Ikkaku Madarame

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ikkaku Madarame
斑目 一角
(Madarame Ikkaku)
Sexo Masculino
Fecha de nacimiento 9 de noviembre
Altura 182 cm
Peso 76kg
Ocupación 3er oficial de la 11va División
Seiyū Nobuyuki Hiyama
Doblador(es)

Ikkaku Madarame (斑目 一角 Madarame Ikkaku?) es un personaje de la serie de anime y manga Bleach, de Tite Kubo, es el Tercer Representante de la Undécima División. Su Capitán es Zaraki Kenpachi.

Perfil[editar]

Ikkaku es un hombre alto y completamente calvo, lo que se presta para escenas graciosas con muchos personajes ya que detesta que le llamen calvo. Su teniente Yachiru Kusajishi a menudo lo llama "Bola de Billar". Pues es bien sabido su gusto por darle apodos a las personas. Ikkaku posee unas distintivas manchas rojas cerca de sus ojos, y a diferencia de la mayoría de los shinigamis, no usa medias con sus sandalias.

A pesar de ser el 3.er oficial en la 11va división las habilidades de Ikkaku están por encima de la mayoría de los tenientes de las demás divisiones, Ikkaku es incluso capaz de usar la liberación final de su Zanpakutou. Ikkaku mantiene escondido este hecho de los demás, tan solo dándolo a conocer de las personas en quién más confía, pues teme que por esto pueda ser promovido u obligado a convertirse en capitán de otro escuadrón. La razón por la que Ikkaku quiere permanecer en la Undécima división, es su lealtad a su capitán Zaraki Kenpachi. El único deseo de Ikkaku es luchar, vivir y eventualmente morir bajo el mando de Kenpachi.

En términos de actitud, Ikkaku es el típico miembro de la Undécima División, violento, amante de las batallas y rudo. Ikkaku tiene una personalidad parecida a la de Kenpachi, se divierte luchando, siempre trata de obtener la mayor diversión posible en cada pelea, llevándolo esto a límites peligrosos, siempre está sonriendo mientras lucha, muy parecido a como lo hace Kenpachi.

Historia[editar]

Pasado[editar]

Ikkaku luchó contra Kenpachi antes de entrar en el seireitei. Al ser fácilmente derrotado por éste, y al haber aprendido de Kenpachi que el quedar vivo en una batalla era para mejorar y poder luchar de nuevo contra su enemigo, siguió sus pasos cuando éste se convirtió en capitán de la Undécima división y entró a formar parte de la misma. También se sabe que fue el que enseñó a luchar a Renji Abarai cuando éste entró a formar parte de la Undécima División.

El encuentro con Kenpachi es el principal motivo por el cual Ikkaku quiere permanecer en la Undécima División bajo el mando de Kenpachi, pues desea pelear y morir bajo las órdenes del Capitán.

No se sabe en que momento preciso se convirtió en Shinigami, pero puede concluirse que lleva cerca de 100 años, ya que Ichigo al mencionarle durante su pelea que su maestro había sido Kisuke Urahara, inmediatamente se le viene a la mente la imagen del ex-capitán con sus ropas de shinigami y llevando su haori blanco; por lo que puede deducirse que ya formaba parte de los escuadrones cuando Urahara era capitán.

Sociedad de Almas[editar]

La primera vez que lo vemos es después del aterrizaje forzoso de Kurosaki Ichigo y Ganju Shiba en el Seireitei, en el que acaban encontrándose con Ikkaku y su compañero Yumichika Ayasegawa (Quinto Hombre de la División), Ganju nada más comprobar el poder de los shinigamis huye, Ikkaku envía a Yumichika entonces en su búsqueda y se queda a solas con Ichigo.

La batalla comienza tras las presentaciones y ambos logran estar igualados, sin embargo cuando Ikkaku libera su Zanpakutô (Hôzukimaru) y revela ser un nunchaku de tres partes, Ichigo retrocede y es herido en el brazo, sin embargo el joven shinigami logra analizar los movimientos de su rival recordando su entrenamiento con Kisuke Urahara y hiere profundamente a Ikkaku y rompe su Zanpakutô, este se niega a rendirse y vuelve al ataque pero Ichigo inutiliza su nunchaku y el Tercer Hombre de la Undécima División resulta derrotado.

