Figura etimológica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En retórica, la figura etimológica, dentro de las figuras literarias, es una de las de repetición. Es una de las manifestaciones de la annominatio[1]​ y consiste en utilizar dentro de una misma frase, y en posiciones sintácticas diferentes, formas derivadas de un mismo lexema.[2]

Ejemplo: «dos caballeros que vivían con el infante don Enrique eran entramos muy amigos e posaban siempre en una posada». (Don Juan Manuel, El conde Lucanor).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Iglesias Ovejero, Ángel (1993). «La figura etimológica en la paremiología clásica». En Manuel García Martín, ed. Estado actual de los estudios sobre el Siglo de Oro: actas del II Congreso Internacional de Hispanistas del Siglo de Oro. Volumen252 de Acta Salmanticensia / Estudios filologicos Acta Salmanticensia: Estudios filológicos. Universidad de Salamanca. p. 520. ISBN 9788474817393. 
  2. García Barrientos, José Luis (1998). El lenguaje literario: Las figuras retóricas. Edició ilustrada, reimpresa. Arco Libros. p. 22. ISBN 9788476352960.