Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl Prince of Asturias Foundation Emblem.svgCross of Saint George (Catalan Government Award).svg
FDC-emb.jpg
Emblema de la Sociedad de las Hijas de la Caridad
Nombre latino Societas Filiarum Caritatis a Sancte Vincentio de Paulo
Siglas F.d.C.
Gentilicio Vicentinas, paúles o vicencianas
Tipo Sociedad de vida apostólica de derecho pontificio
Fundador San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac
Fundación 29 de noviembre de 1633
Lugar de fundación Francia
Aprobación 1668 por Clemente XI
Superior General Sor Kathleen Appler F.d.C.
Lema «La caridad de Jesús Crucificado nos apremia»
Religiosos 16.179
Curia 140 rue du Bac, París (Francia)
Sitio web www.filles-de-la-charite.org
[editar datos en Wikidata]

La Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl[1] (en latín: Societas Filiarum Caritatis a Sancte Vincentio de Paulo) es una sociedad de vida apostólica femenina de derecho pontificio, fundada el 29 de noviembre de 1633, por Vicente de Paúl y Luisa de Marillac con el fin de dedicarse al servicio corporal y espiritual de los pobres enfermos. Las mujeres miembros de esta sociedad son conocidas como hijas de la Caridad, hermanas paúles, vicentinas o vicencianas, y posponen a sus nombres las siglas F.d.C.[2]

Historia[editar]

Vicente de Paúl (1581-1660) fundador.
Luisa de marillac (1591-1660), fundadora.

Origen[editar]

La sociedad fue fundada por Vicente de Paúl, sacerdote francés, y Luisa de Marillac, viuda. El origen de la misma, surge de la necesidad de organización de la ayuda a los pobres de la parroquia en la que trabajaba Vicente. Para ello, creó la fraternidad de la Caridad en 1617, la integraban grupos de hombres y mujeres, por separado, que se dedicaban a la evangelización de los campesinos, que se extendió rápidamente desde las áreas rurales hasta llegar a París. Con algunos sacerdotes que colaboraban en la fraternidad, Vicente fundó en 1625 la Congregación de la Misión.[1]

En la capital de Francia, las damas de la nobleza procuraban cuidados a los pobres a través de sus sirvientas, lo que hacia que las labores de caridad se realizaran con indiferencia y desgana. Vicente de Paúl envió un grupo de mujeres de la fraternidad a París, donde recibieron el nombre de damas de la Caridad, para que se dedicaran al cuidado de los pobres. De estas mujeres salieron las primeras integrantes de la futura sociedad de las Hijas de la Caridad.[1]

Fundación[editar]

Cuando Luisa de Marillac queda viuda, fue encaminada por Vicente a realizar obras de caridad en favor de los pobres. En 1629, Marillac emprende viajes para fundar y organizar cofradías de caridad por diversas ciudades francesas. Solo hasta el 29 de noviembre de 1633, junto con las mujeres procedentes de las damas parisinas, Vicente y Luisa fundan las Hijas de la Caridad. Entre el primer grupo de mujeres, cabe destacar Margarita Naseau, prototipo de la hija de caridad, luego de Marillac.[3]

Las hijas de la caridad no pretendían aprobación alguna ni del Estado ni de la Iglesia, según el pensamiento de que hacer obra de caridad no necesita permisos. Además la regla general para los institutos femeninos, luego del Concilio de Trento (1545-1563), era que todas las mujeres dedicadas al servicio de Dios, debían asumir la clausura o de lo contrario se tendrían que cerrar sus asociaciones. La lucha de Luisa y de sus compañeras fue grande, en un tiempo en el que la mujer o era esposa o monja de clausura.[3]

Vicente de Paúl y Luisa de Marillac, fundadores, junto a las primeras Hijas de la Caridad. Iglesia de San Carlo al Corso, Milán.

Solo doce años después de la fundación, Vicente de Paúl pidió la aprobación al arzobispo de París, la cual recibió en 1646 con el nombre de Cofradía de las sirvientas de los pobres de la Caridad. La aprobación fue renovada luego en 1655, cambiando el nombre por Compañía de las Hijas de la Caridad, y fueron sometidas, en principio, al fundador y luego al superior general de la Congregación de la Misión.[3]

Debido al estilo de vida de las hijas de la caridad, no existía un esquema en el derecho de la Iglesia donde incluirlas, no podían ser religiosas porque no estaban sometidas a la clausura y no hacían votos públicos.[4] Finalmente, recibieron la aprobación pontificia en 1668, de parte del papa Clemente XI,[5] siendo así la primera sociedad de vida apostólica femenina de la Iglesia católica.[6]

Expansión[editar]

Una pintura de las Hijas de la Caridad usando su toca alada, por Armand Gautier (1825–1894).

