Juan de la Vega (arquitecto)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Juan de la Vega (Secadura, Junta de Voto, Cantabria, ca. 1514 – Valladolid, 1585) fue un maestro de cantería y arquitecto[1]​ español del siglo XVI, asentado en Valladolid desde 1542 cuyo taller llegó a tener una gran notoriedad y en el que se formaron muy buenos arquitectos, entre otros Juan de Nates —que llegó a ser su yerno al contraer matrimonio con su hija María de la Vega[2]​— y Ribero Rada. Desarrolló un importante papel como protector del oficio de los maestros de la comarca del Voto que trabajaban en tierras vallisoletanas. Fue ayudante y hombre de confianza del principal arquitecto renacentista español de su época, Rodrigo Gil de Hontañón, de quien fue fiador en varias obras y tasador en otras,[3]​ y quien en su testamento le nombró «tasador de sus obras inacabadas».

Casó con María Sánchez de Pierredonda con la que tuvo dos hijos: Juan, que sería maestro y arquitecto como él, y que le sustituiría a su muerte, y María casada con Juan de Nates.

Vida profesional[editar]

Inició su carrera profesional con maestros cántabros como Juan de Escalante (c. 1501). En 1537 asumió la dirección de la obra del puente de Solía en Cantabria que ya había tomado la configuración definitiva de cinco ojos en arco apuntado, tajamares, piedra de sillería y mampostería y una ligera elevación central en lomo de burro; ya por entonces presentaba problemas de estructura.[4]

Interior de la iglesia de la Magdalena en Matapozuelos

Años más tarde se afincó en Valladolid y en 1553 está documentada su participación y dirección en la obra del hospital de la Resurrección.[5]​ En 1566 fue fiador de Rodrigo Gil de Hontañón, junto con Juan de Escalante y Juan de la Lastra, para la iglesia de la Magdalena de Valladolid garantizando el fiel cumplimento y obligaciones del arquitecto.[6]​ Su actividad en Valladolid no cesó y en 1567 concertó la realización de dos portadas para el monasterio del Abrojo que fueron realizadas por Cristóbal de la Serna. Al mismo tiempo realizaba las obras de las naves laterales en la iglesia de la Magdalena de Matapozuelos, siguiendo las trazas de Juan de Escalante. Levantó los muros de cierre de las naves con sus contrafuertes y abrió la portada sur. En 1574 se continuó con la construcción siendo Juan de la Vega su maestro de obras y su aparejador Sebastián de la Vega.[7]

En 1572 fueron requeridos sus conocimientos como tracista para el proyecto de la capilla de Hernán López de Calatayud, regidor de la ciudad, dentro de la desaparecida iglesia de San Antón de Valladolid que estaba situada en la calle del Santuario esquina a la calle de Simón Aranda. Juan de Nates se encargó de la realización. Las obras terminaron dos años después.[6]​ También en Valladolid colaboró en 1567 en la reconstrucción de la plaza Mayor.[8]

Iglesia de San Pedro Mártir en Medina de Rioseco, Valldolid

En Pesquera de Duero, en 1574, dirigió junto con Gonzalo de Sobremazas la construcción de la iglesia parroquial de San Juan Bautista. Dos años antes, en 1572 había firmado un contrato para la obra de la colegiata de San Luis en Villagarcía de Campos (Valladolid). Modificó el proyecto de Rodrigo Gil de Hontañón al suprimir el cimborrio, considerado obra anticuada lo que dio lugar a un conflicto entre ambos maestros. Terminó las obras en 1579 y salió fiador Juan de Ribero Rada, arquitecto seguidor del clasicismo. [9]

El 29 de enero de 1580 Juan de la Vega contrató la obra de la iglesia de San Pedro Mártir en Medina de Rioseco, Valladolid. Fue Nates quien realizó las trazas pero fue Juan de la Vega quien las firmó.

