El licenciado Vidriera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El licenciado Vidriera
de Miguel de Cervantes
Género Novela corta
Idioma Castellano
Editorial Imprenta de Juan de la Cuesta
País España
Fecha de publicación 1613
Novelas ejemplares
La española inglesa El licenciado Vidriera La fuerza de la sangre
[editar datos en Wikidata]

El Licenciado Vidriera es una las obras que componen las Novelas ejemplares de Miguel de Cervantes Saavedra, la cual fue publicada originalmente en 1613 por Juan de la Cuesta. Las Novelas ejemplares son doce novelas cortas que siguen el modelo establecido en Italia y se agrupan en dos series: las de carácter idealista y las de carácter realista. Las de carácter idealista, que son las más próximas a la influencia italiana, se caracterizan por tratar argumentos de enredos amorosos con gran abundancia de acontecimientos, por la presencia de personajes idealizados y sin evolución psicológica y por el escaso reflejo de la realidad siendo El licenciado Vidriera una de estas novelas idealistas.

Resumen[editar]

Dos caballeros estudiantes encuentran en las orillas del río Tormes, a un niño de once años, llamado Tomás, que pretendía encontrar en Salamanca un amo que a cambio de sus trabajos le diese estudios; propuesta que los estudiantes aceptan de buen grado. Al poco tiempo por su fidelidad y buen servir se había convertido en compañero y no en criado, y alcanzando gran popularidad en la Universidad por su notable ingenio.

A los ocho años los caballeros terminaron sus estudios y decidieron regresar a Málaga, su ciudad; pero después de estar en esa hermosa localidad Tomás solicita permiso a sus amos para regresar a Salamanca. En el camino se encuentra con un capitán de infantería de su Majestad el cual alababa la forma de vida de la soldadesca y convenciéndolo para que se uniera a él en su viaje por Italia y Flandes.

Cuando vuelve de su viaje por Italia se gradúa en leyes en la ciudad de Salamanca donde despierta el amor de una dama, quien despechada al no ser correspondida su pasión por Tomás, que enfrascado en sus estudios no se fija en el amor que le ofrecen, decide recurrir al poder mágico de una morisca, quien introduce cierto hechizo en un membrillo destinado a Tomás, para que éste, al comerlo, no pueda vivir sin el amor de la dama. El hechizo produce en el estudiante grandes ataques y una gravísima enfermedad, llevándole a la original locura de creerse de vidrio, no dejando que nadie se le acercara y pidiendo a la gente que le hiciera preguntas, no importaba su dificultad, él podría responderlas con soltura. El Licenciado Vidriera, así se hacía llamar, pasaba sus días paseando por las calles y satirizando casi todo lo que le rodeaba. Las noches de invierno dormía en el pajar y las noches de verano al aire libre.

Después de dos años un religioso consiguió curarlo pasando a llamarse el Licenciado Rueda; quien ahora en su sano juicio ya no es escuchado por nadie, motivo por el cual decide volver a Flandes y hacerse soldado, muriendo como tal.

La caracterización[editar]

Personajes principales[editar]

El Licenciado Vidriera

Tomás Rodaja:

Es el protagonista de la novela. Al inicio de la historia tiene once a años. Su mayor sueño es honrar a su familia con sus estudios. Tiene un gran afán por aprender cosas nuevas por lo que decide terminar su carrera en leyes. Es ingenioso, consigue los favores de la gente que lo rodea. Tiene las ideas muy claras desde pequeño y en su locura es crítico y sarcástico. Después de ser envenenado queda totalmente loco convencido que su cuerpo era de vidrio y como tal podría quebrarse fácilmente. Su curioso delirio lo hizo famoso hasta el punto de llegar a la corte ya que como loco decía grandes verdades convencionalmente no aceptadas por la sociedad y que una mente sana no era capaz de decir. Como Vidriera, Tomas se cree de vidrio y huye de todos los que se le aproximan, por miedo a quebrarse. Vidriera es un personaje excepcionalmente dotado para la visión crítica de su sociedad, gracias a su sabiduría, experiencia y locura-cordura.