Ikkaku se despierta extrañado de su supervivencia y comprueba que ichigo le ha curado usando su coagulante, Ikkaku responde acerca de la ubicación de Rukia Kuchiki y advierte a Ichigo sobre el poder de su Capitán, tras lo cual el joven shinigami se va, dejando a Ikkaku a merced del escuadrón médico. En las habitaciones en las que se recupera es interrogado por un furioso Mayuri Kurotsuchi sobre su adversario, no obstante Ikkaku no suelta prenda y el Capitán se dispone a castigarlo, sin embargo Zaraki lo ahuyenta con su presencia. Ikkaku advierte al Capitán del creciente poder de su adversario y le da una suscita descripción para que lo pueda encontrar.

Posteriormente Ikkaku se recupera junto a Yumichika, que fue derrotado por Ganju y sentirán el fuerte reiatsu que desprende la lucha entre Ichigo Kurosaki y su Capitán Zaraki Kenpachi, en el que confiarán en la victoria de su número uno puesto que por igualada que esté la batalla, aun tiene un as en la manga (haciendo referencia a su parche).

No obstante Zaraki e Ichigo empatan, aunque el Capitán considere que ha sido derrotado, Yachiru lo lleva junto a la Capitana de la Cuarta División Retsu Unohana que lo curará y volverá al cuartel de la división, junto a Yumichika, Ikkaku y Yachiru, todos ya en perfecto estado. Es entonces cuando Yachiru lleva a Makizô Aramaki al Cuartel, que porta a Inoue Orihime y que les pone en antecedentes acerca de los combates de sus compañeros y de la ejecución de Rukia Kuchiki.

Zaraki toma la decisión de ayudar a Ichigo y los suyos y se pone en marcha junto a Ikkaku y los demás, ambos irrumpen en la cárcel donde están encerrados los ryoka y sus amigos sin embargo son interceptados en una amplia plaza por los Capitanes de la Séptima y Novena Divisiones y sus respectivos Subcapitanes. Sajin Komamura, Tousen Kaname, Tetsuzaemon Iba y Shûhei Hisagi. La intención de Zaraki es pelear contra los cuatro a la vez y ordena al resto del grupo que se adelante, todos seguirán la recomendación lierados por Yachiru, sin embargo Ikkaku y Yumichika se quedan y se encargan de los Subcapitanes, dejando a Zaraki con Komamura y Tousen.

Ikkaku e Iba mantienen una batalla despreocupada e interrumpida constantemente en descansos para beber sake mientras los demás pelean, el combate entre estos dos camaradas parece más una diversión que un combate a muerte y no se verá a ninguno sobresalir por encima del otro. Finalmente se interrumpe cuando se hace patente la traición de Aizen y este huya junto a Gin Ichimaru y Tousen (derrotado anteriormente por Zaraki).

Tras la huida a Hueco Mundo de los tres Capitanes traidores con el Hougyoku, la vida vuelve a la normalidad en la Sociedad de Almas, los ryoka son aceptados con simpatía e Ikkaku pasa el tiempo entrenando en el cuartel de su División, la cual visita Ichigo frecuentemente (aunque la presencia de Zaraki haga que se arrepienta). Ichigo y su grupo abandonan la Sociedad de Almas y vuelven a Karakura sin Rukia.

Los Arrancar[editar]

Ikkaku es enviado a Karakura como miembro del grupo de avanzada del Capitán de la Décima División Hitsugaya Tōshirō junto a su Subcapitana Rangiku Matsumoto, Yumichika Ayasegawa, el Subcapitán de la Sexta División Renji Abarai y Rukia Kuchiki, miembro de la Decimotercera tras la incursión Arrancar de los Espada Ulquiorra Cifer y Yammy, que derrotarán a Yasutora Sado, Inoue Orihime e Ichigo Kurosaki en combate y deberán ser salvados por Kisuke Urahara y Yoruichi Shihouin.

Los shinigamis una vez en Karakura como miembros del instituto al que acuden Ichigo, Ishida y los demás se dispersarán y buscan alojamiento. Yumichika e Ikkaku vagan por la ciudad sin rumbo fijo pero pronto irrumpe el Sexto Espada Grimmjow Jaggerjack liderando a un grupo de Arrancar dispuestos a acabar con todo aquel con un poder espiritual superior al normal.

