Die Gedanken sind frei

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Die Gedanken sind frei. Hoffmann von Fallersleben, Ernst Heinrich Leopold Richter, Canciones populares silesianas con las melodías, 1842.

"Die Gedanken sind frei" ("Los pensamientos son libres") es una canción alemana. La letra y melodía están recogidas en el Lieder der Brienzer Mädchen (Canciones para chicas de Brienz), editado en Berna, Suiza, en 1780.[1] Se trata de una obra anónima, aunque la versión más popular "Aus Neukirch bei Schönau" fue realizada por Hoffmann von Fallersleben en su colección de 1842 Schlesische Volkslieder mit Melodien (Canciones folkoricas Silesianas con melodía).

El texto[editar]

La idea presentada en el título — Los pensamientos son libres — ha sido expresada desde el inicio de la historia, y retomó importancia durante la Edad Media, cuando Walther von der Vogelweide (1170-1230) cantó: "Sind doch Gedanken frei" ("Los pensamientos son ciertamente libres"). El Minnesänger austriaco Dietmar von Aist (siglo XII) compuso la línea "Die Gedanken, die sind ledig frei" ("Tan sólo los pensamientos son libres"). La versión actual se basa en Hoffmann von Fallersleben.[2]

Originalmente sólo tuvo cuatro estrofas, pero se añadió posteriormente una quinta. Hoy en día, su orden puede variar. Durante la Revolución Alemana (1848/1849) la canción estuvo prohibida. Fue usada también por la Rosa Blanca (Die weiße Rose), el movimiento de resistencia antinazi en Alemania. Pete Seeger grabó la canción en 1966 en su álbum Dangerous Songs!?.

Esta canción ha sido recientemente interpretada y popularizada por la banda neoyorquina Brazilian Girls.

Letra y traducción[editar]

La versión más extendida actualmente es la siguiente:

Alemán Español
1. Die Gedanken sind frei Los pensamientos son libres
wer kann sie erraten? ¿quién puede adivinarlos?
Sie fliegen vorbei Se pasan volando
wie nächtliche Schatten. como sombras nocturnas.
Kein Mensch kann sie wissen, Ningún hombre puede saberlos,
kein Jäger erschießen ningún cazador puede dispararlos
mit Pulver oder Blei: con pólvora o plomo:
Die Gedanken sind frei! ¡Los pensamientos son libres!
- -
2. Ich denke, was ich will Pienso, lo que quiero,
und was mich beglücket, y eso me hace feliz,
doch alles in der Still’ y todo en silencio’
und wie es sich schicket. así como se me ocurra.
Mein Wunsch und Begehren Mis deseos y necesidades,
kann niemand verwehren, nadie puede negarlos,
es bleibet dabei: lo que queda así:
Die Gedanken sind frei! ¡Los pensamientos son libres!
- -
3. Und sperrt man mich ein Y aunque me encierren,
im finsteren Kerker, en el calabozo más oscuro,
das alles sind rein todo eso
vergebliche Werke. es inútil.
Denn meine Gedanken Que mis pensamientos,
zerreißen die Schranken echan abajo las barreras
und Mauern entzwei: y murallas (en pedazos):
Die Gedanken sind frei! ¡Los pensamientos son libres!
- -
4. Drum will ich auf immer Por eso quiero dejar
den Sorgen entsagen, para siempre las preocupaciones,
und will mich auch nimmer y jamás quiero ajetrearme
mit Grillen mehr plagen. con los grillos mortificantes.
Man kann ja im Herzen Uno ya puede dentro de su corazón,
stets lachen und scherzen reír y bromear
und denken dabei: mientras piensa:
Die Gedanken sind frei! ¡Los pensamientos son libres!
- -
5. Ich liebe den Wein, Amo al vino
mein Mädchen vor allen, y sobre todo a mi chica,
sie tut mir allein ella es la
am besten gefallen. que más me gusta.
Ich bin nicht alleine No estoy solo,
bei meinem Glas Weine, tomando mi copa de vino
mein Mädchen dabei: mi chica conmigo:
Die Gedanken sind frei! ¡Los pensamientos son libres!

Historia y significado político[editar]

La canción representa el deseo de obtener libertad y independencia sobre todo en tiempos de supresión política:

  • En 1942 fue encarcelado el padre de Sophie Scholl por criticar el régimen Nazi. Por las tardes Sophie Scholl tocaba la melodía de la canción en la flauta cerca de las murallas de la prisión para que su padre la escuchara.
  • El 9 de septiembre de 1948 en la Berliner Blockade, Ernst Reuter, en su discurso ante 300.000 ciudadanos de Berlín, reclamaba a los pueblos del mundo que no entreguen la ciudad. Después de su discurso público el pueblo empezaba a cantar espontáneamente la canción "Die Gedanken sind frei".
  • Hoy en día se escucha la canción sobre todo en las manifestaciones contra la censura y vigilancia estatal.

Referencias[editar]

  1. Die Gedanken sind frei. Free online text repository. Universidad de Viena. http://www.univie.ac.at/elib/index.php?title=Literatur:Die_Gedanken_sind_frei_-Lieder_der_Brienzer_Maedchen
  2. Schlesische Volkslieder mit Melodien (Canziones populares silesianas con las melodías) 1842, Hoffmann von Fallersleben und Ernst Richter, Leipzig, Breitkopf und Härtel.

Enlaces externos[editar]