Escape room

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un escape room, sala de escape o cuarto de escape es un juego de aventura físico y mental que consiste en encerrar a un grupo de jugadores en una habitación, donde deberán solucionar enigmas y rompecabezas de todo tipo para ir desenlazando una historia y conseguir escapar antes de que finalice el tiempo disponible (normalmente, 60 minutos). Cada juego puede estar ambientado en un escenario completamente diferente: naves espaciales, búnkeres militares, casas encantadas, la guarida de un asesino en serie, el despacho del director de un colegio y un sinfín de temas. Usualmente los temas de los acertijos siguen la temática del cuarto.

Historia[editar]

El cryptex es uno de los elementos que más juego ofrece en un Escape Room

El Real Escape Game (REG) fue creado en 2007 en Japón por el guionista y director de anime y cine Takao Kato, de la compañía editorial Scrap Co. Ltd.[1]​. Está ubicado en Kyoto, Japón, y edita una revista gratuita con el mismo nombre. Fuera de Japón, los escape room aparecieron en Singapur en 2011,[2]​ donde gozaron de muy buena aceptación, llegando a más de 50 juegos a principios de 2015.[3]​ Kazuya Iwata, un amigo de Kato, llevó los escape room a San Francisco en 2012.[4]​ Estos juegos consistían sobre todo de enigmas lógicos.

Parapark, es una franquicia húngara que más tarde ha operado en 20 ciudades de Europa y Australia, se fundó en 2011 en Budapest. El fundador, Attila Gyurkovics, asegura que no sabía nada de los juegos de escape japoneses y basó el juego en su experiencia profesional como entrenador personal y la teoría del flujo de Mihály Csíkszentmihályi. Estos juegos fueron los primeros en utilizar enigmas de candados con llaves escondidas.[5]

Gabriel Palacios[6]​, un profesor de física suizo e hijo de emigrantes españoles, creó en 2012 en Berna un juego de escape para sus alumnos con elementos científicos. Este juego más tarde se comercializó y fue el pionero en introducir códigos invisibles e instrumentos científicos.[7]

En 2017 ya había más de 8000 escape room en todo el mundo.[8]​ Inicialmente fueron un negocio altamente lucrativo, la novedad del modelo hizo posible que fuera fácil arrancar un negocio con una pequeña inversión que ofrecía grandes beneficios. Actualmente, dada la mucha competencia que se encuentra en la mayoría de grandes ciudades, la inversión inicial para crear un juego atractivo y competitivo es cada vez más alta. Elementos electrónicos y mecánicos, efectos especiales y todo tipo de tecnologías mejoran la calidad del juego y ofrecen una experiencia más completa a los jugadores, pero incrementan desorbitadamente el coste de la creación del mismo.

En 2015 el canal Science Channel creó un programa llamado Race To Escape que se basaba en los escape rooms.

Popularidad[editar]

Un rompecabezas que es solucionado en una habitación de escape

Un diario chino describió los escape room como una actividad popular entre "estudiantes altamente estresados y trabajadores jóvenes"[9]​ que acuden a este tipo de actividades para pasar un buen rato y desconectar de los problemas. La implicación en el juego y la emoción son tan altas que, en ocasiones, los jugadores llegan a destrozar equipamiento o decoraciones en sus prisiones temporales, a pesar de que siempre se indica claramente que no es necesario utilizar la fuerza, tan solo el ingenio.

El escape room se ha convertido en una tendencia de ocio creciente, no solo en Asia, sino también en Europa y América. Familias y grupos de amigos acuden a los escape room para fortalecer vínculos y pasar un buen rato, separados de pantallas y viviendo una auténtica aventura en la vida real.

Para las empresas, la actividad mental y en equipo de los escape room son ideales como ejercicio de team building. Ayudan a crear un vínculo entre los trabajadores, que aprenden a apreciar las capacidades de cada miembro del equipo.

En España, en el año 2017, había más de 348 empresas que ofrecían hasta 540 juegos en 126 ciudades. En 2019 se superaron los 1000 juegos abiertos en el país y en enero de 2020 había abiertos ya 1.603 juegos de Escape Room pertenecientes a 949 empresas, lo que supone un promedio de casi 2 juegos por empresa. Pueden encontrarse prácticamente todas las salas legítimas abiertas en España, en diversos buscadores de salas de escape.

Los escape rooms han evolucionado de forma similar al cine o los videojuegos y se ha ampliado el rango de temáticas y géneros. Empiezan a aparecer salas en las que el objetivo ya no es escapar con vida (género thriller o terror) de una sala cerrada, sino cumplir un objetivo en un tiempo determinado, siendo éste cada vez más plural y adaptándose a un cliente más generalista.

En ambientes académicos también se han usado los cuartos de escape como una estrategia de ludificación del aprendizaje.[10]

El 4 de enero del año 2019, Columbia Pictures estrenó Escape Room, una película de terror psicológico dirigida por Adam Robitel y escrita por Bragi F. Schut y Maria Melnik. Es protagonizada por Logan Miller, Deborah Ann Woll, Jay Ellis, Taylor Russell, Tyler Labine y Nik Dodani.

