Grupos de Acción Carlista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Grupos de Acción Carlista
Bandera cruz de Borgoña 1.svg
Operacional 1965/1968-1973
Regiones activas País Vasco, Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón y Andalucía (España)
Ideología Carlismo de izquierda, socialismo autogestionario, federalismo
[editar datos en Wikidata]

Los Grupos de Acción Carlista (GAC)[1]​ fueron una organización armada carlista de izquierdas, especialmente activa entre 1968 y 1973. Un sector de la juventud carlista de ideas progresistas, opuesto al régimen franquista y partidario del cambio ideológico del carlismo hacia el socialismo autogestionario, se radicalizó ante la represión franquista. Así a mediados de 1968 decidió iniciar acciones armadas, ya que consideraba que la acción política de la Comunión Tradicionalista dirigida por Carlos Hugo de Borbón Parma (que poco después adoptaría el nombre de Partido Carlista) era insuficiente.

Su aparición, en el marco de los profundos cambios operados en una parte del carlismo durante la década de 1960,[2]​ se produjo como consecuencia de una confluencia en un sector juvenil de ideas procedentes tanto del carlismo insurreccional del siglo XIX como de las luchas anti-imperialistas del Tercer Mundo, incluso de guerrilleros como el Che Guevara, según señala Josep Miralles Climent[3]​. Uno de sus integrantes, Carlos Catalán, señalaría que el colectivo surgió del impulso revolucionario del Mayo de 1968.[4]​ La revista Montejurra en su nº 51 (1 de marzo de 1970) informaba sobre la ideología de los GAC:

«Propugnaban un socialismo democrático, una regionalización real y un Estado de derecho que salvaguarde las libertades del individuo y su participación en las tareas públicas. Esta enmarcada dentro de la línea carlista y sus componentes son en su mayoría jóvenes obreros y universitarios».[5]

Sus principales impulsores fueron Jon Querejeta, Josep Massana, Esteban Escobar y Fermín Elizari. Se organizaron de forma federal, desarrollándose especialmente en País Vasco, Navarra, Cataluña, Valencia, Aragón y Andalucía. De sus revistas, la más destacada fue la andaluza Pacto (de la cual salieron 12 números entre abril de 1971 y noviembre de 1972). Otra publicación significativa fue la castellana Secutor. En numerosas ocasiones firmaron su propaganda de manera conjunta con los Comités Obreros Carlistas, continuadores del Movimiento Obrero Tradicionalista y precursores del Frente Obrero del Partido Carlista.

Aunque sus orígenes se remontan a 1965, únicamente empezaron a funcionar como una organización política a partir de una asamblea de jóvenes carlistas celebrada a mediados de 1968 en Bidania (Guipúzcoa).[6]​ En ella fue aprobada la iniciación de acciones armadas como respuesta a la represión franquista.[7]​ Posteriormente la expulsión de la dinastía carlista del territorio español por el Gobierno franquista, a finales del mes de diciembre, provocó el crecimiento de las simpatías hacía este planteamiento. Así, el 22 de diciembre de 1968 hubo una manifestación de protesta en Pamplona, en la cual participaron unos 2.000 carlistas, que terminó en fuertes enfrentamientos con la Policía Armada.[8]

Llevaron a cabo diversas acciones terroristas: el intento de sabotaje del reemisor de Televisión Española (TVE) en Barberana (Provincia de Burgos) en la noche de fin de año de 1970 (por el cual cinco de sus miembros fueron juzgados en un Consejo de Guerra) con el fin de interrumpir la emisión del mensaje de fin de año de Francisco Franco,[9][10]​ la colocación de una bomba el 23 de agosto de ese mismo año en la imprenta del diario pamplonés El Pensamiento Navarro (tras el cese de Javier María Pascual como director, ante lo que consideraban que era un robo al pueblo carlista),[11]​ el asalto el 2 mayo de 1971 a la sede de Radio Requeté de Pamplona,[12][11][13][a]​ permaneciendo en ella entre media hora[13]​ y dos horas;[10]​ el asalto en las oficinas de «La Pamplonica», el 2 de julio de 1971, con la intención de robar el dinero de su caja fuerte, resultando herida de bala una empleada por un disparo efectuado por Josep Massana,[14]​ o la colocación de un explosivo en marzo de 1972 en un monumento erigido en homenaje al fundador de la Guardia Civil, también en la capital navarra.[15]Isidre Molas destaca las dos primeras.[12]

