Eduardo III de Bar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escudo de Duque de Bar.

Eduardo de Bar, 3º conde-duque de Bar y marqués de Pont-Mousson (finales de junio de 1377 - Agincourt, 25 de octubre de 1415), fue un noble y militar francés, muerto en acción en la batalla de Agincourt.

Antecedentes familiares[editar]

Hijo de Roberto, conde-duque de Bar, y de María de Francia, hija de Juan II el Bueno, Eduardo sucedió en estos títulos a sus hermanos Enrique y Felipe, muertos en Nicosia en 1396.

En 1396 su padre lo nombró marqués de Pont-Mousson, recibiendo más tarde (1411) el ducado de Bar.

Su carrera militar[editar]

Nacido en plena Guerra de los Cien Años, el rey Carlos VI, llamado "el Loco", le encomendó en 1405 la defensa de Boulonnais que estaba amenazada por los ingleses.

A fines del año siguiente participó en la expedición de Guyenne bajo la órdenes de Luis de Valois, aunque en 1407 se alió con Juan Sin Miedo y sus borgoñones en contra de los franceses. Curiosamente para los historiadores modernos (ya que esos cambios de bando eran comunes en la Edad Media), Eduardo terminó combatiendo junto al segundo y al hijo del primero (Carlos I de Orleans) bajo los pendones de la Flor de Lis en la batalla de Agincourt.

Agincourt[editar]

Cuando el rey Enrique V de Inglaterra invadió Francia en 1415, Eduardo de Bar ostentaba ya todos sus títulos nobiliarios (ya que su padre había muerto en 1411).

Contribuyó al esfuerzo francés en Agincourt con hombres y caballos, y se ubicó en la segunda división gala (centro, entre la vanguardia y la retaguardia). Quedó al mando del centro junto al duque Juan de Alençon. Las tropas que mandaba estaban compuestas por entre 3.000 y 6.000 hombres de armas y servidores armados.

Junto a Bar y Alençon formaron las tropas de los condes de Nevers, Roussy, Grand-pré, Vaudemont, Salines y Blaumont, con los arqueros, los ballesteros y la artillería (según algunos autores). Las propias fuentes francesas de la época señalan que el centro francés fue aniquilado sin llegar a disparar ni una sola flecha o venablo.

Bar avanzó hasta un largo de lanza de la vanguardia francesa y allí se vio envuelto en la salvaje melée que siguió. Eduardo murió en la lucha, no se sabe si en combate o si, capturado, fue asesinado con el resto de los prisioneros aquella misma tarde.

Sucesión[editar]

Eduardo de Bar fue sucedido por su hermano pequeño pues, si bien tuvo numerosos hijos naturales, jamás se casó y por lo tanto no tuvo herederos legítimos.

Sus armas[editar]

Eduardo llevó a la batalla de Agincourt su escudo con las siguientes armas: sobre campo de azur sembrado de pequeñas cruces, dos barbos en oro puestos de espaldas.

Véase también[editar]