Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán
Logo fesc.jpg
Lema "Por mi raza hablará el espíritu"
Tipo Pública
Fundación 22 de abril de 1974
Localización
Dirección Carretera Cuautitlán-Teoloyucan Km 2.5
San Sebastián Xhala
Cuautitlán Izcalli, Edo. de México, C.P. 54714
Cuautitlán (estado de México), Flag of Mexico.svg México
Administración
Director Mtro. Jorge Alfredo Cuéllar Ordaz
Academia
Estudiantes 12.959[1] (2013)
Sitio web
www.cuautitlan.unam.mx
[editar datos en Wikidata]

La Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán es una entidad académica multidisciplinaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ubicada en el municipio de Cuautitlán, Estado de México. Fue la primera unidad multidisciplinaria construida fuera de Ciudad Universitaria.

Adquirió la calidad de facultad el 22 de julio de 1980, cuando el Consejo Universitario de la UNAM aprobó el plan de estudios del doctorado en Microbiología; transformándose de Escuela Nacional de Estudios Profesionales (ENEP) en la actual Facultad de Estudios Superiores (FES).

La oferta académica que la FES Cuautitlán está integrada por 16 licenciaturas, 9 programas de posgrado y tres especialidades. Su plantilla académica está conformada por 1 353 profesores y cerca de 14 000 alumnos, distribuidos en los campus llamados Campo 1 y Campo 4.

Actualmente es la única dependencia de la UNAM que por la diversidad de licenciaturas que imparte, participa en los cuatro Consejos Académicos de Área (Ciencias Químico Biológicas; Ciencias Físico Matemáticas y de las Ingenierías; Ciencias Administrativas y Sociales, Humanidades y de las Artes), en los que la UNAM ha agrupado las áreas de conocimiento, por lo cual, la FESC tiene representación en la planeación, evaluación y discusión de las tareas sustantivas de la Universidad[cita requerida].

Directores de la facultad[editar]

Unidad de seminarios en FES Cuautitlán, México.
  • Dr. Jesús Guzmán García, 1974-1978.
  • Ing. Manuel Viejo Zubicaray, 1978-1981.
  • Ing. Guillermo Aguilar Campuzano, 1981-1985.
  • Dr. José Luis Galván Madrid, 1985-1989.
  • Dr. Jaime Keller Torres, 1989-1997.
  • Dr. Juan Antonio Montaraz Crespo, 1997-2005.
  • Dra. Suemi Rodríguez Romo 2005-2013.
  • M.C. Jorge Alfredo Cuéllar Ordaz 2013-2017.

Historia[editar]

Para el año de 1961, el desmesurado crecimiento de la máxima casa de estudios rebasó las previsiones de sus instalaciones[2] . Fue tal el impacto social que produjo la oferta de las nuevas instalaciones en un periodo de movilidad social, que disparó la demanda de los servicios ofrecidos. Como resultado, la matrícula aumento sustancialmente, obligando a la Universidad a buscar alternativas.

Esta situación fue manifestada por el entonces rector de la UNAM, Doctor Pablo González Casanova en 1972 ante el H. Consejo Universitario, donde se refirió al limitado potencial de expansión de la Ciudad Universitaria y planteó como necesario el desarrollo de unidades académicas en diferentes localidades aledañas a la Ciudad de México. Dichas unidades, de acuerdo con la propuesta, serían parte de un modelo multidisciplinario y se denominarían Escuelas Nacionales de Estudios Profesionales (ENEP).

Cada uno de los centros tendría un sistema innovador, ya que sería independiente tanto académica como administrativamente; y además contaría con una organización por departamentos establecidos en relación con las áreas de estudio o carreras.

La ENEP, además de constituir la principal obra de la gestión Soberonista, integró una suma de características que habrían de responder al modelo oficial de modernización: como primer punto al menos en términos formales, su puesta en práctica obedecía, por primera vez en la historia de la UNAM, a un diseño técnico fundado en la planeación universitaria, lo cual expresaba la nueva racionalidad en las decisiones universitarias. Después, su carácter descentralizado, además de contener el crecimiento del campus universitario, dispersaba geográficamente a la comunidad universitaria, contribuyendo con ello a la estabilización política institucional. Finalmente, su organización académica incorporaba elementos modernizantes a través de la departamentalización y la llamada estructura matricial[2] .

En 1973, toma posesión como rector de la UNAM el Doctor Guillermo Soberón Acevedo, quien continuó el proyecto de las nuevas unidades multidisciplinarias de la Máxima Casa de Estudios; definiéndose Cuautitlán Izcalli como una de las nuevas sedes para la descentralización de la Universidad.

El proyecto de unidades multidisciplinarias tenía el objetivo de impulsar la interdisciplina y la multidisciplina, vincular la investigación y la docencia e integrar la teoría y la práctica; buscando que las carreras que impartieran dichas unidades fuesen complementarias y en conjunto ofrecieran la mayor amplitud de carreras posibles.