Puente de Quintanilla y Olivares

El puente que une los municipios de Olivares de Duero y Quintanilla de Onésimo fue un proyecto deseado desde el siglo XV; los Reyes Católicos dieron el consentimiento para su construcción en 1494 pero hasta 1571 no se acometieron las obras. Se repartió la obra entre dos arquitectos: Juan de la Vega por la parte de Quintanilla y Francisco del Río[nota 1]​ por la de Olivares. Ambos se comprometieron a comenzar con dos arcos y los pilares correspondientes. Dio fe de su comienzo el escribano de Olivares Alonso Pero Mingo. Las obras duraron años siempre por dificultades económicas. Juan de la Vega no lo vio terminado pero se tiene noticia de que aun estaba trabajando en el puente en 1583, dos años antes de su muerte. Remató la obra Felipe de la Cajiga.[10]

Lo último que se conoce sobre la actividad profesional de Juan de la Vega data de 1585, año de su muerte. Se sabe que salió fiador de Diego Gómez de la Sisniega para llevar a cabo la construcción del puente de Torquemada en Palencia.[nota 2]

Referencias[editar]

  1. Sobre el uso del término arquitecto y para una visión general de la práctica de la cantería en la comarca de la Junta del Voto y en particular de las relaciones endogámicas profesionales de las familias canteras véase El arte de la cantería. Los maestros trasmeranos de la Junta de Voto, de Begoña Alonso Ruiz, editado por la Universidad de Cantabria en 1991.
  2. VV.AA., 1991, p. 680. cf. Alonso Ruiz, Begoña. Datos para el estudio de la organización familiar en los canteros de Trasmiera: las familias Nates y Vega en Secadura, Actas del VIII Congreso C.E.H.A. Pamplona, 1990
  3. Sobre las modalidades de contratación de obras –por subasta o remate, a destajo, a jornal o por tasación final –, véase la obra ya citada de Begoña Alonso Ruiz (1991).
  4. Grupo de Tecnología de la Edificación de la Universidad de Cantabria (GTED-UC) 1.2
  5. VV.AA., 1991, p. 680. cf. Esteban García Chico: Documentos para el estudio del arte en Castilla. T. I. Arquitectos. Valladolid 1940 p. 28
  6. a b VV.AA., 1991, p. 680. cf. Sojo y Lomba, Fermín: Los maestros canteros de Trasmiera. Madrid 1935 p. 161-162
  7. VV.AA., 1991, p. 680. cf. Heras García, F: Arquitectura religiosa del siglo XVI en la primitiva diócesis de Valladolid, 1975, p. 126
  8. VV.AA, 1991, p. 680. cf. García Chico obra citada, p. 29
  9. VV.AA., 1991, p. 680. cf. Bustamante García La arquitectura clasicista del foco vallisoletano (1561-1640). Valladolid 1983, p. 55-57
  10. Pelayo, 2003, p. 47. cf. A.H.R.C. (Archivo Histórico Regional de Cantabria). Secc. Protocolos. Leg. 1141. Ante Pedro de Carasa, fol. 459

Notas[editar]

  1. A veces se le nombra Francisco Gómez del Río. Arquitecto, maestro de cantería, vecino de San Miguel de Aras en Cantabria. Murió en 1580.
  2. Diego Gómez de la Sisniega. Maestro de cantería, tracista y arquitecto, natural de San Mamés de Aras en Cantabria

Bibliografía[editar]

  • Fernández del Hoyo, María Antonia (2016). «El Hospital de la Resurrección: de la mancebía a la Casa Mantilla», incluido en la obra Conocer Valladolid, IX. Curso de patrimonio cultural 2015/2016. Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción. Valladolid. Ayuntamiento de Valladolid. ISBN 978-84-16678-11-2. 
  • VV.AA. (1991). Artistas cántabros de la Edad Moderna. Su aportación en el arte hispánico. Diccionario biográfico-artístico. Santander: Universidad de Cantabria. ISBN 84-87412580. 
  • Pelayo, Jesús María (2003). El puente de Olivares y Quintanilla. Valladolid, Depósito Legal 696/03: Edita La autora. 

Enlaces externos[editar]