Estado libre asociado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Estado Libre Asociado (Commonwealth (United States insular area), en inglés) es la forma de gobierno de los territorios estadounidenses Puerto Rico y las Islas Marianas del Norte lo que significa que Puerto Rico y las Islas Marinas del Norte son propiedad estadounidense. Antes de alcanzar su independencia, la Mancomunidad de Filipinas también constituyó un estado libre asociado de los Estados Unidos. El Partido Popular Democrático de Puerto Rico, reafirma que en 1952 hubo un pacto entre Puerto Rico y Estados Unidos que le dio a Puerto Rico un gobierno autónomo y lo sacó de la lista de colonias de la Organización de Naciones Unidas.

Puerto Rico[editar]

Constitución[editar]

La Ley 600 (P.L. 81-600) que fue aprobada por el Congreso de los Estados Unidos, autorizó al pueblo de Puerto Rico a desarrollar su propia Constitución estatal igual que a los demás estados. Esta ley le otorgó al pueblo de Puerto Rico el control de las actividades del gobierno interno. Sin embargo, esta ley dejó intactos varios de los artículos de la Ley Jones y de la Ley Foraker, así como el tratado de París que puso fin a la guerra hispano-estadounidense.

Después de que la Asamblea Constituyente redactara la Constitución, el pueblo ratificó la misma mediante un referéndum. El Congreso de los Estados Unidos, siguiendo el procedimiento requerido por la Ley de Relaciones Federales, aprobó la Constitución, la cual entró en vigor el 25 de julio de 1952. En dicho año se establece la comunidad política llamada «Commonwealth», traducida al español por el Partido Popular Democrático como «Estado Libre Asociado». Es importante aclarar que, aunque el congreso federal le otorgó poderes para crear una constitución local, no derogó el estatus territorial al país de Puerto Rico continuando hasta el día de hoy sujeto a los poderes plenarios del Congreso de los Estados Unidos. Es decir que Puerto Rico tiene un gobierno local igual a los Estados Federados de la Unión con un gobernador y una legislatura.

La Constitución de Puerto Rico incluye una Carta de Derechos que sigue la tradición de la Carta de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La forma republicana de gobierno imita a la Constitución de los Estados Unidos. Un gobernador dirige el poder ejecutivo mientras que dos cámaras legislativas, el Senado y la Cámara de Representantes, forman el poder legislativo. El Tribunal Supremo de Puerto Rico es el último tribunal de apelaciones en la mayoría de los casos judiciales.

Relación con los Estados Unidos[editar]

Puerto Rico mantiene un estatus territorial dentro de la constitución de los Estados Unidos. La Corte Suprema de los Estados Unidos por medio de los Casos insulares indicó que Puerto Rico pertenece a, pero no forma parte de los Estados Unidos. Por lo tanto Puerto Rico queda constituido como un territorio de los Estados Unidos al crearse el Estado Libre Asociado de Puerto Rico o el Commonwealth en inglés. (Véase Mora v. Torres, 113 F. Supp. 309)

Debate sobre su futuro político[editar]

El debate sobre el estatus político de Puerto Rico ha sido un continuo en muchas esferas nacionales (Puerto Rico), federales (Estados Unidos) e internacionales (Naciones Unidas).

En 2007, un comité de trabajo de la Casa Blanca concluyó que Puerto Rico continúa sujeto a la autoridad del Congreso de EE. UU. bajo la Cláusula Territorial.[1]

La nueva Administración del presidente Obama ha ratificado en su más reciente informe que Puerto Rico sigue sujeto a los poderes del congreso federal. Además menciona que el estatus actual no tiene posibilidades de desarrollo de poderes debido a la estructura legal de la constitución federal, reafirmando que las opciones de desarrollo son la independencia, una libre asociación reformulada y la estadidad.

El Partido Popular Democrático, que impulsó el "Estado Libre Asociado", reafirma que en 1952 hubo un pacto entre Puerto Rico y Estados Unidos que le dio al país un gobierno autónomo y lo sacó de la lista de colonias de la Organización de Naciones Unidas. Insiste que este pacto fue reafirmado por el pueblo en el plebiscito de 1967, avalado por el gobierno federal, donde el estatus quo gana por sobre 20 puntos porcentuales. Ha habido dos plebiscitos adicionales los cuales se hicieron a pesar de no contar con el aval del gobierno federal. En 1993 el Estado Libre Asociado ganó nuevamente el statu quo por un margen mínimo de 2%. En el plebiscito de 1998 la opción ganadora fue "ninguna de las anteriores" refiriéndose a estadidad federada, statu quo, libre asociación, e independencia. Aunque en este último, el estado libre asociado no ganó en hecho, el efecto jurídico sería mantener el statu quo, esta vez ganando por un margen de casi 4%. Cabe señalar que este plebiscito fue realizado mientras el PNP, principal partido opositor del Partido Popular Democrático (PPD), gobernaba al país y sin consenso alguno definió las alternativas de estatus. Esto llevó al PPD a defender la opción de "Ninguna de las Anteriores" lo que explica, para los conocedores de la política de la isla, los resultados obtenidos en este proceso.

