Herman Hollerith

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Herman Hollerith
Hollerith.jpg
Información personal
Nacimiento 1 de marzo de 1860 o 29 de febrero de 1860 Ver y modificar los datos en Wikidata
Búfalo, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 17 de noviembre de 1929 Ver y modificar los datos en Wikidata
Washington D. C., Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Inventor, empresario, ingeniero, estadístico, matemático e informático teórico Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
  • Medalla Elliott Cresson
  • National Inventors Hall of Fame Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Herman Hollerith (Buffalo, Nueva York, 29 de febrero de 186017 de noviembre de 1929). Fue un inventor que desarrolló un tabulador electromagnético de tarjetas perforadas para ayudar en el resumen de la información y, más tarde, la contabilidad. Fue el fundador de la compañía de máquinas tabulación que se fusionaron (a través de adquisición de acciones) en 1911 con otras tres compañías para formar una quinta parte de la empresa, la Informática Tabulating Recording Company más tarde llamado International Business Machines (IBM). Hollerith es considerado como una de las figuras seminales en el desarrollo de procesamiento de datos. Su invención de la máquina de tarjetas perforadas de tabulación marca el comienzo de la era de la semiautomáticas de procesamiento de datos de sistemas, y su concepto de que dominaba el paisaje durante casi un siglo. Está considerado como el primer informático, es decir, el primero que logra el tratamiento automático de la información (Informática= Información + automática). También está dentro de los creadores de la primera computadora en el mundo..

Biografía[editar]

A pesar de ser un joven muy inteligente, su mala pronunciación hizo que acabase por contratar un tutor privado. En 1875, a la temprana edad de quince años, Hollerith logra entrar en la Universidad de Columbia, donde se graduaría con honores como ingeniero de minas.[1]

Tras pasar unos veranos trabajando en su tierra natal, uno de sus antiguos profesores, William Petit Throwbridge, le propuso ser el encargo de elaborar un censo sobre el uso del vapor y el agua.[2]​ Allí, conoció a Kate Sherman Billings, hija de John Shaw Billings, jefe del departamento de estadísticas vitales de la oficina de censo de los Estados Unidos (apartado que contabiliza y estudia los nacimientos, las defunciones, los casamientos y los divorcios). Así pues, este le inspiró y ayudó en su creación, reconocimiento que le otorgó poco antes de morir.

En 1882, Herman empezó a trabajar para el Massachusetts Institute of Technology (MIT), donde ejerció de instructor de ingeniería mecánica. Pero su estancia en dicho puesto de trabajo fue corta, pues no le acababa de agradar el mundo de la educación. Después, estuvo en San Luis, Misuri, donde estudió y diseñó ferrocarriles eléctricos. En 1884, obtuvo un cargo en la oficina de patentes de EEUU en Washington D.C.. Cargo que desempeñó durante los siguientes seis años.[3]

Herman observó que las preguntas contenidas en los censos se podían contestar con un "sí" o un "no". Entonces ideó una tarjeta perforada, una cartulina en la que, según estuviera perforada o no en determinadas posiciones, se contestaba este tipo de preguntas. La tarjeta tenía 80 columnas.

El Gobierno de los Estados Unidos eligió la máquina tabuladora de Hollerith (considerada por algunos como la primera computadora) para elaborar el censo de 1890. Se tardaron sólo 3 años en perforar unos 56 millones de tarjetas. Esto permitió que el censo de ese país se pudiera hacer de una manera más fácil.

Hollerith patentó su máquina en 1889. Un año después incluyó la operación de sumar con el fin de utilizarla en la contabilidad de los Ferrocarriles Centrales de Nueva York.

En 1896, Hollerith fundó la empresa Tabulating Machine Company, con el fin de explotar comercialmente su invento. En 1911, dicha compañía se fusionó con Computing Scale Company, International Time Recording Company y Bundy Manufacturing Company, para crear la Computing Tabulating Recording Corporation (CTR). El 14 de febrero de 1924, CTR cambió su nombre por el de International Business Machines Corporation (IBM), cuyo primer presidente fue Thomas John Watson, quien curiosamente no estaba muy convencido del futuro que podían tener estas máquinas.

Hollerith murió en el 17 de noviembre de 1929 a los 69 años, a causa de un ataque al corazón.

