Fangoterapia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La fangoterapia (del español «fango», ‘lodo, barro, arcilla’, y el griego therapeia, ‘terapia’) es un tratamiento tópico utilizado en la medicina alternativa que consiste principalmente en la aplicación de elementos como la tierra mezclada con agua para buscar beneficios estéticos y curativos.

Historia de la fangoterapia[editar]

Según los seguidores de la fangoterapia, los médicos del antiguo Egipto empleaban barro para tratar inflamaciones, heridas cutáneas ―tales como las úlceras o quemaduras―, y también para embalsamar.[1]

Tal y como aparece en sus escritos, el médico griego Hipócrates (460-337 a. C.) utilizaba el fango para curar enfermedades como trastornos digestivos e inflamaciones.[2]

Actualmente se continúa aprovechando los beneficios del barro en métodos de terapia alternativa, y en centros curativos o para tratamientos de belleza.

Técnicas de fangoterapia[editar]

La fangoterapia consiste en aplicar barro húmedo sobre el cuerpo hasta que se seque completamente. Se puede complementar con hierbas y masajes (faciales o corporales), lo que permite una mayor relajación.

Aplicaciones[editar]

Según algunos autores y prácticas tradicionales, se indica que tiene los siguientes usos:

  • poder refrescante
  • limpiador de la piel
  • antiinflamatorio
  • descongestionante
  • absorbente
  • cicatrizante
  • calmante del dolor

Uso externo (untado)[editar]

  • Absorbería el exceso de grasa en pieles grasas y mixtas.[1]
  • Curaría el acné.
  • Eliminaría las pústulas.[cita requerida]
  • Cerraría los poros dilatados.[cita requerida]
  • Curaría la celulitis, ya que extraería el agua de la piel.[cita requerida]
  • Curaría la flacidez, ya que hidrataría la piel.[cita requerida] Para este efecto también se lo acompaña de masajes, hierbas y aceites.
  • Podría disimular marcas en la piel.[cita requerida]
  • Podría aclarar manchas.[cita requerida]
  • Podría limpiar la piel porque absorbería las células muertas.[cita requerida]
  • En heridas, quemaduras, golpes u otras, se indica que es cicatrizante, purificadora y absorvente.[3]
  • Produciría un «equilibrio térmico».[cita requerida]
  • Curaría la «fiebre interna del vientre», lo que generaría un mejor funcionamiento de los órganos del cuerpo.[cita requerida]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Grabal, Rosa (2013). «La fangoterapia: beneficios de los baños de barro». Consultado el 10 de febrero de 2015. 
  2. Fernández, Vicente (2011). «Baños de Barro». Consultado el 10 de febrero de 2015. 
  3. Lezaeta Acharán, Manuel (2008). Medicina natural al alcance de todos. Pax México. p. 122. ISBN 968-860-225-6. 

Bibliografía[editar]

  • Caudet, Francisco: Fangoterapia. España: Astri.
  • Lezaeta Acharán, Manuel: La medicina natural al alcance de todos. Santiago de Chile: Lezaeta.