Ilusión monetaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una ilusión monetaria es una ilusión que sucede a causa de una mala utilización de los indicadores económicos, que no tienen en cuenta por lo general variaciones en el índice de precios, en los tipos de cambio o en la inflación entre otras.

Un ejemplo es el efecto irreal de elevado incremento anual de los salarios (los precios de los recursos productivos en general), debido a una muy alta inflación. Es irreal porque, una vez restada la inflación, el incremento real de los salarios puede ser muy reducido o incluso negativo. A la inversa, si sólo se toma en cuenta el índice de inflación, ignorando el aumento nominal de los salarios (el cual puede ser superior en términos reales), también se está frente a una ilusión monetaria.

En resumen, es la impresión que tienen los individuos y empresas de haber aumentado o disminuido su capacidad de compra al haber sufrido un cambio sus rentas nominales o los precios, cuando de hecho no toman en cuenta la inflación (que produce una pérdida del poder adquisitivo real) y/o los incrementos salariales (que pueden superar en términos reales a la inflación).

Otro ejemplo es utilizar la producción en vez de la producción per cápita para medir el crecimiento de un país.

Véase también[editar]