Escuela antequerano-granadina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La escuela antequerano-granadina fue un grupo poético de la segunda mitad del siglo XVI y principios del XVII que precedió a la producción lírica de Luis de Góngora. Su principal representante fue Pedro Espinosa, autor de la antología Flores de poetas ilustres, que recopila una muestra de la poesía de esta escuela. También pertenecieron a esta escuela, Hernando de Acuña, Diego Hurtado de Mendoza, Juan Latino, Cristobalina Fernández de Alarcón, Luis Barahona de Soto, Pedro de Padilla, Gaspar de Baeza y Jorge de Montemayor.

Generalmente se suele considerar como una etapa de transición entre el herrerismo y el culteranismo.

Referencias[editar]