Flesh and Blood (película de 1985)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Flesh and Blood (Los señores del acero en España; Carne y sangre en México) es una película de aventuras rodada en 1985 y dirigida por Paul Verhoeven. Está ambientada en Europa el año 1501, siguiendo la historia de un grupo de mercenarios en sus saqueos, violaciones y asesinatos.

El guion está basado en parte en material sin estrenar de la serie Floris de la televisión holandesa, la que fue el debut de Gerard Soeteman, Paul Verhoeven y Rutger Hauer.

Argumento[editar]

La acción comienza en algún lugar de Europa en 1501, donde un ejército mercenario pone bajo asedio una ciudad para devolvérsela a su antiguo gobernante, Arnolfini (Fernando Hilbeck). Para motivar a los mercenarios, Arnolfini les autoriza a saquear la ciudad, por lo que una vez capturada los mercenarios se entregan a una orgía de asesinatos, saqueos y violaciones.

Durante el asalto, Hawkwood, el capitán que manda a los mercenarios (Jack Thompson) hiere mortalmente a una monja por error, y temiendo quedar maldito hace todo lo que es posible para que la curen.

Arnolfini pronto se percata de que el pillaje de sus mercenarios le supondrá graves pérdidas económicas, y aprovechándose de los temores de Hawkwood, le convence para que traicione a sus hombres, les acorrale en una plaza y los obligue a rendirse y entregarle sus armas y el botín, para después dispersarlos, todo esto frente a las protestas de su hijo Steven (Tom Burlinson) más partidario de cumplir con su palabra de honor, los hombres son dispersados en pequeños grupos desesperados y hambrientos.

En unas ruinas nace muerto el hijo de uno de los soldados, Martín (Rutger Hauer) y una prostituta, y al enterrarlo se encuentran con una imagen de San Martín de Tours. El capellán del grupo ve esto como una señal del cielo que les dicta seguir a Martín como su nuevo líder y éste determina vengarse de sus antiguos amos y robarles sus riquezas.

Mientras tanto, Steven es prometido a la princesa Agnes (Jennifer Jason Leigh) y, pese a sus reticencias a casarse puesto que prefiere dedicarse a la ciencia, su padre le fuerza a encontrarse con su prometida durante una cacería, causándole un gran enojo. Agnes, pese a su inocencia, es una mujer astuta y de fuerte personalidad, que consigue seducir a Steven con facilidad a través de las supuestas propiedades mágicas de la mandrágora.

Posteriormente, Martín y sus hombres emboscan la caravana en la que viajan Agnes y Steven matando a casi toda la escolta, hiriendo gravemente a Arnolfini, y llevándose sin saberlo a Agnes escondida en uno de los carromatos presa del terror.

Esa noche, mientras los mercenarios se reparten el botín Martín descubre a una asustada Agnes y sus hombres intentan una violación colectiva, pero Martín decide tomarla para sí mismo, Agnes, en su propósito de sobrevivir a cualquier precio le seduce en el convencimiento de que como líder del grupo él protegerá lo que considera suyo.

Al día siguiente los mercenarios asaltan un castillo y masacran a sus habitantes, quedando como única superviviente una niña enferma de peste que huye de allí.

Steven, acompañado por Hawkwood sigue el rastro de los mercenarios y encuentra a la niña moribunda, con lo que finalmente localiza el castillo, Hawkwood sin embargo se contagia de peste al intentar ayudar a la niña.

Cuando llegan al castillo Steven se encuentra con que aparentemente Agnes se ha unido a la banda de mercenarios y Martín le exige que abandone porque ella no le quiere, no obstante Agnes le arroja su medallón enviándole un mensaje de que le ama y suplica que la rescate. Steven comienza de inmediato la construcción de una máquina de asedio, pero la máquina es destruida y la mayoría de sus hombres son masacrados, siendo él mismo capturado prisionero y torturado por Martín y los suyos.

Hawkwood entonces intenta una última treta, arroja los trozos de un perro infectados de peste al castillo con una catapulta y espera la llegada de Arnolfini con tropas de refuerzo.

Steven consigue envenenar el pozo del castillo arrojando un trozo del perro dentro y a la mañana siguiente tres de sus enemigos enferman por ello, los mercenarios acusan a Martín de traidor y le arrojan al pozo, intentando después huir, sólo para encontrarse acorralados por las tropas de Arnolfini.

El castillo de Belmonte.

Tanto Martín como Steven consiguen escapar, mientras Martín busca a Agnes para asesinarla y no entregársela a Steven, éste consigue abrir las puertas del castillo para que las tropas de su padre masacren a los mercenarios. Luego consigue salvar a Agnes in extremis mientras Martín la estrangulaba.

Ficha técnica[editar]

Esta película es muy propia de la filmografía de Paul Verhoeven, por la crudeza, a veces excesiva, de las escenas violentas.

La banda sonora es una magnífica composición de Basil Poledouris, la película fue íntegramente rodada en España.

Localizaciones[editar]

Fue filmada en España, en las ciudades de Belmonte, Cáceres y Ávila.[1]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]