Estando en vida los fundadores, llegaron peticiones de todas partes, para que se fundaran nuevas comunidades de hijas de la caridad. Estas es París, ya atendían varios centros de caridad. La primera fundación fuera de esta ciudad, se dio en Saint-Germain en Laye (1638). Incluso se vieron favorecidas por la casa real, cuyos miembros promovieron las fundaciones de Fontainebleau, Chantilly y Sedán.[6] A la muerte de Marillac y Vicente de Paúl en 1660, había más de cuarenta casas de la Hijas de la Caridad por toda Francia y los enfermos eran cuidados en 26 parroquias de París. La primera de las fundaciones fuera de Francia surgió en 1652 en Varsovia, a petición de la reina de Polonia.[6] Poco antes de la Revolución Francesa, la Compañía contaba con 430 casas en Francia y 20 en Polonia.[4]

Supresión y restauración[editar]

En 1792, durante la Revolución, las Hijas de la Caridad fueron suprimidas por el gobierno francés. Numerosas religiosas murieron mártires, entre ellas cuatro de Arras y dos entre los mártires de Angers, quienes fueron beatificadas, las primeras por Benedicto XV (13 de junio de 1920) y las segundas por Juan Pablo II (1984).[4]

La compañía fue restaurada por Napoleón Bonaparte en 1800. Restauradas las casas de Francia y Polonia, se dio un nuevo periodo de expansión, con las fundaciones fuera de las dos naciones mencionadas. Las Hijas de la Caridad llegaron a España en 1790, a Suiza en 1810 y a Italia en 1833. A partir de estas fundaciones, en el siglo XIX se abren horizontes hacia Alemania, Austria-Hungría, España, Portugal, Irlanda, Grecia y Estados Unidos. Les fueron encomendadas misiones en Medio y Extremo Oriente y en Madagascar. Llegan a China en 1847.[4]

Hermanas de la Caridad de San José[editar]

Las Hermanas de la Caridad de San José fue una Sociedad de vida apostólica fundada en Baltimore, Estados Unidos, por Isabel Ana Bayley Seton (1 de junio de 1809). Más tarde la casa madre fue trasladada a la villa de Emmitsburg (Maryland). Las religiosas adoptaron las Constituciones de las Hijas de la Caridad en 1812.[7] De hecho, el deseo de la fundadora era unir la naciente congregación con la Compañía fundada por Vicente de Paúl y Luisa de Marillac, pero no lo pudo ver realizados. A la muerte de Bayley, las hermanas de la caridad se difundieron por diversas regiones de los Estados Unidos, dando origen a una docena congregaciones independientes, mientras que la original, aquella de Emmintsburg, se unió finalmente a las Hijas de la Caridad en 1849, según el deseo de la fundadora.[8] Isabel Bayle fue canonizada el 14 de septiembre de 1974 por Pablo VI. Ese mismo año, se unieron en una Federación las otras congregaciones que permanecieron independientes.[9]

Signos[editar]

Hijas de la Caridad en Brasil (2013), con el hábito actual de la Compañía.

Hábito[editar]

El hábito de las Hijas Caridad ha evolucionado del típico hábito negro y largo con toca alada hasta el actual: falda azul, blusa blanca o azul y toca sencilla azul (de uso opcional).

Actividades y presencia[editar]

Además del servicio a los pobres y a los enfermos, las hijas de la Caridad se dedican al cuidado de los huérfanos, a la asistencia de los enfermos en los hospitales, al cuidado de los ancianos en casas de reposo, a la asistencia de enfermos mentales, escuelas y refugios para mujeres y niños en dificultades.[4]

En 2011, la sociedad contaba con unas 16.179 hijas de la caridad y unas 1931 casas presentes en 94 países.[10] La casa matriz de la congregación se encuentra en París,[2] Francia donde yace Luisa de Marillac en la capilla de la misma. La actual superiora general, desde 2015, es la religiosa estadounidense Kathleen Appler.[11]

En el año 1998, la congregación recibió la Cruz de San Jordi otorgada por la Generalidad de Cataluña, y en el 2005 fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia por "su excepcional tarea social y humanitaria en apoyo de los desfavorecidos, desarrollada de manera ejemplar durante casi cuatro siglos, y por su promoción, en todo el mundo de los valores de la justicia, la paz y la solidaridad".