Personajes secundarios[editar]

  • Amos de Tomás Rodaja: Son dos caballeros estudiantes, que  recogen a Tomas dándole estudios a cambio de su servicio. Conviven con Tomás ocho años.
  • Capitán Valdivia: se hace buen amigo de Tomás en su camino de Málaga hacia Salamanca, que terminará por tierras italianas. Finalmente cuando ha pasado de ser licenciado Vidriera a ser Licenciado Rueda y las cosas no le salen bien en Salamanca decide volver con él a Flandes.
  • Dama de Salamanca: Se enamora de Tomás, pero al ser rechazada por él, intenta conquistarlo a través de pócimas, que lejos de conseguir su objetivo, le envenenan provocándole la locura.
  • Religioso de la Orden de San Jerónimo: Después de pasarse Tomás dos años considerándose de vidrio, éste le devuelve su cordura.
  • Muchachos del pueblo: Aparecen varias veces en la obra, bien metiéndose con Tomás, bien haciéndole preguntas.
  • Príncipe: Se encontraba en la Corte cuando el Licenciado Vidriera estaba en auge.
  • Morisca: Personaje que facilita a la dama la pócima que envenena a Tomás y lo deja sin juicio.

Análisis y temas[editar]

Don Quijote y el Licenciado vidriera[editar]

Otra característica que vale la pena destacar son las similitudes que encontramos entre esta novela ejemplar y Don Quijote. En las dos obras Cervantes crea dos personajes principales que padecen algún trastorno mental. Los paralelismos son evidentes, pues don Quijote se vuelve loco por leer libros, por una actividad en cierto modo intelectual, y su locura le lleva al ejercicio de las armas, mientras que Vidriera es un lector, un intelectual que rechaza el mundo de las armas, a quien lo vuelven loco y que, sólo cuando recupera su cordura se ve obligado a ejercitarlas.[1]Ambos son intelectuales y se expresan muy elegantemente hasta el punto de parecer personas juiciosas, sin embargo sus conductas no son exactamente normales y hablan muchas disparatadas. También podemos ver que ambos personas usan sus vestuarios como protección, el licenciado para no quebrarse y Don Quijote para ser un caballero andante. Por otra parte a diferencia de Don Quijote, el Licenciado Vidriera es visto por muchos como una autobiografía la cual refleja las experiencias vividas por Cervantes ya que al igual que el Licenciado vidriera, Cervantes también era un hombre de estudios y soldado. Ambos se mueven entre las armas y las letras, entre la cordura y la locura. Curiosamente, la novela larga sólo desarrolla la locura, mientras que la novela corta nos ofrece la secuencia completa de cordura-locura-cordura. Ambos personajes mantienen la misma falta de compromiso con la realidad inmediata, ya sea por abstracción y aislamiento intelectual, ya por los efectos de la locura caballeresca, los dos son firmemente voluntaristas, y los dos fracasan en sus propósitos y son rechazados por la sociedad.

El personaje del Licenciado Vidriera y la sociedad[editar]

Se ha pensado que Vidriera es una proyección muy personal del propio Cervantes. Sin embargo  Cervantes no consigue dar el necesario calor humano al licenciado loco que, le da a don Quijote, Si no que el Licenciado Vidriera queda más bien en un convencional muñeco literario (Heiple 20). Cada uno de los tres nombre con los que al protagonista se le conoce en el relato  (Tomás  Rodaja, licenciado  Vidriera,  Tomás Rueda)  constituye  el centro  de gravedad  de las  distintas  secuencias narrativas:  el  protagonista es  Tomás  Rodaja mientras  dura lo  que  se ha  dado  en llamar  etapa  de aprendizaje;  pasa  a llamarse El licenciado Vidriera en los días en que pierde la razón, y acaba llamándose Tomás Rueda en el momento en el que sana de su locura.

