Discusión:Las vírgenes suicidas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Novela versus Película: cómo desambiguar[editar]

Acabo de leer la novela y quería ampliar el artículo, pero no sé cómo hacer una desambiguación entre la película y la novela. Como es la primera vez que me encuentro con esto, y llevo poco tiempo activa en WP, espero que otro usuario o un bibliotecario me dé instrucciones antes de meter la gamba. ¡Dime argo!--Erein 16:54 19 ene 2007 (CET)

Texto sospechoso de plagio[editar]

Argumento[editar]

La historia toma lugar en el pueblo Grosse Pointe (Míchigan) en el año 1970, donde cuatro chicos del vecindario se reflejan en sus vecinas, las cinco hermanas Lisbon. Hermosas pero estrictamente inalcanzables debido a sus sobreprotectores padres que las aíslan de todo lo que las rodea, Therese, Mary, Bonnie, Lux y Cecilia Lisbon son los enigmas que llenan los sueños de los chicos.

La película comienza con el intento de suicidio de la hermana más joven de trece años, Cecilia, y la inmediata secuela de sus actos. Durante una fiesta de verano - para hacer sentir mejor a Cecilia - ella se disculpa en medio de la fiesta y se quita la vida saltando desde la ventana de su habitación cayendo sobre una barra de hierro. Tras su acto, la familia Lisbon se aísla aún más dentro de su comunidad, aumentando el misterio que hay con ellos.

El nuevo año escolar empieza ese otoño y Lux, la más promiscua de las hermanas Lisbon, forma una relación secreta con Trip Fontaine, el rompecorazones de la escuela. Trip intenta que el señor Lisbon le permita llevar a Lux al baile de la escuela (prometiéndole que encontrará citas para las otras hermanas y así ir todos en grupo). Después de ser coronados Rey y Reina del baile, Lux y Trip tienen sexo en el campo de fútbol esa misma noche. Trip la abandona inmediatamente después.

Rompiendo el toque de queda, Lux y sus hermanas son sacadas de la escuela por una furiosa señora Lisbon, secuestradas, sin salir de casa por tiempo indefinido. Incapaces de dejar su hogar, las hermanas Lisbon contactan a los chicos usando señales de luz, y comparten canciones por el teléfono como una forma de comunicación de sus emociones mutuamente.

En ese tiempo, Lux comienza a tener encuentros sexuales con chicos desconocidos en el tejado de su casa por la noche, mientras los chicos la observan del otro lado de la calle. Finalmente, después de meses de confinamiento, las chicas Lisbon le dan una señal a los chicos para ir por la noche - presuntamente para ayudarlas a escapar de su casa. - Cuando los chicos llegan, se encuentran a Lux fumando un cigarrillo sola en el living. Los invita a que pasen para esperar a sus hermanas, mientras ella va a esperar en el auto.

Los chicos vagan por el sótano y descubren un cuerpo colgando del techo; aterrorizados, corren fuera de la casa. En el proceso, pasan por encima de los cuerpos de las hermanas Lisbon restantes, quienes se han matado todas en un evidente pacto de suicido momentos antes: Therese ha tomado pastillas para dormir, Bonnie se colgó en el sótano, Mary metió su cabeza en el horno con el gas prendido, y Lux murió intoxicada por monóxido de carbono dejando el motor del auto encendido en el garage.

Devastados por los suicidios de todas sus hijas, el señor y la señora Lisbon rápidamente dejan el vecindario, para nunca volver. La casa de los Lisbon es vendida poco tiempo después, junto con todas sus pertenencias, mientras sus vecinos - inseguros de como actuar - siguen sus vidas como si nada importante hubiera pasado. Los chicos, sin embargo, son incapaces de olvidar a las hermanas Lisbon. Ellos pasan el resto de sus vidas reviviendo las muertes de las chicas Lisbon, y la secuencia de los eventos repitiéndose una y otra vez... sólo para descubrir que el misterio de las chicas nunca se resolverá, y las Lisbon los atormentarán por siempre.

Referencias[editar]

El sonado debut de Sofia Coppola como directora debe mucho de su repercusión a la campaña publicitaria que le ha precedido. Por otro lado, hay que tener en cuenta que la película indaga en el lado más oscuro de la familia americana convencional, lo que parece haberse puesto de moda este año con películas como American beauty o Magnolia. En este caso, la acción se traslada a los años setenta y, si algo consigue la directora, es crear una atmósfera que evoca el estilo de vida de esa época a partir de pequeños detalles. Consideración especial merecen algunas de las imágenes que muestran a las protagonistas en el campo y que son un híbrido entre las fotografías de David Hamilton y la publicidad de desodorantes u ambientadores de esa década (véase el inevitable spot de Men for sun que se proyectaba permanentemente en el tristemente desaparecido cine Astoria de Bilbao).

El drama de las jóvenes muchachas Lisbon le permite a Sofia Coppola exteriorizar sensaciones. Poco parece interesarle el dramático suceso, las motivaciones que lo provocaron o la búsqueda de culpables. Su objetividad en este aspecto linda con el documento informativo, el cual, nada tiene que ver con la labor periodística que desarrollan las televisores locales en la película y que Coppola critica con dureza. Las hermanas Lisbon son presentadas como seres fantasmales, etéreos, intangibles. La influencia de su severa madre educándolas en un estricto ambiente religiosa ha sido decisiva. El personaje, que a pesar de su escasa presencia en pantalla es determinante en la historia, está magníficamente interpretado por Kathleen Turner, actriz cuya labor en esta película pone de manifiesto que ha sido totalmente desaprovechada en su faceta dramática.

El intento de distanciarse de las cinco hermanas se sustenta principalmente en la adopción del punto de vista de sus amigos, muchachos que vivían en las casas vecinas con uno de los cuales una de ellas llegó a mantener relaciones. Hay que tener en cuenta que la película está narrada por uno de ellos y que es éste quien ofrece su particular visión de la historia. Tal vez sea ésta la causa por la que en más de una ocasión el guión se desvanezca en anécdotas intrascendentes que provocan el que se establezcan inevitables paralelismos con la serie de televisión Aquellos maravillosos años, por poner un ejemplo.