Incentivo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El estudio de los incentivos es tremendamente importante dado que éstos permiten explicar o predecir qué curso de acción tomarán el mercado o grupo al que le afecta o se le aplica una determinada política económica. Dado que los agentes racionales, siempre y cuando estén informados acerca de su medio, compararán los costos y beneficios de sus acciones (teniendo normalmente una preferencia estricta por aquello que les beneficie), cambiarán éstas de tal forma que maximice su utilidad.

Cuando no se analiza de forma suficientemente profunda el papel de los incentivos en la acción humana, pueden surgir comportamientos inesperados o menos deseables que los que se pretendían penalizar,[1]​ lo cual se denomina un incentivo perverso.

El estudio de las estructuras de incentivos es central al estudio de todas las actividades económicas, tanto en términos de toma de decisiones individual como en términos de cooperación y competición en una estructura institucional más grande (como, por ejemplo, el Estado). El análisis económico, por tanto, de las diferencias entre sociedades (y entre las diferentes organizaciones dentro de una sociedad) depende bastante de la caracterización de las diferentes estructuras de incentivos afrontadas por los individuos envueltos en tales esfuerzos colectivos. En última instancia, los incentivos ayudan a proveer al dinero de valor y contribuyen al éxito organizacional.[2]​ />

Categorizando incentivos[editar]

Los incentivos pueden ser clasificados de acuerdo a las diferentes formas en las que motivan a los agentes a tomar un curso de acción particular. Una taxonomía común y útil divide los incentivos en cuatro grandes clases:[3]

Clase Definición
Incentivos remunerativos Se dice que existen cuando un agente tiene expectativas en forma de algún tipo de recompensa material -especialmente dinero- a cambio de actuar de una forma particular.[4]
Incentivos financieros
Incentivos morales Se dice que existen cuando una decisión u opción particular está considerada como "lo correcto", o como particularmente admirable, o donde el fallo de actuar de una cierta manera se condena como indecente. Una persona actuando bajo un incentivo moral puede esperar un sentimiento de mejora de la autoestima, aprobación o incluso admiración por parte de su comunidad; una persona actuando contra un incentivo moral puede esperar un sentimiento de culpa, condena o incluso ostracismo por parte de ésta.[4]
Incentivos coercitivos Existe cuando una persona puede esperar que actuar de una cierta manera resultará en el uso de la fuerza física contra ella (o sus seres queridos) por otras en la comunidad -por ejemplo, mediante el dolor en el castigo, la prisión, o confiscando/destruyendo sus posesiones-[4]
Incentivos naturales Tales como la curiosidad, ejercicio mental o físico, admiración, miedo, enfado, dolor, alegría, búsqueda de la verdad, o el control sobre las cosas en el mundo, gente o uno mismo.[5]

Hay otro uso común por el cual incentivo se contrasta con la coerción, como cuando los moralistas económicos contrastan el trabajo incentivado -como el emprendimiento, empleo, o voluntariado motivado por los motivos expuestos en las clases previas- con trabajo coaccionado -esclavitud o servidumbre, donde está motivado por la amenaza o uso de violencia, dolor o deprivación. En este uso, la categoría de "incentivos coercitivos" está excluida.

Viajes de incentivos[editar]

Gracias a los viajes de incentivos los trabajadores se sienten premiados y valorados por su esfuerzo puesto a diario en su trabajo. Si se cumplen los objetivos laborales de forma profesional y eficiente, la empresa puede premiarlo de esta forma. Las principales ventajas de los viajes de incentivos pueden ser:

  • Motivar a los trabajadores: si estos saben de la recompensa trabajan motivados y se esfuezan más, subiendo el ánimo y recuperando la confianza.
  • Mejorar la relación entre compañeros: cuando los viajes de incentivos se realiza grupalmente favorece un clima positivo y cordial entre los trabajadores, limando asperezas y reforzando el compañerismo. Así se llega a aumentar la productividad en el trabajo en equipo y estos sienten que pertenecen al grupo.
  • Potenciar la productividad empresarial: el trabajo recompensado aumenta el esfuerzo por parte de los empleados, así también la productividad y la rentabilidad de la propia empresa.
  • Reconocer el trabajo realizado: que los superiores reconozcan el trabajo de un empleado hace que estos sientan una de las mejores sensaciones posibles. Esto sube la autoestima y hace que está contento en su puesto de trabajo, haciendo que siga con su esfuerzo.
  • Reducir el estrés: los días libres que se dan para un viaje de incentivos permite descansar a los trabajadores y, por tanto, mengua su estrés laboral provocado pro el día a día en la empresa.
  • Igualar las oportunidades: premiar a los trabajadores que ponen mayor empeño y esfuerzo, dando mejores resultados, equilibra las oportunidades que hay entre ellos.
  • Mejorar las relaciones laborales: los viajes de incentivos también pueden darse a clientes o proveedores, pudiendo así fidelizarlos y ganarse su confianza.
  • Promocionar y publicitar la empresa: los viajes publicitados interna y externamente en la empresa pueden servir para mejorar la imagen de la empresa entre los empleados, los clientes/proveedores y en la sociedad.
  • Cuidar el descanso y la felicidad de los empleados: se les proporciona mayor seguridad y felicidad que les motiva a trabajar para conseguir su objetivo.

Lo más cómodo para organizar un viaje de este tipo es que sea dentro del territorio nacional por su proximidad y de unos 3 o 4 días. El retorno sobre la inversión (ROI) es difícil de medir, pero se basaría en cuantificar en qué grado este viaje mejora los resultados econónimos de la empresa. Las encuestas de satisfacción entre los asistentes a los viajes son una herramienta de medición habitual. Así se establecen unos KPI o indicadores clave de rendimiento determinados a partir de los objetivos que se pretenden conseguir del desplazamiento.

Ejemplos[editar]

  • Una empresa que persigue la maximización de beneficios aumentará su producción de un bien determinado si existe un aumento en el precio de mercado de tal bien.
  • Un consumidor maximizador de la utilidad consumirá más de un bien determinado si el precio de mercado de este bien baja.
  • Una persona maximizadora de la utilidad puede verse robando algo siempre y cuando exista una probabilidad baja de que le descubran. Independientemente de su moralidad, la cual puede bloquearle, el incentivo a hacerlo existe.
  • Una empresa que busque los mejores trabajadores de un mercado laboral determinada podría incentivar su entrada en ésta ofreciendo salarios superiores a los de equilibrio
  • Una empresa que quiere aumentar sus ventas y regala noches de hotel por compras superiores a x importe con el fin de obtener más ventas

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas :0
  2. Armstrong, Michael (2013). Employee Reward. CIPD House. 
  3. Dalkir, Kimiz (2013). Knowledge management in theory and practice. Routledge. 
  4. a b c Dalkir, Kimiz (2013). Knowledge management in theory and practice. Routledge. 
  5. McClelland, David C. (1987). Human Motivation. CUP Archive. 

Bibliografía[editar]

  • Mankiw, N. G. (2012). Principios de economía. Cengage Learning Editores.