Con esta visión, el 19 de febrero de 1974, el Consejo Universitario aprobó la creación de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Cuautitlán, estableciendo su independencia, tanto académica como administrativa, de cualquiera de las demás escuelas y facultades; y regida bajo la Ley Orgánica y el Estatuto General de la UNAM [3] .

Dos meses después, el 22 de abril, se inaugura la Escuela Nacional de Estudios Profesionales en el municipio de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, por el entonces rector Dr. Guillermo Soberón Acevedo, fungiendo como director de la misma el Dr. Jesús Guzmán García. La Escuela comenzó a operar inmediatamente en los Campos Uno, Dos y Tres con una plantilla de 3 mil 450 alumnos de primer ingreso e impartiendo las carreras de Administración, Derecho, Ingeniería, Medicina Veterinaria y Zootecnia, Odontología y Química.

Actualmente[¿cuándo?] cuenta con 11 mil 229 alumnos inscritos en licenciatura, 115 en maestría y 23 en doctorado. Por lo que se refiere a la investigación, la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán ha apoyado las áreas de las Humanidades y las Artes, las Ciencias Químico Biológicas, las Ciencias Físico Matemáticas y las Ingenierías, las Ciencias Agropecuarias y las Ciencias Administrativas y Sociales.

Tiene un total de 96 cátedras de investigación en los tres niveles, 18 proyectos en el Programa de Apoyo para Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT) y 5 en el Conacyt.

Igualmente participa con 26 proyectos en el Programa de Apoyo a Proyectos Institucionales para el Mejoramiento de la Enseñanza (PAPIME) y cuenta con 78 Proyectos de Mejoramiento de la Docencia FES Cuautitlán. 32 de sus profesores son miembros del Sistema Nacional de Investigadores (3 candidatos, 19 nivel I, 7 nivel II y 3 del nivel III).

Oferta académica[editar]

Unidad de seminarios de la FESC.

FES Cuautitlán Campo 1[editar]

Las licenciaturas impartidas en el campo 1 de la facultad son:

Diseño y Comunicación Visual.[editar]

La docencia de las artes visuales, el diseño gráfico y la comunicación visual en México, como disciplinas académicas y a la vez como profesiones, comparten una historia cuyas raíces se remontan a la época colonial [4] .

Durante el contexto cultural del renacimiento italiano, se fundó en 1783 la Real Academia de las Artes con el título de San Carlos de la Nueva España, viviendo, por tres décadas continuas, una situación de privilegios por parte del rey. Con la guerra de independencia y sin el respaldo financiero real, se vio obligada a cerrar sus puertas. Poco después bajo el gobierno de Santa Ana, y con su respaldo, se alcanzó una segunda época de esplendor.

Entre el conservadurismo y el liberalismo, la renombrada Academia de Bellas Artes, se debatió entre una tendencia y otra ya que "el cambio de orientación político-ideológica no fue fácil ni nítido"[5] . Pero en materia artística, se sentaron las bases de la llamada escuela mexicana de pintura que contribuyeron a reintepretar y revalorar el pasado indígena, se enfatizó la riqueza del entorno natural favoreciendo el desarrollo de la identidad nacional en un sentido más amplio.

Con el porfiriato se impulsó la concepción de la historia de México preservando el estilo conservador y academicista en sus obras. Pero como era de esperarse las fracturas de la época y del sistema, comenzaron a esbozar la fragmentación de la academia en su aspecto organizacional. En los años decisivos del movimiento revolucionario, la Escuela Nacional de Bellas Artes quedó plenamente integrada a la Universidad Nacional de México y en 1993 la institución recibió el nombre de Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP), etapa en la que se generó la cultura del nacionalismo como producto de los movimientos sociales.

En este contexto histórico y con sus especificidades ideológicas, comienza a gestarse el arte de masas que provenía de las clases obreras y campesinas, y que Diego Rivera; como director de la escuela; promovió a través de cursos nocturnos de carteles y letras. Así, brotarían los primeros indicios de nuevas disciplinas académicas, lo que más tarde desembocaría en la creación de las carreras de comunicador y diseñador gráfico.

Del desgaste en el discurso posrevolucionario nació una necesidad de cambio, pero sobre todo de modernización. Fue así que en 1965, la ENAP, actualizó sus planes de estudio con el fin de profesionalizar la enseñanza impartida y de 1966 a 1970 se implantan las licenciaturas de pintura, escultura, grabado y dibujo publicitario, siendo esta última el antecedente formal de las carreras de diseño y comunicación visual. Así comienza el reconocimiento hacia artistas y diseñadores como reformadores en del desarrollo humano, y concediendo valor a la educación por el arte.

De la suma del movimiento estudiantil de 1968 y de la llegada a México del diseño gráfico como disciplina y profesión surgió la famosa "gráfica del 68", adquiriendo un poder y peso simbólico de gran magnitud. Pero el desafortunado desenlace de este movimiento llevó al replanteamiento y restructuración en el plan de estudios, siendo en 1973 cuando se establecen la licenciatura en Diseño Gráfico y la licenciatura en Comunicación Gráfica en la Escuela Nacional de Artes Plásticas.

