Enrique Pimentel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Enrique Pimentel (Benavides, 3 de agosto de 1574 - Jábaga, 11 de junio de 1643) fue un eclesiástico y hombre de estado español, obispo de Valladolid, de Cuenca y presidente del Consejo de Aragón.

Biografía[editar]

Hijo bastardo[1]​ del conde de Benavente Juan Alonso Pimentel de Herrera, estudió teología y derecho en el Colegio Mayor del Arzobispo de la universidad de Salamanca.

Consejero de Órdenes y caballero de la Orden de Alcántara desde 1606 por merced del rey Felipe III, en 1615 fue nombrado canónigo y arcediano de la catedral de Jaén y consejero del Tribunal de la Suprema Inquisición. Cuatro años después fue presentado para el obispado de Valladolid,[2][3]​ siendo consagrado por el arzobispo de Burgos Fernando de Acevedo, y en 1622 promovido a la diócesis de Cuenca;[4][5]​ durante los primeros años de su episcopado en Cuenca no residió aquí, pues Felipe IV le encomendó la presidencia del Consejo de Aragón; en 1626 renunció a ésta para volver a su sede, recibiendo el cargo de ministro del Consejo de Estado.[6]

Habiendo renunciado al arzobispado de Sevilla en 1643, murió en junio de ese mismo año; fue sepultado en la capilla mayor de la catedral de Cuenca.[7]


Predecesor:
Francisco Sobrino Morillas
Obispo de Valladolid
1619 - 1622
Sucesor:
Alfonso López Gallo
Predecesor:
Andrés Pacheco
Obispo de Cuenca
1622 - 1643
Sucesor:
Juan Francisco Pacheco
Predecesor:
Juan de Mendoza y Luna
Presidente del Consejo de Aragón
1628 - 1632
Sucesor:
Francisco Fernández de la Cueva

Referencias[editar]