Insha'Allah

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

In šāʾ Allāh (إِنْ شَاءَ ٱللَّٰهُ, lit. Si Alá/Dios quiere) es un término en idioma árabe para indicar que un acontecimiento, ya mencionado, puede ocurrir en el futuro, si tal es la voluntad de Dios.[1]​ Ha pasado a varios idiomas, como el indonesio, el malayo, el persa, el bosnio, turco, el urdu, hausa, bengalí, el hebreo, inglés, alemán, español, portugués y oradores franceses.[2]

De acuerdo a la religión islámica, antes de que viniera Mahoma, hubo un creador del Cielo y de la tierra al que llamaban Allah-TaalaiAllāh o Allah-Taala, el supremo, creador y glorificador—, en sentido opuesto a la denominación de los otros dioses a los cuales llamaban Al-ilahat, divinidades inferiores. La palabra árabe Allah (adaptada al español como Alá) significa Dios; es decir, los árabes cristianos también dicen Alá para referirse al Dios cristiano. "In šāʾ Allāh" significa "si Dios quiere". El significado del término no denota la profesión de una religión determinada.

El término se utiliza en diversas circunstancias con diferentes funciones como el otorgarle fuerza a la persona que la expresa, manifestar cierta fatalidad respecto a los acontecimientos, expresar buenos deseos, evadir o posponer una respuesta y darle ánimo a alguien para llevar a cabo algo.

En el Corán[editar]

El uso de Insha'Allah se encuentra en el sura 18 del Corán, el libro sagrado del Islam. Este capítulo se denomina Al Kahf (de la Caverna) y cuenta con 110 aleya.[3]​ Los aleya 23 y 24 hacen referencia a "In šāʾ Allāh":

(23) Y no digas respecto a algo: Lo haré mañana


(24) a menos que añadas: Si Allah quiere. Y recuerda a tu Señor cuando olvides y di: puede ser que mi Señor me guíe a algo que se acerque más que esto a la recta guía.

El erudito musulmán Ibn Abbas declaró que es de hecho obligatorio para un musulmán decir Insha'Allah en un mandando de él o ella. Si el descuido conduce a la omisión de la frase, puede ser dicho en un tiempo posterior sobre la realización de la omisión, incluso luego de un año.[5]

Similitud al español (ojalá) y al gallego y al portugués (oxalá)[editar]

La frase del español, ojalá (que), y la frase gallega y portuguesa, oxalá (que), ambas significan "Si Dios quisiera", y no "Dios quiera", nacen del árabe.[6][7]​ Esta frase es un ejemplo de muchas palabras tomadas prestadas de este idioma debido al dominio musulmán de algunas áreas de la península ibérica del siglo VIII al siglo XV. Una frase en ese mismo sentido, empleada en varios países de habla española, es "Dios mediante", como por ejemplo, "nos veremos mañana, Dios mediante".[8]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Nazzal (2005). 269-270.
  2. Pishghadam y Kermanshahi (2012): 8-9.
  3. «Surah Al-Kahf [18:23-24]». Surah Al-Kahf [18:23-24] (en inglés). Consultado el 7 de septiembre de 2020. 
  4. «18. Sura de la caverna». noblecoran.com. Consultado el 7 de septiembre de 2020. 
  5. «QuranX.com The most complete Quran / Hadith / Tafsir collection available!». quranx.com. Consultado el 7 de septiembre de 2020. 
  6. «Ojalá proviene de Inshallah». Oriente Medio News. 13 de julio de 2019. Consultado el 7 de septiembre de 2020. 
  7. «Secretary-General's message to the event marking Arabic Language Day». United Nations Secretary-General (en inglés). 18 de diciembre de 2018. Consultado el 7 de septiembre de 2020. 
  8. «OJALÁ». Etimologías de Chile - Diccionario que explica el origen de las palabras. Consultado el 7 de septiembre de 2020. 

Bibliografía[editar]