José Paúl y Angulo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
José Paúl y Angulo
Jose Paul Angulo.png

Diputado a Cortes
por Jerez de la Frontera (Cádiz)
1869-1871

Información personal
Nacimiento 1842
Jerez de la Frontera, España
Fallecimiento 1892
París, Francia
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor, político y periodista Ver y modificar los datos en Wikidata

José Paúl y Angulo (Jerez de la Frontera, 1842[a]​-París, 1892) fue un político y escritor español.

Biografía[editar]

Perteneciente a una rica familia, dueña de viñedos y bodega, se dedica desde joven a los negocios. Estos lo llevan a Inglaterra, donde se vincula con el general Juan Prim,[2]​ que se encontraba exiliado en Londres.

Formó parte del grupo promotor de la Revolución de 1868 y acompañó a Prim en su regreso a España, para convertirse más tarde en su contrincante ideológico —su actitud frente a Prim se llegó a calificar como «de odio profundo» y «enconado rencor»—.[2]​ Intervino en las barricadas gaditanas de 1868 en pro de la revolución antiborbónica y autonomista y en las milicias cívicas. En 1869 fue elegido diputado a la Asamblea Constituyente por su ciudad natal y, en disconformidad con la Constitución monárquica del mismo año, se une al frente de lucha en los pueblos de la Sierra de Cádiz, junto a Fermín Salvochea y Guillén, refugiándose más tarde en Huelva y volviendo a la actividad política dirigiendo el periódico El Combate, donde aparece en 1870 un llamamiento para derrocar a Prim. Desde el ensayo histórico de Antonio Pedrol Rius, el más completo estudio dedicado al atentado contra el general Prim, se le señala como ejecutor material del asesinato al frente de un grupo de nueve republicanos, contando con la complicidad de Solís y Campuzano, ayudante del duque de Montpensier, cuñado de Isabel II, quien sería en última instancia instigador del mismo.

Exiliado en Francia, Paúl y Angulo viajó por Europa y América propagando sus ideas republicanas. Estuvo en Perú, Ecuador, Chile y Estados Unidos, hasta llegar finalmente a la Argentina, instalándose en Buenos Aires. Allí, colabora en el diario El Español, antes de fundar su propio periódico: La España Moderna. En Montevideo mató en duelo en 1880 a Enrique Romero Jiménez, otro exiliado español y viejo correligionario, director en Buenos Aires de El Correo Español. Diez años antes, todavía en España, se había batido ya con otro periodista y rival político, Felipe Ducazcal, que resultó herido, y en 1884 fue detenido en Buenos Aires por retar a duelo al embajador de Colombia, José María Samper.[3]

Entre sus obras destacan: Memorias íntimas de un pronunciamiento, Verdades revolucionarias, Manifiesto o Lo absurdo se elimina.

Cultura popular[editar]

Notas[editar]

  1. Otras fuentes sostienen 1838, pero 1842 es la fecha de mayor aceptación.[1]

Referencias[editar]

  1. Herrán Nieto, 1990, p. 194.
  2. a b Flores García, 1916, p. 30.
  3. Fuente Monge, Gregorio de la, «Enrique Romero Jiménez: un presbítero revolucionario entre España y Argentina», en García Sebastiani, Marcela (dir.), Patriotas entre naciones: élites emigrantes españolas en Argentina (1870-1940), Madrid, Editorial Complutense, 2010, ISBN 978-84-9938-043-8 pp. 53-55.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]