Envenenamiento por organofosforados

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Intoxicación por organofosforados
Phosphate formula.svg
Especialidad medicina de emergencia
Síntomas incremento de salivación, diarrea, pupilas pequeñas, temblor muscular, confusión
Causas organofosfatos[1]
Diagnóstico basada en símtomas y confirmado por butirilcolinesterasa[1]
Diagnóstico diferencial Intoxicación por carbamato[1]
Prevención acceso decreciente[1]
Medicación atropina, oximas, diazepam[1]
Frecuencia casi 3 millones por año
Tasa de letalidad >200,000 por año[1]
Sinónimos
Toxicidad de órganofosforados, sobredosis de órganofosforados, intoxicación por órganofosforados
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Los organofosforados (OF) se usan como insecticidas, medicamentos y agentes nerviosos.[2]​Los síntomas incluyen aumento de la producción de lágrimas y saliva, diarrea, vómitos, miosis, sudoración, temblores musculares y confusión.[1]​ Si bien el inicio de los síntomas suele ser de minutos a horas, algunos síntomas pueden tardar semanas en aparecer.[3][4]​ Los síntomas pueden durar de días a semanas.[1]

El envenenamiento por organofosforados ocurre más comúnmente como un intento de suicidio en áreas agrícolas del mundo en desarrollo y menos comúnmente por accidente. [1]​ La exposición puede ser por beber, inhalar los vapores o la exposición de la piel. [2]​ El mecanismo subyacente implica la inhibición de la acetilcolinesterasa (AChE), lo que lleva a la acumulación de acetilcolina (ACh) en el cuerpo. [1]​ El diagnóstico generalmente se basa en los síntomas y puede confirmarse midiendo la actividad de la butirilcolinesterasa en la sangre.[1]​ La intoxicación por carbamato puede presentarse de manera similar.[1]

Los esfuerzos de prevención incluyen la prohibición de tipos muy tóxicos de organofosforados. [1]​ Entre los que trabajan con pesticidas, también es útil usar ropa protectora y ducharse antes de ir a casa.[5]​ En los pacientes con envenenamiento por organofosfato, los tratamientos primarios son la atropina, las oximas, como la pralidoxima y el diazepam.[1][2]​ También se recomiendan medidas generales, como oxígeno y líquidos intravenosos.[1]​ Los intentos de descontaminar el estómago, con carbón activado u otros medios, no han demostrado ser útiles. [1]​ Si bien existe un riesgo teórico de que los trabajadores de la salud se encarguen de que una persona envenenada se envenene a sí misma, el riesgo parece ser muy pequeño.[1]

Los OF son una de las causas más comunes de envenenamiento en todo el mundo.[1]​ Hay casi 3 millones de envenenamientos por año que resultan en doscientas mil muertes. [1]​ [3] Como resultado, alrededor del 15% de las personas que están envenenadas mueren.[1]​ Se ha reportado envenenamiento por organofosfato al menos desde 1962.[6]

Signos y síntomas[editar]

Los síntomas del envenenamiento por organofosforados incluyen debilidad muscular, fatiga, calambres musculares, fasciculación y parálisis. Otros síntomas incluyen hipertensión e hipoglucemia.

La sobreestimulación de los receptores nicotínicos de acetilcolina en el sistema nervioso central, debido a la acumulación de ACh, produce ansiedad, dolor de cabeza, convulsiones, ataxia, depresión de la respiración y la circulación, temblor, debilidad general y potencialmente coma. Cuando hay expresión de una sobreestimulación muscarínica debida a un exceso de acetilcolina en receptores de acetilcolina muscarínicos, los síntomas de trastornos visuales, opresión en el pecho, sibilancias debido a broncoconstricción, aumento de las secreciones bronquiales, aumento de la salivación, lagrimeo, sudoración, peristalsis y micción pueden ocurrir.[7][8]

Los efectos de la intoxicación por organofosfato en los receptores muscarínicos se recuerdan mediante el uso del mnemónico SLUDGEM (salivación, lagrimeo, micción, defecación, motilidad gastrointestinal, emesis, miosis) [9]​ Un mnemónico adicional es MUDOS, miosis, micción, diarrea, diaforesis, reacciones, y salivación.[10]​ El inicio y la gravedad de los síntomas, ya sean agudos o crónicos, dependen de la sustancia química específica, la ruta de exposición (piel, pulmones o tracto GI), la dosis y la capacidad de los individuos para degradar el compuesto, que el nivel de enzima PON1 afectar.

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s Eddleston, Michael; Buckley, Nick A; Eyer, Peter; Dawson, Andrew H (febrero de 2008). «Management of acute organophosphorus pesticide poisoning». The Lancet 371 (9612): 597-607. PMC 2493390. PMID 17706760. doi:10.1016/S0140-6736(07)61202-1. 
  2. a b c King, Andrew M.; Aaron, Cynthia K. (February 2015). «Organophosphate and Carbamate Poisoning». Emergency Medicine Clinics of North America 33 (1): 133-151. PMID 25455666. doi:10.1016/j.emc.2014.09.010. 
  3. Peter JV, Sudarsan TI, Moran JL (2014). «Clinical features of organophosphate poisoning: A review of different classification systems and approaches». Indian J Crit Care Med 18 (11): 735-45. PMC 4238091. PMID 25425841. doi:10.4103/0972-5229.144017. 
  4. Stoller, James K.; Michota, Franklin A.; Mandell, Brian F. (2009). Lippincott Williams & Wilkins, ed. The Cleveland Clinic Foundation Intensive Review of Internal Medicine (en inglés). p. 108. ISBN 9780781790796. Archivado desde el original el 10 de septiembre de 2017. 
  5. Quandt, SA; Hernández-Valero, MA; Grzywacz, JG; Hovey, JD; Gonzales, M; Arcury, TA (June 2006). «Workplace, household, and personal predictors of pesticide exposure for farmworkers.». Environmental Health Perspectives 114 (6): 943-52. PMC 1480506. PMID 16759999. doi:10.1289/ehp.8529. 
  6. Neurological Practice: An Indian Perspective (en inglés). Elsevier India. 2005. p. 479. ISBN 9788181475497. Archivado desde el original el 10 de septiembre de 2017. 
  7. Leibson T, Lifshitz M (2008). «Organophosphate and Carbamate Poisoning: Review of the Current Literature and Summary of Clinical and Laboratory Experience in Southern Israel». J Toxicol 10: 767-7704. 
  8. Eskenazi B, Bradman A, Castorina R (1999). «Exposures of Children to Organophosphate Pesticides and Their Potential Adverse Health Effects». J Environmental Health Perspectives 107: 409-419. PMC 1566222. PMID 10346990. doi:10.1289/ehp.99107s3409. 
  9. Toxicity, Organophosphate and Carbamate en eMedicine
  10. Moore C (2009). Children and Pollution: Why Scientists Disagree. Oxford University Press. pp. 109-112. ISBN 978-0-19-538666-0.