Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles (JARE) fue una institución fundada en Francia el 31 de julio de 1939 por la Diputación Permanente de las Cortes republicanas, ya en el exilio, aprobando sus estatutos. Su finalidad era la de "administrar cuantos recursos y bienes pueda y deban destinarse al auxilio de quienes emigran de España por defender las Instituciones democráticas de nuestro país". En la JARE estuvieron representados todos los partidos exiliados excepto el PCE y el PNV por decisión propia.

Creación[editar]

El 27 de julio de 1939 se reunió la Diputación Permanente de las Cortes republicanas en París y, a propuesta del socialista Indalecio Prieto —que aglutinaba a todos los sectores «antinegrinistas»—, aprobó una resolución, de discutible constitucionalidad,[1]​ según la cual consideraba al gobierno de Negrín como «inexistente», es decir, como disuelto. La Diputación también acordó, por 14 votos contra 5 (dos del PCE y tres de socialistas «negrinistas») otorgarse a sí misma el control de los recursos financieros de la República —las cuentas bancarias abiertas en bancos extranjeros y el «tesoro del Vita» que había sido llevado a México—. Para administrarlos se creó la Junta de Asistencia a los Republicanos Españoles (JARE), controlada de facto por Indalecio Prieto, y que «se convertiría pronto en el principal instrumento de la influencia de Prieto sobre los exiliados españoles». De hecho la JARE compitió en la ayuda a los refugiados republicanos con el Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles (SERE) creado por Negrín nada más acabar la guerra civil, y constituía por tanto «otro intento de desalojar a Negrín de sus últimas posiciones de poder». La creación de la JARE se justificó oficialmente con el argumento de que el SERE estaba dando preferencia a los dirigentes y militantes comunistas y «negrinistas» en sus ayudas para facilitar el viaje a América de los refugiados que se encontraban en Francia.[2]

Indalecio Prieto había tomado posesión del «tesoro del Vita» desde su llegado a México. Este hecho junto con la decisión de crear una nueva organización de asistencia a los refugiados creó una profunda división entre los exiliados españoles.[3]​ Esta dualidad de organizaciones de asistencia al exiliado español puso además de manifiesto la crisis interna del Partido Socialista Obrero Español entre los seguidores de Negrín de un lado y Prieto del otro.[3]

Organización[editar]

La organización interna estaba compuesta por un presidente, un vicepresidente y ocho vocales nombrados por la Diputación Permanente. Su primer presidente será Luis Nicolau D'Olwer y el vicepresidente, y auténtico líder de la nueva organización, Indalecio Prieto. Nombraron vocales a José María Andreu, Emilio Palomo Aguado, Juan Peiró (CNT-AIT), Amador Fernández y Faustino Valentín Torrejon (Unión Republicana), el cual se convertiría en un futuro en Alcalde de la Ciudad de Valencia.

El tesorero era Carlos Esplá Rizo, de Izquierda Republicana, como el vocal Carlos de Juan. También formaban de la junta administrativa de la JARE, Francisco Cruz Salido, secretario particular de Prieto cuando éste fue ministro de la Guerra; Narciso Vázquez, socialista besteirista; y Antoni Escofet, de Esquerra Republicana de Catalunya.[4]

Con el objeto de escolarizar a los hijos de los refugiados la JARE creó en México la Academia Hispano-Mexicana y el Instituto Hispano-Mexicano Ruiz de Alarcón. Ambos permanecen activos en la actualidad si bien el Ruiz de Alarcón fue sustituido en 1942 por el Colegio Madrid fundado el 21 de junio de 1941.

Las actas de la Delegación mexicana de la JARE y de la Comisión Administradora de los Fondos para el Auxilio de los Republicanos Españoles (CAFARE, 1943-1945) se encuentran en el Archivo General de la Guerra Civil Española (Salamanca) dentro del Archivo de Carlos Esplá adquirido el año 2001 por el Ministerio de Cultura.

Referencias[editar]

  1. Heine, 1983, p. 31. La acción de la Diputación Permanente constituyó otra vulneración de la Constitución, puesto que carecía de autoridad para tomar resoluciones de esa magnitud, limitándose su mandato a constituir un organismo gubernamental interino mientras no existiera gobierno alguno. El artículo 64 de la Constitución especificaba que para conseguir el cese del presidente del gobierno y su consejo de ministros era necesario que al menos 50 diputados presentasen una moción de no confianza y que ésta recibiera posteriormente el apoyo de la mayoría de las Cortes"
  2. Heine, 1983, p. 30-32.
  3. a b Martín Casas, Julio; Carvajal Urquijo, Pedro (2002). El exlio español (1936-1978). Barcelona: Planeta. p. 97-99. ISBN 84-08-04468-0. 
  4. Heine, 1983, p. 32.

Bibliografía[editar]

  • Heine, Hartmut Heine (1983). La oposición política al franquismo. De 1939 a 1952. Barcelona: Crítica. ISBN 84-7423-198-1. 
  • Índices de los documentos de la ayuda a los republicanos españoles en el exilio y del gobierno de la república en México. Madrid: Ministerio de Asuntos Exteriores, Dirección de Documentación y Publicaciones, 1940.
  • Los colegios del exilio en México. Cruz Orozco, José Ignacio; Publicaciones de la Residencia de Estudiantes. Amigos de la Residencia de Estudiantes; Madrid 2005. ISBN 84-95078-33-3.
  • El exilio republicano. La oposición durante el franquismo/3. Romero Samper, Milagrosa. Ediciones Encuentro; Madrid 2005. 344 pp. ISBN 8474904250

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]