Kullawada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Kullawada

Kullawada UNMSM - Candelaria.jpg
Orígenes culturales BoliviaFlag of Bolivia.svg Bolivia: Actividad de hilanderos y tejedores antiguos del Altiplano
PerúFlag of Peru.svg Perú: Actividad de hilanderos y tejedores antiguos del Altiplano
Popularidad

La Kullawada, kullahuada, cullaguada o kullawa es una danza aymara, pueblo indígena que desde tiempos precolombinos y aun en la actualidad habita el altiplano peruano-boliviano, a orillas del lago Titicaca. El nombre de la danza deriva de la palabra kullawa (“hermana” en castellano), en referencia a sus bailarinas. Es representada tanto en Bolivia, en la Fiesta del Gran Poder; como en Perú, en la Fiesta de la Candelaria.[1]

Origen[editar]

Bolivia[editar]

El nombre Kullawada según la versión boliviana, deriva de la Comunidad San Vicente de Collagua (kullawa en aymara) del municipio de Viacha de la Provincia Ingavi del Departamento de La Paz.[2]

El origen de esta danza se vincula a los obrajes que existieron en los alrededores de la ciudad de La Paz donde se fabricaban productos textiles y se usaba a los indígenas mitayos mayoritariamente aymaras como mano de obra de servicios forzosos, obligados a permanecer en las casas de los obrajes y empeoraba su situación las prohibiciones de utilización de vestimenta indígena.[3]

Perú[editar]

Según la versión peruana, proviene de los tiempos del Incanato y está vinculada con la actividad de hilanderos y tejedores antiguos. Algunos historiadores sostiene que esta danza perteneció a la nobleza incaica, era bailada por las ñustas y autoridades del imperio. Otros investigadores sostienen que varias parejas aymaras llevados a la capital del imperio danzaban ceremonialmente para el deleite del Inca y los orejones (nobles cuzqueños) dirigidos por un guía, portando una gran rueca con copos de lana, para representar el oficio a la que se dedicaba su etnia, y la importancia que tenía en la economía, cultura y comunicación aymara.[4]​ Dichos pueblos estaban asentados en las orillas del lago Titicaca, en Puno.[5][6]

Se documenta que esto hilanderos y bordadores tenían presencia en Puno, y que parte de esta comunidad migró a Lima: «...el sombrero característico de esa época tenían forma rectangular , había el Kullawa Achachi, posteriormente estos bordadores se fueron a Lima y no sé más de ellos».[7]

Desarrollo de la danza[editar]

El whapuri, guía de los hilanderos, lleva el compás del grupo danzante. Fiesta de la Candelaria en Puno

Proviene del tiempo de incario y está vinculada con la actividad de hilanderos y tejedores antiguos. Algunos Historiadores sostiene que esta danza perteneció a la nobleza incaica, era bailada por las ñustas y autoridades del imperio. Otros investigadores sostienen que varias parejas aymaras llevados a la capital del imperio danzaban ceremonialmente para el deleite del Inca y los orejones (nobles cuzqueños) dirigidos por un guía, portando una gran rueca con copos de lana, para representar el oficio a la que se dedicaba su etnia, y la importancia que tenía en la economía, cultura y comunicación aymara.[4]

En las principales festividades españolas en el Altiplano se permitía a los indígenas danzar en honor a deidades católicas para persuadirlos de olvidar sus costumbres prehispánicas, donde los indígenas danzaban sus vivencias muchas veces satirizando a los españoles y es precisamente así como fue desarrollándose la kullawada, haciendo énfasis en la actividad textil, de hilanderos y tejedores empezando a implemetar elementos muy propios de la danza como la rueca o kapu además del Waphuri que satiriza al hombre español. Con el pasar del tiempo el mestizaje empezó a ganar fuerza en la sociedad paceña, empezando a controlar importantes centros económicos, como resultado la población mestiza contaba con mayor poder adquisitivo siempre arraigados a sus costumbres entre ellas sus danzas, donde al dizfras se le empezaron a adicionar nuevos elementos como el personaje del misti kullawa y las monedas, las perlas y los hilos de plata y oro en las vestimentas como una muestra de su crecimiento económico.[8]​.[4]

Bailarines de kullawada en la entrada de la Fiesta del Gran Poder, La Paz

Posteriormente se fueron añadiendo más elementos a la danza, los trajes se hacían costosos, solo era bailado por privilegiados, donde mediante esta danza se intentaba mostrar la riqueza de una persona y acordar matrimonios concertados, es así como fue que la danza se convirtió en una danza exclusiva para jóvenes solteros donde era mal visto la participación de personas casadas, empezandose a estigmatizar a aquel que bailaba esa danza lo que ayudó a sumar nuevos personajes, la mujer casada que se atrevía a bailar kullawada era considerada adultera o khencha kullawa o awila de ahí surge la awila que baila cargada con una muñeca con la cara cubierta con un antifaz en representación de madre soltera. El waphuri paso de la sátira de hombre español al viejo verde adultero de nariz larga y como representación a eso debía llevar una rueca o kapu extremadamente grande. Así de danza de tejedores e hilanderos paso a ser considerada también una danza de cortejo y de amor y eso se aprecia en los corazones que se fue añadiendo a la vestimenta.[9]​..[4]