La máquina tabuladora[editar]

En esa época, los censos se realizaban de forma manual, con el retraso que eso suponía (hasta 10 o 12 años). Herman Hollerith comenzó codificando la información del censo en una cinta de papel dividida en espacios, en el que cada uno de ellos significaba algún ítem: sexo, franja d'edad, raza, etc. Según cada persona se agujereaba uno de los espacios concretos. Los papeles, una vez hechos los agujeros,eran leídos por un dispositivo y el proceso se aceleró un poco. Hollerith patentó su máquina en el 1884. Un año después incluyó la operación de sumar con la finalidad de utilizarla en la contabilidad de los Ferrocarriles Centrales de Nueva York. También aplicó su mecanismo a las estadísticas de sanidad de algunas ciudades de América del Norte. mientras continuaba perfeccionando el diseño y funcionamiento de su invento.[4]

En el año 1887 se utilizó su sistema para calcular datos estadísticos sobre la mortalidad en Baltimore. Hollerith ya había cambiado su diseño inicial, y había sustituido las cintas de papel por tarjetas perforadas. Como consecuencia, se diseñaron herramientas especiales que realizaban un orificio de 6mm, por lo que se podía introducir mucha más información que con el sistema inicial, el que se basaba en marcar los campos con tinta, posteriormente sustituida por orificios de gran tamaño.

Con el tiempo empezó a trabajar en el diseño de una máquina tabuladora o censadora, basada en las anteriormente llamadas tarjetas perforadas. De esta forma se podía almacenar más información y era más fácil de guardar. Hollerith observó que la mayor parte de las preguntas contenidas en los censos se podían contestar con un SÍ o un NO. Entonces ideó una tarjeta perforada. una cartulina en la cual, según estuviera perforada o no en determinadas posiciones, se contestaba este tipo de preguntas. El sistema de tarjetas se patentó en el 18889. El gobierno norte-americano escogió la máquina tabuladora de Hollerith para elaborar el censo de 1890. Se tardaron solo 3 años en perforar unas 56 millones de tarjetas.

El uso de estas tarjetas perforadas facilitaba la clasificación de los datos. Gracias a las tarjetas era posible ver, por ejemplo, el número de mujeres o hombres que había un una población de una determinada edad. Herman Hollertih implantó una técnica que se usaría durante mucho tiempo y que sería la base de la computación hasta que aparecieron mejoras.

La máquina tabuladora no solo se usa para el censo de población, sino también, por ejemplo, para calcular las estadísticas sanitarias del ejército o para elaborar el censo agrícola. Posteriormente, Hollerith decidió orientar la máquina tabuladora hacia un sector más comercial y mercantil, a causa del enorme éxito que había supuesto en el campo del censo.

En 1896, Hollerith fundó la empresa Tabulating Machine Company, con la finalidad d'explotar comercialmente su invento. En ese momento, gracias a su previsión de patentar todos sus inventos, poseía el monopolio del procesamiento y codificación de la información. El 1911, su compañía se fusionó con Dayton Scale Company, International Time ecordind Company y Bundy Manifacturing Company, para crear la Computing Tabulating Recording Company (CTR). El 14 de febrero de 1924, CTR cambió su nombre por el de International Business Machines Corporation (IBM), el primer presidente de la cual fue Thomas John Watson, que curiosamente no estaba muy convencido del futuro que podían tener estas máquinas. Hoy en día, IBM es una de las empresas líderes en el sector informático.

Hollerith's grave at Oak Hill Cemetery in Georgetown in Washington, D.C.

Muerte y legado[editar]

Herman Hollerith fue enterrado en el Oak Hill Cementery del barrio de Georgetown (Washington DC), igual que su hijo, Herman Hollerith Jr.[5]

Las tarjetas perforadas (Hollerith Cards) fueron bautizadas con su nombre, así como las Hollerith constants o Hollerith strings, otra de sus contribuciones en el mundo de la programación de ordenadores.

Referencias[editar]

  1. KG, HDNET GmbH & Co. «HNF - Herman Hollerith (1860-1929)». www.hnf.de. Consultado el 30 de noviembre de 2016. 
  2. «Herman Hollerith – Historia de la Informática». Consultado el 30 de noviembre de 2016. 
  3. «Herman Hollerith facts, information, pictures | Encyclopedia.com articles about Herman Hollerith». www.encyclopedia.com. Consultado el 30 de noviembre de 2016. 
  4. Hollerith, Herman (2009). Herman Hollerith: Biografía de Herman Hollerith vinculada a la informática. 
  5. Herman Hollerith (1860 - 1929) - Find A Grave Memorial. 

Enlaces externos[editar]