Sus acciones contribuyeron a aumentar la tensión interna en el seno del movimiento carlista. Mantuvieron relaciones con ETA y con militares críticos con la dictadura. A lo largo de 1973, después del exilio de varios de sus cuadros en Francia y en Venezuela, se inició un debate en los GAC sobre la viabilidad de la continuidad de la lucha armada. En una asamblea celebrada en el verano de 1973 la mayor parte de los delegados se manifestaron favorables al abandono de las acciones armadas y a la integración en las labores de la política de frentes de masas del Partido Carlista. Algunos de sus miembros acabaron ingresando en ETA.[10]

Uno de sus integrantes, Juan Querejeta, hijo de Elías Querejeta (capitán en la guerra del Tercio "Oriamendi" de requetés e histórico dirigente del carlismo guipuzcoano), explicó así la influencia de ETA en los GAC vascos:[16]

Aunque los GAC nacieron del carlismo, fue ETA la que nos dio el tirón, la que nos ofreció el modelo a seguir. Tuvimos relación con ella desde el primer momento. Teo Uriarte, que era uno de nuestros contactos, solía decirme que lo nuestro no pasaba de ser un juego, que éramos los hijos pródigos del franquismo y que el régimen nunca nos tomaría en serio. Cuando caí, en el asalto al repetidor de Berberana, una de las primeras cosas que pasaron por mi cabeza fue: bueno, ahora Teo no podrá decir que nos tratan con benevolencia.

Notas[editar]

  1. La emisora era propiedad de la Cadena SER, según Jaime Ignacio del Burgo.[10]

Referencias[editar]

  1. Onrubia Rebuelta, 2000.
  2. Larraza-Micheltorena, 1999, pp. 455-458.
  3. Miralles Climent, 2005, p. 166.
  4. Caspistegui, Francisco Javier (1997). El naufragio de las ortodoxias: el carlismo, 1962-1977. Ediciones Universidad de Navarra. p. 247. 
  5. Pérez-Nievas Borderas, Fermín (1999). Contra viento y marea. Historia de la evolución ideológica del carlismo a través de dos siglos de lucha. Fundación Amigos de la Historia del Carlismo. p. 185. 
  6. Onrubia Rebuelta, Javier (2000). La resistencia carlista a la dictadura de Franco: los Grupos de Acción Carlista. Madrid: Magalia Ediciones. p. 21. 
  7. Onrubia Rebuelta, Javier (2000). La resistencia carlista a la dictadura de Franco: los Grupos de Acción Carlista. Madrid: Magalia Ediciones. p. 55. 
  8. Onrubia Rebuelta, Javier (2000). La resistencia carlista a la dictadura de Franco: los Grupos de Acción Carlista. Madrid: Magalia Ediciones. p. 41. 
  9. Porro Sáinz, Ildefonso José Mª (1999). «Notas sobre los G.A.C. (Grupos de Acción Carlista)». Cuadernos de Historia del Carlismo (11). 
  10. a b c d Burgo, 2011, p. 173.
  11. a b Aoiz, 2005, p. 168.
  12. a b Molas, 2000, p. 127.
  13. a b Clemente Muñoz, 2011, p. 329.
  14. Miralles Climent, Josep. «Acciones armadas del carlismo contra la dictadura franquista: los grupos de acción carlista (GAC)». Memòria Castelló. 
  15. Clemente Muñoz, 2011, p. 330.
  16. Caspistegui, 1997, p. 246.

Bibliografía[editar]

Bibliografía citada
Bibliografía adicional

Enlaces externos[editar]