Iglesia de San Lázaro (Palencia)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia de San Lázaro (Palencia)
San Lazaro.JPG
Tipo Iglesia
Advocación San Lázaro
Ubicación Bandera de España Palencia, España
Coordenadas 42°00′34″N 4°31′47″O / 42.0095, -4.52963Coordenadas: 42°00′34″N 4°31′47″O / 42.0095, -4.52963
Uso
Culto Iglesia católica
Diócesis Palencia
Orden Clero secular
Arquitectura
Construcción 1508-siglo XVI
Estilo arquitectónico Gótico
[editar datos en Wikidata]

La iglesia de San Lázaro de Palencia (Castilla y León, España) es un templo parroquial construido en diversas etapas evolutivas a partir del siglo XIV dentro del arte gótico, aunque en tiempos recientes ha sido profundamente reformado. Su mayor interés artístico reside en el retablo mayor, realizado en estilo renacentista plateresco.

Historia[editar]

La tradición adjudica la erección de esta iglesia en 1076 en un inmueble fundado por el Cid Campeador que funcionaba como hospital de peregrinos y leprosos, tal como recuerda una inscripción sobre la puerta. El lazareto pertenecía al barrio de la Puebla, extramuros de la ciudad. A principios del siglo XVI, concretamente a partir de 1508, la iglesia, que se hallaba en un estado ruinoso, fue casi enteramente reconstruida por don Sancho de Castilla, señor de Palencia, quien dispuso la instalación allí de su mausoleo familiar. Entonces, San Lázaro pasó a manos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y posteriormente comenzó a celebrar culto regular como parroquia, función que se prolonga hasta el día de hoy.

Un incendio y el posterior hundimiento de las bóvedas entre 1955 y 1959 obligaron a rehacer la parte central del edificio, reconstrucción que desvirtuó la línea gótica primitiva. En 2006 la iglesia fue sometida a un proceso de limpieza y reacondicionamiento para el culto. El 2 de enero de 2008 se conmemoró el 500 aniversario de la fundación del templo por don Sancho de Castilla.

Cabecera de la iglesia.

Descripción[editar]

La fábrica presenta tres épocas arquitectónicas que reflejan la evolución multisecular del estilo gótico, aunque un vistazo general produce la sensación de estar ante un conjunto homogéneo.

A un gótico primitivo o protogótico, austero y sin ningún tipo de ornamentación, corresponden la fachada de poniente y la torre. Se remontan a un período comprendido entre finales del siglo XIII y principios del siglo XIV, siendo el vestigio más antiguo, de la primera centuria, la llamada Sala del Perdón, situada en la base de la torre. Posterior, del siglo XV, pero muy reconstruida en fecha moderna, es la única nave de tres tramos, mientras que el presbiterio y el ábside de tres paños en la cabecera pertenecen ya al gótico florido del siglo XVI, como delatan los esbeltos pináculos que coronan los contrafuertes y los blasones de las familias Castilla y Enríquez. El tramo anterior está ocupado por el coro y el sotacoro.

De una época más cercana en el tiempo es la nave lateral, de baja altura, abierta en el lado de la Epístola (meridional); sus tres tramos están cubiertos con bóvedas estrelladas y plementería calada, imitando el gótico.

Retablo Mayor plateresco (s-XVI).

Sin duda el elemento más interesante del interior del templo es el Retablo Mayor plateresco del siglo XVI, que no es el original; éste fue un encargo de don Sancho al pintor de origen flamenco Juan de Flandes y consistía en seis pinturas alusivas a pasajes evangélicos las cuales sí se conservan, aunque dispersadas: cuatro se encuentran en el Museo del Prado de Madrid y las dos restantes en la National Gallery of Art de Washington D.C.. Las tablas se disponían alrededor de un cuadro de Andrea del Sarto, La Virgen, el Niño y San Juanito.

El retablo renacentista que puede contemplarse hoy fue colocado posteriormente y procede de la iglesia del pueblo vallisoletano de Tordehumos. La monumental mazonería, dorada y policromada, fue ejecutada en la primera mitad del siglo XVI por Manuel Álvarez; en su predela, sus cinco calles, sus tres cuerpos y el ático se distribuyen 19 conjuntos escultóricos de bulto redondo, la mayoría de los cuales se vinculan a las escuelas de Alonso Berruguete y Juan de Valmaseda. El espacio central, en la intersección de la calle principal y el segundo cuerpo, está ocupado por un cuadro moderno, Emaús, obra del pintor palentino Antonio Guzmán Capel.

En el resto del mobiliario deben destacarse cuatro retablos dorados de estilo barroco.

Galería de imágenes[editar]

Bibliografía consultada[editar]

  • BLEYE, Valentín. Guía turística de Palencia y su provincia. Ediciones de la Excma. Diputación Provincial de Palencia, 1992. ISBN 84-86844-71-1.
  • GARCÍA TORRELLAS, Julián. Palencia para ver y pasear. Ediciones del Ayuntamiento de Palencia.

Enlaces externos[editar]