El Comité de Descolonización de la ONU adoptó por unanimidad en octubre del 2008, una resolución presentada por Cuba que reafirma el derecho del pueblo de Puerto Rico a la libre determinación e independencia y pide a Estados Unidos que acelere el proceso para que los puertorriqueños ejerzan ese derecho.[2]

El gobernador de Puerto Rico estableció el 12 de agosto de 2012 como fecha para celebrar la primera parte de los dos referendos de estado. Si un voto secundario es necesario, se llevará a cabo el 6 de noviembre de 2012: "El primer referéndum pedirá a los votantes si quieren mantener el actual Estado Libre Asociado bajo la cláusula territorial de la Constitución de los EE.UU. o si prefieren una opción no territorial. Si el número de electores verifican la opción no territorial, la segunda votación se celebrará dar a la gente tres opciones de estatus; estadidad, independencia o libre asociación."[3] Un proyecto de ley fue presentado ante la Asamblea Legislativa de Puerto Rico en 2011 para llevar a cabo la propuesta del gobernador. La ley fue aprobada el 28 de diciembre de 2011. Ambos referendos, sin embargo, se llevarán a cabo en una sola papeleta el 6 de noviembre de 2012.[4] La oposición política ha denunciado este proceso como uno amañado, carente de valor democrático, y sesgado hacia la alternativa de la culminación de la colonia, es decir, la estadidad. En vista de propulsar una solución al dilema del estatus político del país el gobernador electo, Alejandro García Padilla, ha propuesto que si el Congreso Federal no actúa dentro del primer año de su mandato entonces se estaría promoviendo un proceso de AsambleaConstitucional de Estatus donde delegados escogidos por las distintas vertientes políticas estarían definiendo los contornos de cada una de esas opciones de forma que se pueda ir al Congreso Federal con una sola voz. Algunos detractores del proceso democrático han impulsado la idea de que no se cuenten los votos en blanco según se solicitó por parte del liderato del PPD a su electorado. Otro sector del mismo partido solicitó que se votara por la opción del ELA Soberano. Al sumar ambas cantidades la Estadidad recibe un rudo golpe al quedar atrás por sobre 108,000 votos.

Plebiscitos (1967, 1993, 1998 y 2012)[editar]

Los resultados electorales de los plebiscitos, reportados como miles de votos (% del total). Véase la página cuatro del comité de trabajo de la Casa Blanca. Estado Libre Asociado Soberano

1967 1993 1998 2012
Independencia 4.2 (00.6%) 75.6 (04.5%) 39.8 (2.5%) 72.5 (05.5%)
Estado Libre Asociado 425.1 (60.4%) 826.3 (48.9%) 0.993 (0.1%) NA
Estadidad 274.3 (39.0%) 788.3 (46.3%) 728.2 (46.5%) 809,653 (61.13%)
Libre Asociación NA NA 4.5 (0.3%) NA
Ninguna de las opciones anteriores NA NA 787.9 (50.3%) NA
NA NA NA 436.9 (33.3%)
Participación 74% 71% 77%

Oposición independentista[editar]

El Partido Independentista Puertorriqueño y otras organizaciones promueven la independencia de la isla. En Panamá se reiteró la solidaridad con la causa de la independencia de Puerto Rico, se crearon comités de apoyo que en cada país que difundirán la lucha por la independencia, y se ofreció, a Puerto Rico y los Estados Unidos, los buenos oficios necesarios para conducir al diálogo que lleve a la solución del problema colonial. También la representante del partido socialista en Francia, Ségolène Royal, candidata para las elecciones presidenciales de su país en 2007, brindó su apoyo a favor de la independencia y soberanía del país caribeño, así como los partidos mayoritarios de España, como el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español.[cita requerida]

También en la cumbre de Movimiento de Países No Alineados organizado en Teherán, Irán, en 2012 varios países miembros de dicha cumbre también brindaron su apoyo a la independencia de Puerto Rico lo mismo la Organización de Naciones Unidas.[5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Report By the President's Task Force On Puerto Rico's Status (December 2007)
  2. http://www.soitu.es/soitu/2008/06/10/info/1213052284_917371.html El Comité de Descolonización de la ONU pide examinar la libre determinación de Puerto Rico
  3. Fortuño calls for status vote next August. John Marino. Caribbean Business. Released on October 4, 2011. Retrieved December 8, 2011. Fortuño calls for status vote next August.]
  4. Ley Numero 283 del 28 de diciembre de 2011. Asamblea Legislativa de Puerto Rico. December 28, 2011. Retrieved January 10, 2012.
  5. Islamía