En 1980, la administración central de la UNAM decidió trasladar la licenciatura de Artes Visuales, de Diseño Gráfico y de Comunicación Gráfica a un nuevo edificio en el sur de la ciudad. El contacto entre ambos campos disciplinares género un enriquecimiento estético, formal y técnico que no se encontraba en ninguna otra institución educativa del país. Lo anterior permitió un proceso de comunicación entre las dos últimas licenciaturas y su fusión, dando paso a la licenciatura de Diseño y Comunicación Visual, con cinco orientaciones profesionales; diseño editorial, audiovisual y multimedia, fotografía, ilustración y soportes tridimensionales.


Como parte del proceso de descentralización de la Universidad, en 1993 la Escuela Nacional de Artes Plásticas y la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, decidieron abrir la carrera de comunicación gráfica como un proyecto piloto. Dos años después la FESC elaboró una propuesta curricular propia, bajo los ejes rectores que caracterizaban la disciplina[6] . A partir del 1° de septiembre de 1996 con la designación del Lic. Héctor Miranda Martinelli como coordinador de la carrera de comunicación gráfica en la FES Cuautitlán se puso en marcha la conformación del documento de planes de estudio y programas de la licenciatura en diseño y comunicación visual para ser presentado ante el H. consejo Técnico de la FESC.

El día 4 de junio de 1997 en su Octogésima Cuarta sesión Extraordinaria el H. Consejo de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán aprobó el plan de estudios de la licenciatura en Diseño y Comunicación Visual, para ser impartida como carrera de nueva creación en la FES Cuautitlán[7] . De este modo, la facultad ya podía ofrecer las cuatro áreas del conocimiento, característica que la hace única fuera de Ciudad Universitaria.

Esta licenciatura abrió nuevos vínculos con la sociedad y atendió necesidades municipales en áreas propias del diseño y la comunicación visual, como las artes, la museografía y la gestión del diseño[8] .Así también, al interior de la propia FES Cuautitlán, la relación interdisciplinaria con otras carreras fructificó en trabajos académicos de calidad. Por ejemplo, los proyectos multidisciplinarios que se llevan a cabo anualmente entre las carreras de las diferentes áreas del conocimiento.

A partir de la aprobación de la Licenciatura del área de las Humanidades y Artes, la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán se da a la tarea de introducir actividades artístico culturales que permitan contribuir a la formación de los estudiantes de una manera más sensible, coadyuvando al desarrollo de su espiritualidad, de su sentido estético y de su identificación con la nacionalidad.

FES Cuautitlán Campo 4[editar]

Tractor en la zona de Veterinaria de la FES-C.
Camino entre el área de cactáceas, FESC-4.

Las licenciaturas impartidas en el campo 4 de la facultad son:

Posgrados, FES Cuautitlán[editar]

  • Posgrado en Ciencias Químicas. Maestría y Doctorado en ciencias químicas.
  • Posgrado en Ciencias de la Administración. Maestría en administración (organizaciones) y Maestría en finanzas.
  • Posgrado en Ciencias de la Producción y de la Salud Animal. Maestría y Doctorado en ciencias de la producción y salud animal y Especialidad en la producción de ovinos y caprinos.
  • Posgrado en Medicina Veterinaria. Maestría y Doctorado en medicina veterinaria.
  • Posgrado en Ciencia e Ingeniería de la Computación. Maestría y Doctorado en Ciencia e Ingeniería de la computación.
  • Posgrado en Ingeniería. Maestría y Doctorado en ingeniería.
  • Maestría en Docencia para la Educación Media Superior (MADEMS) Química
  • Especialidad en Valuación Rural
  • Especialización de Farmacia Hospitalaria y Clínica.

Galería[editar]

Pasillo del edificio de Contaduría.  
Edificio de Administración.  
Fuente en Contaduría y Admon.  
Zona de cactáceas.  
Vacas en el área de ingeniería agrícola.  
Bicicletas en la FESC.  
Edificio de veterinaria.  
Uno de los comedores de la FESC-4.  
Pasillo rodeado de plantas.  

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. [1] DGPL-UNAM
  2. a b Marsiske Schulte, Renate (2001). La Universidad de México: un recorrido histórico de la época colonial al presente. México: Plaza y Valdés. 
  3. FESC (1988). Memorias. México: UNAM. 
  4. Chehaibar Náder, Lourdes (2010). «Volúmen 2». La UNAM por México (en españor). UNAM. p. 197. ISBN 978-607-02-1502-5. 
  5. Chehaibar Náder, Lourdes (2010). La UNAM en México. UNAM. p. 198. ISBN 978-607-02-1502-5. 
  6. ENEP, Cuautitlán (1978). Organización Académica. México: UNAM. 
  7. Torres Vargas, Georgina (1995). La Universidad en sus publicaciones: Historia y Perspectivas. México: UNAM. 
  8. Chehaibar Náder, Lourdes (2010). La UNAM en México. México: UNAM. ISBN 978-607-02-1502-5.