Vestimenta[editar]

La vestimenta tradicional de la Kullawada consta de las siguientes prendas:[10][6]

  • Un sombrero (kh'ara) decorado con bordados en pedrería y flequillos de perlas de fantasía.[6]
  • Una blusa o jubón de seda, de manga larga y cuello generalmente redondo, sin escote ni aberturas. Está adornada con delicados encajes y se lleva suelta, quedando el faldón de la prenda visible a la altura del pubis y por encima de la pollera. Se complementa con una pechera en forma de corazón.[6]
  • Una mantilla (llijlla) bordada, adornada con flecos prendidos con dos pompones grandes. Se lleva encima de la blusa, prendida sobre los hombros y cayendo sobre la espalda. La función de esta prenda es más decorativa que de abrigo, dada sus reducidas dimensiones y escasa cobertura.[6]
  • Una pollera de vivos colores (urkhu), cuyo largo se extiende hasta la altura de las rodillas.[6]
  • Como accesorios destacan los monederos, consistentes en dos bolsas largas de lana atadas a la cintura, de forma tal que cuelguen a cada lado de las caderas. Otro elemento infaltable es la rueca de hilar, encargada de resaltar la actividad textil que rememora la danza.[6]

Coreografía[editar]

La danza se ejecuta en bloques de mujeres y hombres, emulando el  hilado con la rueca y moviendo los hombros en ocasiones repetidas.

Conjuntos y representaciones[editar]

Bolivia[editar]

El 2 de agosto de 2015, más de 30 ciudades del mundo se unieron a la jornada para la defensa mundial de la Kullawada, baile típico boliviano, el encuentro mundial fue convocado por la Organización Boliviana de Defensa y Difusión del Folclore (Obdefo)[11]

La Kullawada es una de las danzas más representativas de la cultura boliviana y fué declarada junto con otras danzas bolivianas como Patrimonio Cultural de Bolivia para frenar los intentos de apropiación indebida por países vecinos pidiendo únicamente reconocer el origen boliviano y es danzada principalmente en el Carnaval de Oruro, la Fiesta del Gran Poder, la Entrada de la Virgen de Urkupiña y la Fiesta de los Chutillos.[12]

Perú[editar]

En Perú esta danza es representada en la Fiesta de la Candelaria en Puno. Asimismo existen agrupaciones culturales que se dedican a representar la Kullawada, una de estas es el «Centro Social Kullawada Central Puno».[13]

Referencias[editar]

  1. El espacio cultural de los mitos, ritos, leyendas, celebraciones y devociones. p. 85. Consultado el 8 de septiembre de 2020. 
  2. Adm53 (23 de agosto de 2020). «Comunidad Collagua». https://porlatierra.org/=es. Consultado el 23 de agosto de 2020. 
  3. Adm53 (23 de agosto de 2020). «La zona Sur vistió a la colonia». www.paginasiete.bo=es. Consultado el 23 de agosto de 2020. 
  4. a b c d «HISTORIA DE LA KULLAWADA». Consultado el 8 de septiembre de 2020. 
  5. Alvarez, Félix. Danzas típicas del Perú. p. 85. 
  6. a b c d e f g «KULLAWA». raicesperumadrid.com. Consultado el 8 de septiembre de 2020. 
  7. Mendoza, Alcira (2009). Virgen de la Candelaria: aproximaciones científicas a su dinámica festiva. Puno: Universidad Nacional del Altiplano. p. 75. Consultado el 8 de septiembre de 2020. 
  8. Adm53 (23 de agosto de 2020). «Música indígena y mestiza en la ilustración y la crónica: La Paz». www.scielo.org.bo=es. Consultado el 23 de agosto de 2020. 
  9. SechL (23 de agosto de 2020). «Kullawada la danza de los solteros». https://boliviaescultura.org/=es. Consultado el 23 de agosto de 2020. 
  10. «Kullawada (Puno)». 11 de junio de 2012. 
  11. admin5 (22 de noviembre de 2014). «Kullawada». www.tcgnews.it. Consultado el 22 de agosto de 2020. 
  12. eju.tv (15 de junio de 2011). «Gobierno declara 5 danzas como Patrimonio Cultural Intangible de Bolivia». eju.tv/. Consultado el 28 de septiembre de 2020. 
  13. «Centro Social Kullawada Central Puno». Diario los Andes. 7 de diciembre de 2019. Consultado el 8 de septiembre de 2020.