Cultura de Liangzhu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cultura de Liangzhu
Liangzhu map.svg

Localización geográfica aproximada
Datos
Cronología Neolítico en China (3400–2250 BC)
Localización Zhejiang, China


Ruinas arqueológicas de la ciudad de Liangzhu
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
Localización
País Bandera de la República Popular China China
Datos generales
Criterios Cultural: (iii), (iv)
Identificación 1592
Región Asia y el Pacífico
Inscripción 2019 (? sesión)
Superficie 1,433.66 ha

La cultura de Liangzhu (aprox. 3400 - 2000 a. C.) se concentró en el área del lago Tai en China. Hasta la fecha, se han registrado muchos cientos de sitios de la cultura Liangzhu, que se caracterizan, de manera especial, por la abundancia de artefactos de jade colocados en los entierros. Tienden a presentarse en grupos, y cada uno de ellos parece tener un lugar central identificado sea por gran arquitectura pública o entierros elaborados.

Taosi y Liangzhu representan las sociedades complejas más desarrolladas durante el tercer milenio a.C. en China. Ambas conformaban sistemas políticos bastante estratificados. Los grupos de élite eran capaces de obtener y mantener un estatus político por medio de su poder ritual. De manera irónica, las dos desaparecieron del registro arqueológico hacia el final del tercer milenio a.C., pero no fueron las únicas culturas que dejaron de existir en dicha época.

La disminución en el número de sitios y el abandono de centros regionales fueron un fenómeno común en el paisaje a lo largo de los valles de los ríos Amarillo y Yangtsé. Esto marcó el fin del Periodo Neolítico y el inicio de la Edad del Bronce en China, con el ascenso del Estado Erlitou (1900-1500 a.C.), que tuvo su centro en la cuenca del río Yi, en la parte occidental de Henan. Muchos arqueólogos han postulado que este cambio coincidió con la época del 'Gran Diluvio', tal como está registrado en textos antiguos. Se creía tradicionalmente que este diluvio o gran inundación fue controlado por Yu el Grande, el legendario rey fundador de la dinastía Xia, hacia, aproximadamente, 2000 a.C. Si bien el trasfondo histórico de la formación del mito del Gran Diluvio necesita ser estudiado en profundidad, ciertamente muchas investigaciones científicas han demostrado la realidad del acontecimiento al constatar un episodio de deterioro climático alrededor de 2200 a 2000 a.C. en China. Incluso algunos sitios neolíticos muestran evidencias de grandes aluviones hacia fines del tercer milenio a.C., como Mojiaoshan, en Zhejiang. Por lo tanto, si bien los relatos legendarios acerca del control de estas catástrofes pueden haber sido solo invenciones, es probable que sí hubiesen ocurrido inundaciones devastadoras en muchos valles, con lo que se destruyeron numerosos asentamientos, quedando como parte de la memoria colectiva de las antiguas poblaciones, terminando por mitificarse.