Yumichika e Ikkaku, que permanecen juntos, son atacados por Edorad Leones, que derrota rápidamente a Ikkaku. Este se niega a liberar su Zanpakutô y logra cortar en la cara al Arrancar con sus descuidados movimientos, este se enfurece y libera su Zanpakutô (Volcánica), con la que inclina definitivamente el combate a su favor, Ikkaku no logra hacer nada contra su adversario ni con su shikai y se ve forzado a liberar su bankai (Ryûmon Hôzukimaru) con el que hiere y hace retroceder a su rival, sin embargo este aun tiene fuerzas y se la juega a un último ataque, Ikkaku por su parte logra liberar todo el poder de su liberación completa y lo usa en un fulminante ataque.

Al disiparse el humo el bankai de Ikkaku está destrozado y este cae desmayado pero la parte derecha del cuerpo de Edorad ha sido pulverizada y este se alegra de saber el nombre de su rival justo antes de morir.

Una vez todos los Arrancar son destruidos y Grimmjow es llevado de vuelta a Hueco Mundo por Tousen, todos los shinigamis son curados. Tras recibir la información acerca de los planes de Aizen en referencia a la Ouken y el Hougyoku por parte del Capitán General Yamamoto, el grupo de Hitsugaya (del que forma parte Ikkaku) entrenará durante un mes para prepararse para la batalla.

Un mes después mientras entrena la sincronía con su Zanpakutô acompañado de su grupo de avanzadilla es el primero en detectar la llegada de los Arrancar enviados por Ulquiorra Schiffer que son el Sexto Espada Luppi, el Décimo Espada Yammy, el Antiguo Sexto Espada Grimmjoww Jaggerjack y el Número Wonderwice Marjera.

Ikkaku libera su shikai y espera mientras Yumichika se enfrenta a Luppi, no obstante este lo derrota fácilmente y decide enfrnetarse a todos a la vez liberando su Zanpakutô (Trepadora) con la que derrota rápidamente a Hitsugaya y su bankai y fuerza a entrar en combate a Ikkaku y Matsumoto al mismo tiempo. Cuando todo parece perdido Kisuke Urahara aparece para salvar la situación sin embargo Yammy y Wonderwice lo distraen y Luppi toma el control del combate de nuevo, a pesar de esto Hitsugaya emerge y derrota al Espada con su técnica Sennen Hyôrou (Prisión Milenaria de Hielo) Tras esto Ikkaku, Yumichika y Matsumoto son liberados y contemplan como Urahara usa un gigai portátil para analizar y derrotar a Yammy.

En ese momento rayos de Negación recogen a todos los Arrancar y los llevan a Hueco Mundo pues Ulquiorra ha tenido éxito en su misión y ha capturado a Inoue Orihime en el Dangai. Ikkaku y los demás serán curados en el sótano de Urahara por Tessai, Jinta e Ururu cuando reciben un mensaje de la Sociedad de Almas en el que Ukitake les comunica que Inoue Orihime ha desaparecido y el Comandante Yamamoto la da por traidora.

Ichigo no cree esto y desea ayudarla pero el Comandante se lo prohíbe y ordena la retirada del grupo de Hitsugaya, para lo cual son enviados como fuerza de disuasión los Capitanes de la Sexta y Undécima División, Byakuya Kuchiki y Zaraki Kenpachi respectivamente, que hacen retirarse a todos los shinigamis a la Sociedad de Almas, dejando a Ichigo solo.

Hueco Mundo[editar]

Después de que Ichigo Kurosaki, Renji Abarai, Uryū Ishida, Rukia Kuchiki y Yasutora Sado desobedecieran las órdenes del Comandante y fueran sin permiso a Hueco Mundo, cuatro Capitanes (Byakuya Kuchiki, Zaraki Kenpachi, Retsu Unohana y Mayuri Kurotsuchi) son enviados tras ellos gracias a la estabilización dos meses antes de tiempo de la Garganta por parte de Kisuke Urahara, allí derrotan a varios Espada y rescatan a los compañeros del shinigami sustituto.

Posteriormente cuando Sōsuke Aizen encierra a los cuatro Capitanes y a sus aliados en Hueco Mundo cerrando sus Gargantas y se dirige a destruir Karakura, se revela que el Comandante Shigekuni Yamamoto-Genryūsai dio la orden a Kisuke Urahara y a los miembros de la División Doce de trasladar el pueblo de Karakura a un área alejada del Rukongai y poner a todos sus habitantes a dormir usando la Tenkaikezzu para así esperar al shinigami con todos los Capitanes restantes, entre los cuales está Hitsugaya. Aizen se da cuenta de esto y convoca a sus tres Espada más poderosos Stark, Halibel y Barragán junto a sus fracciones para librar la batalla por la Ōken.

