José Osvaldo Riveiro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

José Osvaldo Ribeiro, alias Balita, es un coronel argentino retirado del Batallón de Inteligencia 601 del Ejército Argentino, acusado de delitos de lesa humanidad.[1][2]

Trayectoria[editar]

El coronel José Osvaldo Ribeiro, era conocido como “Balita” en la Argentina y figura con el alias de “Rawson” en los archivos desclasificados por la administración de Bill Clinton.[3]

Pertenecía al Batallón de Inteligencia 601, que dependía de la jefatura II de la comandancia del Ejército, y se dedicaba a hacer análisis de inteligencia, infiltrar, detener y torturar prisioneros y luego pasar la información a los grupos de tareas que tenían las zonas y subzonas en que el ejército argentino había dividido al país durante el Proceso de reorganización nacional.

Además trabajó en colaboración con los militares chilenos, paraguayo y uruguayos en la represión de los años '70.[2]

Ribeiro estuvo a cargo, durante los años ‘80 del destacamento militar argentino en Centroamérica. Durante la última dictadura militar trabajó bajos las órdenes del General Guillermo Suárez Mason.

En diciembre de 1974 Ribeiro organizó un centro clandestino de detención en Campo de Mayo, conocido como El Campito.[2]

En setiembre de 1975 Ribeiro viajó a Asunción del Paraguay y a Santiago de Chile, financiado por la DINA, para organizar el Plan Cóndor.[2]

Ribeiro participó en la desaparición de Jean-Yves Claudet Fernández, un ciudadano franco-chileno, militante del MIR, quien desapareció en Ezeiza, en medio de un viaje de Paris a Santiago de Chile.[3]

El Batallón 601 exportó su tecnología represiva a Honduras y Guatemala para entrenar a los contras nicaragüenses que, financiados por la CIA, peleaban contra los sandinistas.[4]​ En ese contexto, Ribeiro trabajó como asesor de la contra nicaragüense operando en Honduras. Su colaboración fue clave en el andamiaje represivo desde el Batallón 601 de Inteligencia Militar en la Argentina. Ribeiro era el Segundo Jefe del Batallón 601 después del Coronel Valín. Fue uno de los propulsores del Plan Cóndor a nivel continental. Ribeiro participó en el secuestro y los interrogatorios en Paraguay, de uno de los hermanos de Santucho y de Fuentes Alarcón, alias el Trosko, que era un alto dirigente del MIR que habían sido capturados en las afueras de Asunción. Además fue partícipe del asesinato del General Carlos Prats.

Durante el gobierno de Carlos Menem fue director de Relaciones Institucionales del Instituto de Ayuda Financiera para el Pago de Retiros y Pensiones Militares (IAF), dependiente del Ministerio de Defensa.[5]

En diciembre de 2001 el Juez francés Roger Le Loire solicitó su extradición para ser juzgado en Francia pero gobierno argentino se la negó con el argumento de rechazar pretensiones que vulneraban el principio de territorialidad.[6]

En noviembre de 2010, la Justicia francesa lo condenó por su participación en el secuestro y desaparición de Jean-Yves Claudet Fernández, razón por la cual se labró un pedido de captura internacional por delitos de lesa humanidad. También tiene una causa pendiente en el juzgado federal de Mendoza número 1.

Referencias[editar]

  1. Juan José Salinas y Julio Villalonga, Gorriarán, La Tablada y las guerras de inteligencia en América Latina, Buenos Aires, Editorial Mangin, 1993, ISBN 9789879938904
  2. a b c d J Patrice McSherry, Los estados depredadores la Operación Cóndor y la guerra encubierta en América Latina, LOM Ediciones Uruguay Banda Oriental 2009, ISBN 9789560000620
  3. a b Cómo "La batalla de Argel" enseñó a torturar a los militares argentinos
  4. El Batallón 601, un símbolo de la represión
  5. Un empleado con perfume a pólvora
  6. Nuevo pedido de extradición para un militar argentino