Hornazo de San Marcos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El hornazo de San Marcos es un producto gastronómico propio de varias localidades de la provincia de Jaén, como La Puerta de Segura, Castellar, Torres de Albanchez[1]​ o Torres,[2]​ consistente en un bollo de pan que se cuece en el horno al mismo tiempo que un huevo duro que lo culmina. Este hornazo se prepara y se sirve a los mozos y mozas en el campo el día de San Marcos celebrado el 25 de abril cuando se sale a la siembra a «espantar el diablo»,[3]​ ancestral responsable de los malos tiempos y las plagas que arruinan las cosechas.[4]

Bibliografía[editar]

  • AA.VV.; Jaén Pueblos y Ciudades. Jaén, 1997.

Referencias[editar]

  1. viajarporjaen.com (ed.). «En San Marcos, agua a charcos». Consultado el 14 de abril de 2018. «En Castellar celebran una jornada de campo y degustan los hornazos, algo que ocurre también en Torres de Albanchez que allí siguen con la tradición de “espantar al diablo”.» 
  2. Diario Jaén, ed. (25 de abril de 2012). «Torres. Convivencia campera y hornazos en honor a San Marcos». Consultado el 14 de abril de 2018. 
  3. Cubierta delantera Salvador Rodríguez Becerra, Javier Escalera Reyes, (1982), Guía de fiestas populares de Andalucía, Consejería de Cultura, Junta de Andalucía, pag. 51
  4. Julio Caro Baroja, (1976), Ritos y mitos equívocos, Ediciones AKAL, pag. 81