Cervantes plantea a través de esta novela y sus personajes la relación sociedad-individuo, desde la óptica de la satisfacción de necesidades. Cervantes expones la idea de que la  sociedad generalmente rinde tributo a aquellos personajes excéntricos, valientes y directos que sin temor a las consecuencias alzan su voz o expresan todo aquello que las mayorías temen tan siquiera pensar, pero es únicamente a través de esas acciones y durante ese tiempo de valentía que se convierten en héroes y líderes de la multitud, ya que al primer indicio de temor o de debilidad, los colectivos sociales tienden a buscar nuevos liderazgos, capaces de satisfacer su necesidad de reivindicación y expresión. En esta novela, a través de los diálogos, Cervantes expone toda una crítica hacia la sociedad española, considerando enseñanzas sobre cómo se debía actuar Cervantes encuentra la forma para revelar a una sociedad y su idiosincrasia es la locura, enlazando así toda la novela en su personaje central que es el portador de este conocimiento, adquirido por los estudios, pero sólo expresado por su locura. El personaje cervantino se ubica al margen de la sociedad, como los pícaros literarios, porque la perspectiva desde fuera es necesaria para la visión satírica, pero en los límites que la sociedad acepta y la realidad (Segre 55)

La locura del Licenciado vidriera[editar]

Lo más destacable de la personalidad del Licenciado Vidriera como se hacía llamar Tomas Rodaja durante su locura es la forma en la que este puede desarrollar una crítica mordaz, satírica, pero extrañamente coherente de los diferentes sectores y clases sociales de la época, muchos de sus comentarios su agudeza resalta, convirtiéndose en un vocero de lo que las demás personas temían expresar, era la voz del pueblo, aquel capaz de criticar a todos, sin temor, en vista a su supuesta locura, de represalias o actos coercitivos en su contra, llegando a ser una especie de “mesías”, teniendo seguidores por doquier, admirado y respetado como nunca antes en su vida había sido. Desde el punto de vista literario podemos decir que Cervantes utiliza la figura del loco para decir "la verdad" acerca del mundo en el que el vivía. Sin embargo la sátira social llega de ángulo imprevisto ya que Cervantes es capaz de establecer una relación entre el loco y el mundo, muy similar a la que establece la literatura y la vida (García 329).

Bibiliografía[editar]

Cervantes, Miguel de. El Licenciado Vidriera. Ed. Jorge García López. Madrid: Real Academia Española, 2013. 265-301.

Ángeles Encinar, María.  “La formación de personajes en tres novelas ejemplares: El licenciado Vidriera, El celoso extremeño y La fuerza de la sangre.” Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America 15.1 (1995): 71-81.

Edwards, Gwynne. “Cervantes's 'El licenciado Vidriera': Meaning and Structure.”  Modern Lenguaje Review 68 (1973): 559-68. Web 14 Apr. 2016

García Lorca, Francisco.  “El Licenciado Vidriera y sus nombres”.  Revista Hispánica Moderna 31 (1965): 159-168

González Blanco, Azucena. "Razón Y Sinrazón En 'El Licenciado Vidriera,' 'El Casamiento Engañoso' Y 'El Coloquio De Los Perros'." Confluencia: Revista Hispánica De Cultura Y Literatura 28.2 (2013): 180-195. MLA International Bibliography. Web. 14 Apr. 2016.

Friedman, Edward H. “Conceptual Proportion in Cervantes' "el Licenciado Vidriera"”. South Atlantic Bulletin 39.4 (1974): 51–59. . MLA International Bibliography. Web. 14 Apr. 2016.

Heiple, Daniel L. “El Licenciado Vidriera Y El Humor Tradicional Del Loco”. Hispania 66.1 (1983): 17–20. Web 14 Apr. 2016

Urí Martín, Manuel. "La Construcción Del Protagonista En El Licenciado Vidriera Y Sus Implicaciones Estructurales E Interpretativas." Studies in Honor of James O. Crosby. 383-397. Newark, DE: Juan de la Cuesta, 2004. MLA International Bibliography. Web. 14 Apr. 2016.

García Antón, Cecilia. "Temas Cervantinos En El Teatro Español Del Siglo XIX: 'El Licenciado Vidriera'." Revista De Literatura 57.114 (1995): 529-542. MLA International Bibliography. Web. 14 Apr. 2016.

Artigas, María del Carmen. “Un breve comentario sobre el converso en El licenciado Vidriera”. Romance Notes 43.1 (2002): 37-41. Web. 14 Apr. 2016.

Segre, Cesare.  “La  estructura psicológica  de El  licenciado Vidriera”. Actas  del  I Coloquio Internacional de la Asociación de Cervantistas. Barcelona: Anthropos, 990: 53-62. Web. 14 Apr. 2016.

Enlaces externos[editar]

http://cervantes.tamu.edu/english/ctxt/cec/disk5/LVWORD.html