La Batalla por Karakura[editar]

Los Capitanes planean concentrarse en Sōsuke Aizen una vez hayan acabado con los Espada, para ello Shigekuni Yamamoto-Genryūsai libera su shikai y utiliza su técnica Jōkakū Enjō para aislar a Aizen, Gin Ichimaru y Kaname Tōsen. A pesar de esto Aizen confía en la victoria de sus Espada. En lugar de Aizen, el anciano Barragán toma el control de las fuerzas y se dispone a destruir los cuatro pilares que sustentan a Karakura en la Sociedad de Almas y a la réplica en su lugar, para lo cual envía a varios y primitivos Arrancar a destruirlos, no obstante el Comandante Yamamoto ya ha enviado allí a Shūhei Hisagi, Ikkaku Madarame, Yumichika Ayasegawa e Izuru Kira, que acaban fácilmente con la amenaza. Barragan envía a sus cuatro Fracciones para destruir los pilares, encontrándose Ikkaku con el enorme Pō. Ikkaku es derrotado debido a su negativa a usar el bankai y su pilar es destruido, siendo necesaria la ayuda de Sajin Komamura y Tetsuzaemon Iba, finalmente el bankai del Capitán termina con el Arrancar de un solo golpe e Ikkaku es regañado por Iba debido a su imprudencia con la liberación completa.

Poderes[editar]

Ikkaku, como todo shinigami tiene el poder de destruir y purificar a los Hollow si les derrota con una corte profundo en la máscara con su Zanpakutô.

Ikkaku, como miembro de la Undécima División, confía solamente en su propia fuerza y en la de su Zanpakutô para librar combates, así como en su destreza. No utiliza artes demoníacas como el kidoh o el bakudô ya que está mal visto usar esos trucos en una División que disfruta con el combate cuerpo a cuerpo.

No obstante sí sabe utilizar el shunpo puesto que destaca por sus ataques rápidos y movimientos eficientes.

En definitiva Ikkaku es un luchador similar a su Capitán Zaraki Kenpachi, que sólo se vale del cuerpo a cuerpo para acabar con sus adversarios, con la diferencia de que Ikkaku sí conoce el nombre de su espada y puede localizar reiatsu eficientemente.

Según lo dicho por Renji, Ikakku tiene las capacidades de convertirse en un capitán y debería reemplazar a uno de los tres capitanes desertores, pero no quiere serlo pues prefiere morir bajo las órdenes de Kenpachi.

Zanpakutō[editar]

Ikkaku suele iniciar sus combates con la espada en forma sellada, se desconoce la razón por la que es reticente a liberarla (Probablemente es por que comparte con Kempachi el amor por la batalla y su gusto por hacerla más interesante), no obstante se observa que ha logrado cierto grado de maestría combinando los movimientos de la espada y la vaina, cuyas combinaciones aprovecha para sorprender a su rival y herirlo.

Shikai: Hōzukimaru[editar]

La Zanpakutô de Ikkaku se llama Hōzukimaru (鬼灯丸, Lámpara de Ogro), su forma es la de una lanza dividida en tres secciones, las cuales se pueden separar a voluntad de Ikkaku haciéndole ver como una especie de Nunchaku de tres partes. Para lograr su liberación inicial Ikkaku utiliza el comando Crece (延びろ, nobiro). Solo dos casos se conocen en que se necesite tanto la katana como el saya para poder activar el shikai, ya que debe unir este último a la empuñadura de su arma para activarla. El otro caso es en Lisa Yadomaru de los vizard.

Bankai: Ryūmon Hōzukimaru[editar]

La liberación final o bankai de Ikkaku se llama Ryūmon Hōzukimaru (龍紋鬼灯丸, Escudo de Dragón de la Lámpara de Ogro), y conserva la forma dividida en tres secciones, pero ahora cada una tiene un enorme filo y están conectadas por gruesas y largas cadenas; con un aspecto mortal y devastador, el bankai de Ikkaku está concentrado principalmente en aumentar su poder destructivo y fuerza bruta, por lo que no adquiere poderes o habilidades nuevas con él, esto se observa en la forma del bankai, el cual es solo una versión extremadamente desproporcionada del shikai.

Ikkaku menciona que Hozukimaru es, a diferencia de él, muy perezosa, y para alcanzar su poder completo debe de "despertarla", esto lo logra causando y recibiendo daño, haciendo que el dragón grabado en ella adquiera un color rojo sangre, en ese momento, Hozukimaru está totalmente despierta y con su poder al límite.