Hijas de la Caridad ilustres[editar]

Santas y beatas[editar]

Catalina Labouré (1806-1876), es una de las vicentinas veneradas en la Iglesia católica como santa. A ella se debe la tradición de la Medalla Milagrosa, surgida de su relación mística con la Virgen María.

Otros miembros ilustres[editar]

  • Margarita Naseau (1554-1633), venerable, una de las primeras hijas de la caridad, proveniente de las damas francesas parisinas. Contrajo la lepra en medio del cuidado de los leprosos del hospital de San Luis en París.[23]
  • Apolonia Andriveau (1810-1895), religiosa francesa a quien se supone, Jesús le confió el escapulario rojo de la Pasión, símbolo de familia vicentina.[16]
  • Marie-Louise Ruedin (1880-1960), religiosa suiza que salvó de la muerte a más de seis mil cristianos y judío, durante la Guerra de Independencia turca.[16]

Reconocimientos[editar]

La congregación ha recibido muchos reconocimientos a lo largo de su historia, como el nombramiento de Hijo predilecto de la provincia de Cádiz en 2016[24]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Schwaiger, 1998, p. 276.
  2. a b AP, 2011, p. 1698.
  3. a b c Álvarez Gómez, 1990, p. 373.
  4. a b c d e Schwaiger, 1998, p. 277.
  5. Álvarez Gómez, 1990, p. 374.
  6. a b c Álvarez Gómez, 1990, p. 376.
  7. Chierotti, 1975, col. 362.
  8. Chierotti, 1975, col. 363.
  9. «Sisters of Charity Federation in the Vincentian and Setonian Tradition». Sisters of Charity Federation (en inglés). Consultado el 29 de diciembre de 2015. 
  10. «Donde estamos». Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Consultado el 28 de diciembre de 2015. 
  11. Chento F., Javier (25 mayo, 2015). «Elegida nueva Madre General de las Hijas de la Caridad». Famvin te mantiene al tanto noticias. Consultado el 28 de diciembre de 2015. 
  12. Rocca, 1976, col. 1539.
  13. «Santa Isabel Ana Bayley Seton». Aciprensa. Consultado el 29 de diciembre de 2015. 
  14. a b Rocca, 1976, col. 1547.
  15. Della Costa, Abel. «Beatas María Ana Vaillot y 46 compañeras mártires». El Testigo Fiel. Consultado el 28 de diciembre de 2015. 
  16. a b c Rocca, 1976, col. 1548.
  17. «Beata Josefina Nicoli, virgen». El Testigo Fiel. 2012. Consultado el 28 de diciembre de 2015. 
  18. «Beata Rosalía Rendu, virgen». El Testigo Fiel. 2012. Consultado el 28 de diciembre de 2015. 
  19. «Beata Lindalva Justo de Oliveira, virgen y mártir». El Testigo fiel. 2012. Consultado el 28 de diciembre de 2015. 
  20. «Beata Marta María Wiecka». El Testigo Fiel. 2012. Consultado el 28 de diciembre de 2015. 
  21. «Santos del día 9 de abril». El testigo fiel. Consultado el 28 de diciembre de 2015. 
  22. «¿Cómo vivieron y murieron?». Hijas de la Caridad mártires de la fe. Consultado el 28 de diciembre de 2015. 
  23. Rocca, 1976, col. 1540.
  24. «La mejor recompensa gaditana». www.diariodejerez.es. Consultado el 2016-03-20. 

Bibliografía[editar]

  • AP (2011). Annuario Pontificio. Città del Vaticano: Libreria Editrice Vaticana. ISBN 978-88-209-8522-6. 
  • Álvarez Gómez, Jesús (1990). Historia de la vida religiosa III. Madrid: Publicaciones Claretianas. ISBN 84-86425-89-1. 
  • Chierotti, L. (1975). «Carità di San Giuseppe, Suore di». En Guerrino, Pelliccia; Rocca, Giancarlo. Dizionario degli Istituti di Perfezzione (en italiano) II. columnas 362-363. Roma: Edizione Paoline. 
  • Rocca, G. (1976). «Figlie della Carità di San Vicenzo di Paoli». En Guerrino, Pelliccia; Rocca, Giancarlo. Dizionario degli Istituti di Perfezzione (en italiano) III. columnas 1539-1548. Roma: Edizione Paoline. 
  • Schwaiger, Georg (1998). «Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl». La vida religiosa de la A a la Z. Madrid: San Pablo. pp. 276-277. ISBN 84-285-2033-X.