La Chatona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Chatona
Lachatona1.jpg
La Chatona, represantada por estudiantes de la Escuela Normal
Ubicación Petén, a principios del xx
Basado en Representación de Petrona, una alta mujer que habitaba en Petén
Música
Compositor chicleros peteneros
Puesta en escena
Lugar de estreno Petén, Guatemala
Fecha de estreno mediados del siglo xx
Personajes La Chatona, muñeca de dos metros de altura, aproximadamente
Bailarines uno
Libretista chicleros peteneros
Diseñador chicleros peteneros
[editar datos en Wikidata]

La Chatona es una de las más emblemáticas tradiciones del departamento de Petén, Guatemala, y consiste en bailar una muñeca de gran tamaño (un poco más de dos metros), durante las fiestas patronales de los municipios y otras fiestas, como las del día de la independencia de la República.

La muñeca es construida de forma que una persona pueda entrar en ella y pueda sostener la estructura por largo tiempo mientras baila con las personas a su alrededor.

Esta tradición, junto con el caballito, que suele acompañar a "La Chatona", fue declarada Patrimonio Cultural Intangible por el Ministerio de Cultura y Deportes de la República de Guatemala.

Historia de la Chatona[editar]

El origen de esta tradición se ubica en el municipio de San Andrés y se cuenta, ya que no existen datos exactos, que se trataba de una mujer proveniente de México, algunos afirman que de Chiapas, otros que de Tenosique, Tabasco y aún otros que de Campeche. Convivió con chicleros de Petén, siendo cocinera en los campamentos. Era una mujer muy alta, de larga cabellera y que gustaba de consumir alcohol y bailar en las fiestas hasta que éstas terminaban, volviéndose un icono de las mismas.

En cuanto a su nombre, resaltan «Petrona» y «Tona», de cariño «Tía Tona», que al no poder ser pronunciado por niños de poca edad, quienes decían "Chía Tona", dando origen al nombre. Algunos, por su parte, mencionan que era una mujer de "cara chata", característica que, vinculada a su gran altura, dio origen al nombre de «Chatona».

Cuando «La Chatona» murió, que se cree fue por causa de la mordedura de una serpiente, los chicleros se entristecieron y a uno de ellos se le ocurrió hacer una gran muñeca de palillos y bejucos y para recordarle, como la mujer bailadora que era. Con el transcurrir del tiempo, la tradición de «La Chatona» se extendió hacia los demás municipios de Petén convirtiéndose en la tradición emblemática que es ahora.

Véase también[editar]