Seguridad[editar]

El primer accidente fatal conocido que ocurrió en una sala de escape fue la muerte de cinco adolescentes de 15 años en un incendio en Koszalin, Polonia, el 4 de enero de 2019. El incendio fue causado por un contenedor de gas que goteó dentro de un calentador y causó la muerte de las cinco víctimas por intoxicación por monóxido de carbono y lesiones a un empleado que fue tratado por quemaduras. Según el servicio estatal de extinción de incendios, el principal fallo que llevó a las muertes fue la falta de una ruta de evacuación efectiva. Poco después del accidente, las autoridades ordenaron controles de seguridad en las salas de escape de Polonia y, como resultado, se cerraron múltiples establecimientos más por fallas de seguridad.[11][12]

Variantes[editar]

  • Escape Room exterior: El mundo del escape room no tardó en evolucionar y dio origen al escape room exterior, una modalidad de juego que transcurre en exterior donde el objetivo ya no es escapar. De esta novedad se hicieron eco diversos medios de comunicación tanto de radio como de TV dando así comienzo a una nueva modalidad de los ya famosos escape rooms.
  • Escape Room infantil: En la versión infantil los niños nunca están encerrados en una sala, el tiempo no está limitado de manera estricta y siempre está presente un Game Master Junior para ayudarles a conducir el juego y darles las pistas necesarias. Dado que no es necesario escapar de una habitación, el juego es muy versátil y puede realizarse tanto en un espacio cubierto, como una casa particular, una ludoteca, al aire libre en las mesas de un parque o en un aula del colegio.
  • Escape Book: En este caso, se trataría de una transposición al terreno literario de la experiencia que tiene lugar en un escape room. En un Escape book el texto aparece desordenado, a semejanza de los librojuegos de la serie Elige tu propia aventura. Sin embargo, en este caso la interactividad no depende de las decisiones tomadas, sino que el lector debe resolver un enigma cuya solución indica por qué página debe continuar leyendo para que la historia tenga sentido[13]​. Ejemplos de este tipo son la serie Escape book de Iván Tapia, considerada iniciadora del fenómeno, o la serie Escapistas de Ximo Cerdà[14]​.

Referencias[editar]

  1. Corkill, Edan (20 de diciembre de 2009). «Real Escape Game brings its creator’s wonderment to life». The Japan Times Online (en inglés estadounidense). ISSN 0447-5763. Consultado el 25 de septiembre de 2018. 
  2. «The Real Escape Game in Singapore « recognition pattern». 24 de julio de 2012. Consultado el 25 de septiembre de 2018. 
  3. Scott Nicholson (24 de mayo de 2015). «Peeking Behind the Locked Door: A Survey of Escape Room Facilities» (PDF). Consultado el 25 de septiembre de 2018. 
  4. Cheng, Evelyn (21 de junio de 2014). «Real-life 'escape rooms' are new US gaming trend». CNBC. Consultado el 25 de septiembre de 2018. 
  5. Bence, Gyulai (9 de septiembre de 2011). «ParaPark: tökéletes élmény egy romkocsma pincéjében» (en húngaro). Consultado el 25 de septiembre de 2018. 
  6. «TEDxBern Gabriel Palacios». 
  7. Stéphane Hess (2013). «Physik: Kriminelle Energie erwünscht» [Física: Energía criminal permitida] (en alemán). pp. 24-25. Archivado desde el original el 3 de marzo de 2016. Consultado el 21 de abril de 2018. 
  8. «By the numbers: UK vs the rest of the world | Exit Games UK». exitgames.co.uk (en inglés estadounidense). Consultado el 21 de abril de 2018. 
  9. «Real-life escape games offer respite from daily stresses». South China Morning Post (en inglés). Consultado el 25 de septiembre de 2018. 
  10. Clarke, Samantha Jane; Peel, Daryl J.; Arnab, Sylvester; Morini, Luca; Keegan, Helen; Wood, Oliver (25 de septiembre de 2017). «EscapED: A Framework for Creating Educational Escape Rooms and Interactive Games to For Higher/Further Education.». International Journal of Serious Games 4 (3). ISSN 2384-8766. doi:10.17083/ijsg.v4i3.180. Archivado desde el original el 2 de junio de 2018. Consultado el 8 de marzo de 2019. 
  11. «Polonia ordena el cierre de trece ‘escape rooms’ tras la muerte de cinco adolescentes». La Vanguardia. 6 de enero de 2019. 
  12. EFE (7 de enero de 2019). «Polonia revisa 325 'escape rooms' y cierra 25 tras la muerte de cinco adolescentes en un incendio». 20 minutos. 
  13. «Los mejores escape books: libros que no se leen, se juegan». Consultado el 10 de mayo de 2021. 
  14. «Libros de actividades para devanarse los sesos en Navidad». Consultado el 10 de mayo de 2021.