Hermandad de la Sagrada Mortaja (Sevilla)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Sagrada Mortaja
SemanaSantaSevillaSagradaMortaja1.jpg
Nuestro Padre Jesús Descendido de la Cruz y María Santísima de la Pieda
Sede canónica Iglesia del Exconvento de la Paz
Localidad Sevilla
País Flag of Spain.svg España
Fundación 1592
Titulares Nuestro Padre Jesús Descendido de la Cruz en el Misterio de su Sagrada Mortaja y María Santísima de la Piedad
Pasos 1
Hermano Mayor Juan Francisco Guillén
Hermanos 1230
Procesiones
Día y hora Viernes Santo
Duración 6 horas aprox.
http://www.hermandadsagradamortaja.org
[editar datos en Wikidata]

La Hermandad de la Sagrada Mortaja (@SgdaMortaja en Twitter) es una cofradía de la Iglesia Católica erigida en la Archidiócesis de Sevilla, España, y cuyo nombre completo es el de Antigua, Real e Ilustre Hermandad de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Descendido de la Cruz en el Misterio de su Sagrada Mortaja y María Santísima de la Piedad.

Historia[editar]

Los orígenes de la Hermandad son todavía algo confusos, aunque investigaciones recientes mencionan la existencia de un hospital llamado de la Piedad situado a comienzos del XVI en la collación de San Lorenzo y propiedad del gremio de corredores de bestias; paralela a esta teoría pervive desde tiempos antiguos la leyenda o tradición del milagroso hallazgo en un hueco de la torre de la Iglesia de Santa Marina de una pequeña imagen de barro cocido de la Santísima Virgen, con el cuerpo de su divino hijo en sus brazos, que dio origen a la devoción de la Piedad entre los moradores de aquel lugar, haciendo que estos devotos se agruparan en hermandad de luz (de la que se conocen datos de 1518 merced a escritos como los del Abad Gordillo) para rendirle el culto adecuado y propagar su devoción.

Sus primeras Reglas como Hermandad de Penitencia datan de 1592, habiendo constancia de su estación de penitencia en la tarde del Viernes Santo de 1621. En 1676, adquiere de la fábrica de Santa Marina, la propiedad de la capilla y demás dependencias que venía ocupando la Hermandad, otorgándose la oportuna escritura el 23 de septiembre del citado año de 1676. Dónde residió la Hermandad hasta el incendio y destrucción de la Iglesia de Santa Marina el 18 de julio de 1936.

Hacia 1685 adquiere una época de gran esplendor con el ingreso de los escribanos y alguaciles, decayendo después y volviendo nuevamente a reponerse con la entrada en la Hermandad de los componentes del gremio del arte de torcedores de la seda, que la enriquecieron con alhajas y propiedades desaparecidas posteriormente.

Por acuerdo del 25 de marzo de 1792, se redactan nuevas reglas, ya que las anteriores habían sido retiradas cinco años antes en cumplimiento de una Real Orden del Rey Carlos III, con el riesgo de que no procurando su aprobación por el Real Consejo de Castilla, estaba expuesta la Hermandad a su extinción, con la consiguiente recogida de enseres, alhajas, propiedades, etc. El 10 de enero de 1793, son aprobadas por dicho Consejo de Castilla, con la prevención de que en lo sucesivo se cambie el título de Sagrada Mortaja de Nuestro Redentor Jesucristo, con el que se conocía, por el de "Nuestro Padre Jesús Descendido de la Cruz y Nuestra Señora de la Piedad", consta de diez capítulos o constituciones, y en ellas, además de los actos de culto contenidos en las anteriores, se establece el orden con que ha de efectuar la estación de penitencia en la tarde del Viernes Santo y que se mantiene en nuestros días con sólo ligeras modificaciones, consiguiéndose con ello imprimir a la estación penitencial ese carácter tan peculiar y severo que a todos sobrecoge.

En 1936, tras el incendio de Santa Marina, se traslada a la iglesia (cerrada al culto hasta entonces) del extinguido Convento de Santa Maria de la Paz, realizando obras de adaptación y acondicionamiento de la iglesia y dependencias, en el año 1950 se realizaron obras de pavimentación revoque y pintura, consolidación de muros y decoración de toda la iglesia y sacristía. Por Decreto del Ilmo. Sr. Vicario General del Arzobispado, de fecha 4 de noviembre de 1966, se accede a la permuta solicitada por la Hermandad de la capilla y dependencias que la misma tiene en propiedad en la Iglesia de Santa Marina, por la posesión en propiedad de la iglesia y dependencias del ex convento de Santa María de la Paz, otorgándose la correspondiente escritura por S. E. Rvda. el Sr. Cardenal don José Maria Bueno Monreal el 14 de diciembre de 1967.

Representación[editar]

Representa el momento en que Jesús muerto en el regazo de su Madre, es amortajado por las Tres Marías, que portan el sudario, presenciando la escena San Juan y los Santos Varones José de Arimatea y Nicodemus (Jn 19,38-40; Lc 23,50-56; Mc 15,42-47; Mt 27, 57-61). La imagen de Jesús es tallada en 1677 por Cristóbal Pérez, restaurada en 1999 por Juan Manuel Miñarro; el resto de figuras es realizada alrededor de 1676 atribuyéndose su ejecución al taller de Pedro Roldán.

El paso[editar]

El único paso es de estilo barroco, dorado, iluminado por candelabros de guardabrisas, data de 1710. Tiene ángeles mancebos del siglo XVII y cartelas con relieves. Fue restaurado en 1981 por Manuel Calvo. La Virgen de la Piedad luce diadema en plata dorada realizada en 1939 por Emilio Landa, y manto bordado en los talleres de Elena Caro en 1979, según el diseño del anterior de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, quien realizó los bordados de los vestidos del resto de las imágenes del misterio en 1906. Los faldones son de terciopelo negro, con escudo, del siglo XIX.

Curiosidades[editar]

  • El impresionante ambiente luctuoso que crea la cofradía, revive el cortejo penitencial que tenía en el siglo XVIII, con algunos detalles como el muñidor que antecede a la cruz de enagüillas, los dieciocho ciriales (que según la tradición fueron el número de personas que asistieron al entierro de Cristo), y los acólitos y el preste tras el paso. La orfebrería es obra de Juan Fernández, quien realizó el juego de varas, faroles, el Senatus, los dieciocho ciriales y el libro de reglas, destacando la naveta.
  • Este paso es de los más antiguos que se conservan, el cual perteneció a la Hermandad del Despedimento.
  • Es el único paso con 18 ciriales, en recuerdo a la antigua vinculación de la hermandad con el Colegio de Notarios de Sevilla, formado por 18 personas, cada uno de los cuales costeaba un cirio, hacheta o farol para iluminar el camino al paso. Cuando tiempo después el Colegio de Notarios pasó a tener 24 miembros, no se modificó el número de ciriales que, a modo de tradición, quedó fijado en 18.

Túnicas[editar]

Moradas, con antifaz y capa de color negro y cíngulos amarillo.

Paso por Carrera Oficial[editar]


Predecesor:
Montserrat
Orden de entrada en Carrera Oficial (Viernes Santo)
7º lugar
Sucesor:
El Sol (Sábado Santo)