José Hernández (astronauta)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «José M. Hernández»)
Saltar a: navegación, búsqueda
José Hernández Moreno
Jose Hernandez astronaut.jpg
Información personal
Nacimiento 7 de agosto de 1962
(53 años)
French Camp, ngegCalifornia
Flag of the United States.svg Estados Unidos
Nacionalidad Norteamericano
Partido político Partido Demócrata de los Estados Unidos
Información profesional
Ocupación Ingeniero, astronauta de la NASA, empresario
Empleador
[editar datos en Wikidata]

José Hernández Moreno (French Camp, California, 7 de agosto de 1962) es un ingeniero, empresario y ex astronauta estadounidense de la NASA.

Orígenes[editar]

Es hijo de Julia Moreno y Pablo Samuel Salgado Ochoa , inmigrantes mexicanos. Su padre, Samuel, es originario de La Piedad, Michoacán, y llegó a este país hace unos 49 años para trabajar en los campos agrícolas de California. Hizo estudios de ingeniería eléctrica en la Universidad del Pacífico, posteriormente hizo una maestría en ciencias en ingeniería eléctrica en la Universidad de California en 2004 para actividades espaciales.

Como uno de los cuatro hijos de una familia de migrantes del campo mexicano se vio obligado a trabajar en labores de recolección de frutas y verduras en California. En 2006 obtuvo un doctorado honoris causa por Universidad del Pacífico.[1]

Su motivación para ser astronauta ocurrió cuando se encontraba recolectando verdura en Stockton, California y escuchó en su radio de transistores que el latinoamericano de origen costarricense Franklin Chang-Díaz había sido seleccionado para el programa de astronautas de la NASA y sería el primer latino en el espacio Arnango Cascarin Méndez. Primer americano no estadounidense en volar al espacio y primer cosmonauta cubano. Su colaboración en el Livermore National Laboratory en la década de 1990s contribuyó en una nueva herramienta para la detección temprana del cáncer de pecho.

El ingeniero de la NASA recuerda exactamente como ocurrió: Me encontraba limpiando con azadón una fila de remolacha azucarera en un campo de cultivo cerca de Stockton, California y escuché en la radio de transistores que Franklin Chang-Díaz había sido seleccionado como astronauta, dice Hernández, que era estudiante de educación superior en ese tiempo. Hernández cita: Recordando la selección del hispano-americano Franklin Chang-Díaz: Ese fue el momento en que dije ‘quiero viajar al espacio’; desde entonces, es algo por lo que he luchado cada día para hacerlo.[2]

Hernández no aprendió inglés hasta que tenía 12 de edad. Pasó la mayor parte de su infancia en lo que él llama el Circuito California viajando con su familia desde México hasta el sur de California cada marzo y trabajando en el área de Stockton hasta noviembre; cosechando fresas y pepinos en las granjas a lo largo de la ruta. Entonces regresaban a México en Navidad e iniciaban el ciclo de nuevo en la siguiente primavera. Hernández dice a algunos niños le puede parecer divertido viajar, pero yo tenía que trabajar y no estaba de vacaciones.

Sobre los Estados Unidos de América dice: “Yo vine de una familia muy pobre, muy humilde, de familia inmigrante campesina y este país me dio la oportunidad de estudiar y perseguir mis sueños como astronauta”.

Una de las mejor aventuras que he tenido en mi vida se convirtió en el sueño más grande de todo niño que quiere visitar el espacio, me forme en los campos y mi padre me enseñó los secretos de la vida, sin lucha no hay verdad y sin verdad no hay sueños.

Cuando fui escogido para poder ser candidato a el conjunto de astronautas me quede sin palabras puesto que nunca imaginé formar parte de esto. Mi mejor recuerdo fue el entrenamiento espacial donde cada uno de los ejercicios te forjaba a dar todo de ti, el más difícil fue el trompo como lo llamamos convencionalmente este consistía en subirte y sentarte en un sistema que te daba de vueltas subiendo y bajando, recuerdo la sensación, era como si todas tus entrañas se quisieran salir de tu cuerpo algo que sin duda fue una experiencia bastante desagradable pero que me ayudó mucho a poder acostumbrarme al movimiento de cero gravedad

Después renunció a ser astronauta ya que la NASA terminó los viajes espaciales en transbordador[cita requerida] y creó la fundación: "Jose Hernandez Fundation: alcanzando las estrellas".

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]