Estatua ecuestre de Francisco Pizarro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua ecuestre de Francisco Pizarro en Lima.
Estatua de Francisco Pizarro en Trujillo.
Estatua ecuestre de Pizarro en Buffalo.

Como estatua ecuestre de Francisco Pizarro se conoce a un conjunto de tres esculturas de bronce obras del escultor norteamericano Charles Cary Rumsey, ubicadas una en la ciudad de Trujillo, España (lugar de nacimiento de Pizarro) otra en la ciudad de Lima, capital del Perú (lugar donde falleció y se encuentra enterrado), y la última en la ciudad de Buffalo (Estados Unidos) situada al frente de la Albright-Knox Art Gallery.[1] Representan al conquistador Francisco Pizarro montado sobre un caballo y ataviado para la lucha con armadura y espada. Pizarro es célebre por haber liderado la Conquista del Perú en el siglo XVI y haber fundado la ciudad de Lima el 18 de enero de 1535 estableciendo lo que sería el Virreinato del Perú.

Estatua de Buffalo (Estados Unidos)[editar]

Fue la primera de las estatuas que se realizó. Fundida en París en 1910 utilizando la técnica de la cera perdida por el maestro francés Valsuani fundidor de obras de artistas tales como Renoir o Picasso. La obra mide poco menos de 1,80 metros de altura y en la actualidad se la puede admirar en el frontis del Museo Albright-Knox, institución a la que fue donada por el artista y su esposa.[1]

Estatua en Trujillo (España)[editar]

Estatua en Lima (Perú)[editar]

La estatua de Lima fue inaugurada el 18 de enero de 1935 con motivo de la celebración del IV centenario de la fundación de la ciudad. La escultura fue una donación de la viuda del escultor Rumsey y había llegado procedente de Nueva York donde había sido realizada por el propio Rumsey aunque fundida por E.Gargani.[2]

En su discurso de inauguración, el alcalde de la ciudad Luis Gallo Porras destacó la "figura preclara del héroe y del civilizador"[3] frente a la ubicación original de la estatua: el atrio de la Catedral de Lima.[4]

Ante las quejas de la Arquidiócesis de Lima, la estatua fue movida en 1952 a una plazoleta que se ubica en la intersección del Jirón de la Unión con el Jirón Conde de Superunda, justo frente al Palacio de Gobierno y al Palacio Municipal de Lima. En esa ubicación estuvo hasta el año 2003 en el que el Alcalde de Lima Luis Castañeda Lossio dispuso el retiro de esa estatua.[5] La plazoleta fue remodelada y en su lugar se colocó una asta de bandera donde se iza la bandera del Perú, la plaza fue rebautizada como "Plaza Perú".

En el año 2004, el alcalde de la comuna limeña dispuso su traslado de lugar desde la Plaza Mayor al Parque de la Muralla,[6] [7] sin el pedestal con el que fue inaugurado y que tuvo a lo largo de su historia, colocándose sobre una base de concreto.

Discrepancias con la estatua peruana[editar]

Se sabe con seguridad que el autor de las esculturas fue Charles Cary Rumsey y que en 1929 forjó la primera estatua para la ciudad española natal de Pizarro y luego, a pedido años después, forjó dos estatuas más del Marqués de la Conquista, una que se quedaría en la ciudad de Buffalo y otra que iría para Lima.

Pero sobre la estatua peruana existen otras versiones populares, sin fundamento, recogidas en alguna página de la Web que señalan que la estatua trataría de representar a Hernán Cortés, y equivocadamente que el autor fue un tal Mac Donald[8] y que luego de ser supuestamente rechazada por México, la viuda del escultor dispuso su envío al Perú. Finalmente una tercera señala que la estatua en realidad fue la efigie de Hernán Cortés elaborada por un escultor francés quien la ofreció a España. Cuando esta nación no mostró mayor interés por el monumento, la ofreció directamente a México. Luego del rechazo por parte de esta nación, se dispuso su envío a Lima.[9] Sin embargo resulta evidente que la estatua ubicada en la ciudad natal de Pizarro en España es anterior a la ubicada en Perú ya que la primera fue puesta en 1929, y la segunda fue colocada en Lima más tarde en 1935.

De otro lado existen ciertos elementos que hacen dudar de que el conquistador Pizarro sea representado fielmente por el jinete de la estatua o, cuando menos, que sea una escultura históricamente correcta.[10] Entre esos elementos se señalan:

  1. En la historia de la armadura española no existen evidencias de un casco emplumado como el que porta el jinete. Los cascos de los soldados españoles era de hierro muy simple, tal como se puede comprobar en cientos de grabados de la época.
  2. Los caballos que se emplearon en la conquista traídos desde España eran muy veloces y de pequeño tamaño, al contrario que el que está montando el jinete de la escultura.
  3. La espada de los conquistadores era muy ligera, hecha de acero toledano y totalmente distinta a la que se aprecia en la escultura.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]