Ksitigarbha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua de Ksitigharbha en el Centro Khamlungpa en Guadalajara, Jalisco, México

Ksitigarbha es un bodhisattva muy venerado por los budistas de la China y Japón, también venerado por algunas escuelas del budismo tibetano.

Se le rinde honor desde el siglo IV a. C. en la India, volviéndose popular en China con el nombre de Dìzàng y en Japón como Jizō. Es adorado como el patrón de los oprimidos y los moribundos, deidad que intenta salvar a las almas condenadas al infierno.

Se le considera el bodisatva que ayuda a salir del infierno a los seres que por sus acciones han renacido en él, en Japón también se destaca por su bondad para con los difuntos, también se le ve como protector de los niños pequeños y de los viajeros. Generalmente se le caracteriza como un monje con un halo alrededor de su cabeza calva, llevando consigo un báculo con el que abre las puertas del infierno y una perla resplandeciente con que ilumina las tinieblas.